Clic Para Compartir

Un granito de arena al planeta tierra

En la sección Medio Ambiente por el 1 octubre 2009 a las 12:00 am
foto un granito de arena para el planeta tierra-1

Granito de arena

El planeta, con los seis mil millones de habitantes que hospeda, cada día nos avisa de lo que se avecina y aún así no tomamos cartas en el asunto de su cuidado y preservación. Algunos tenemos conciencia del daño irreparable que los seres humanos le hemos hecho, pero… la otra gran parte de la población ¿cómo estará actuando?

Vemos un mundo cambiante donde la huella ecológica cada día está más marcada y los fenómenos naturales dejan más daño a su paso; como si nuestra tierra respondiera a lo que el hombre no ha sabido utilizar de manera sustentable. Debemos actuar como los que ya se suman a esta gran tarea del cuidado del medio ambiente, comenzando desde el hogar con los más pequeños, ya que ellos son más sensibles a seguir nuestros buenos actos que a nuestras palabras; juntos en familia se puede lograr la cultura de preservación y sustentabilidad. Primero que nada es conveniente explicar a los niños el por qué de tomar ciertas medidas en casa: como el ahorro racional del agua (para no sufrir lo que en estos momentos sufren nuestros hermanos capitalinos), el uso adecuado de artefactos que funcionan con bastante energía eléctrica, tales como, hornos de microondas, planchas o aires acondicionados, estos últimos debemos usarlos cuando verdaderamente se necesite: en las noches para descansar a la temperatura adecuada, y por que no, en los autos cuando ya ha bajado el sol y el ambiente es menos caluroso; debemos también explicarles acerca de la importancia del reciclaje de la basura y de la elaboración de composta, tarea que gratamente he observado en algunas familias, donde los jóvenes y niños colaboran con esta actividad, ya que, separando basura ayudamos agigantadamente a quienes tienen por trabajo separar lo orgánico de lo inorgánico, y mas que nada poder llevar a el lugar al que pertenecen, artefactos que pueden dañar al suelo y a nuestros mantos acuíferos. Podemos optar también por poner algunos maceteros en las áreas donde los aparatos electrónicos están por mucho tiempo trabajando y así purificar el ambiente. Actualmente el mercado nos ofrece productos biodegradables, al igual que los ecologistas, que preocupados por esta misión nos brindan una oportunidad para cooperar con el cuidado del medio ambiente.

Cuando la infraestructura crece y solo se piensa en los espacios cimentados, se acaba con las áreas verdes y por ende se incrementa gradualmente la temperatura del ambiente, por ejemplo: se reciente cuando los espacios que quedan para poder estacionarse son sin sombra, por esto, debemos sembrar muchos árboles, ellos nos sirven para tomar un descanso bajo un sol en su esplendor, después de una caminata intensa entre el medio día y las tres de la tarde o que mejor que poder encontrar un frondoso árbol para poder hacer una pausa cuando los niños y adolescentes desean descansar un rato en un reñido desfile… como estos, podemos mencionar muchísimos mas ejemplos, recuerda: los árboles son nuestros pulmones. Felipe Carrillo Puerto todavía se caracteriza por ser un lugar que preserva la naturaleza, por tener muchas áreas todavía verdes, con árboles frondosos y legendarios, característicos por sus propiedades curativas, también por ser un lugar donde sus noches y amaneceres son frescos. Cabe comentar, que Felipe carillo puerto y Tulum guardan y comparten el regalo mas preciado de la naturaleza: los mantos acuíferos y ríos subterráneos de Sian ka’an que hasta nuestros días se conservan, pero si no tomamos medidas urgentes podríamos perder esta reserva, y con ello estaríamos adelantando las profecías que anuncian la ausencia de nuestro líquido vital.

Otra manera de contribuir al cuidado del planeta, es la conservación de cada ecosistema, por eso, debemos dejar de comprar animales en peligro de extinción; es muy cierto que son hermosos, pero ellos tienen su habitad: si eres “dueño” de alguno de estos seres vivos iguales a nosotros, déjalos libres, recuerda que a nadie le gusta vivir preso; deja también las conchas de mar en su sitio, en Quintana Roo abundaban al igual que los mangles, los corales y los peces en las cercanías de las playas; tampoco mezcles un ecosistema con otro, ya que sin quererlo provocamos un desequilibrio ecológico. Seamos más conscientes, urgen las buenas acciones, nuestra madre tierra lo merece: solo basta con mirar los hermosos colores del cielo en el ocaso para saberlo. ¡Haz tu parte y ponte en marcha!

No olvides que si la temperatura continua elevándose se avecinaran catástrofes aún más serias para toda humanidad. Por tus hijos, nietos, hermanos y hermanas y después por ti, siembra un árbol y cuida nuestro hogar: ¡el planeta azul!

Tags:

Deja un comentario