Clic Para Compartir

Democracia y civilidad electoral en radio y televisión

En la sección Política por el 1 mayo 2010 a las 5:32 am

Los servicios de radio y televisión son una actividad de interés público, sin menoscabo de la libertad de empresa. El interés público y la libertad de empresa son derechos y responsabilidades completamente compatibles en un estado democrático de derecho.
Garantizar la función social en la prestación del servicio público de radio y televisión no es un asunto menor. Es un tema estratégico en el clima de respeto y tolerancia, la promoción de la reflexión y el mejoramiento de las formas de convivencia.
Esto adquiere un valor muy especial y se torna particularmente delicado en los procesos electorales, porque los partidos políticos son la única vía para acceder y mantener el poder. La lucha por alcanzar y conservar el poder se convierte en una verdadera guerra, cuyas reglas siempre son estiradas al límite con el fin de alcanzar la victoria y derrotar al enemigo.
Mantener los niveles de civilidad en la lucha electoral es una tarea permanente.
Quintana Roo renueva el próximo 4 de julio la gubernatura, las nueve presidencias municipales y los 25 legisladores locales. Las elecciones se adelantaron (debían efectuarse en febrero de 2011) con motivo de las reformas constitucionales para homologar las elecciones al mes de julio. De modo que en Quintana Roo, se tendrá durante nueve meses dos gobernadores: el constitucional y el electo, lo cual será un escenario inédito y pondrá a prueba a la clase política del Estado.
Acuerdo para la equidad y la civilidad mediática
Estos comentarios sobre civilidad y equidad en radio y televisión vienen a colación por el acuerdo alcanzado en días pasados en el Consejo General del Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo), en el que sientan las bases para garantizar condiciones de igualdad en la cobertura informativa, civilidad en el tono de la contienda y legalidad en el uso de los medios de comunicación.
No es un asunto menor.
Los tiempos de las campañas de persona a persona quedaron en la historia y en la actualidad el proselitismo se realiza principalmente en el terreno de los medios de comunicación, muy en especial en la radio y la televisión, por el grado de cobertura y de consumo social. Los medios de comunicación son el terreno natural donde se dirimen los principales asuntos de la vida pública.
Por ello, es muy importante el acuerdo alcanzado en el colegiado electoral, aunque tenga carácter de exhorto; un llamado de la autoridad; una invitación a los medios de comunicación, a que asuman esa función que los define como una empresa particular o gubernamental que ofrece servicios de comunicación, indispensables para la convivencia pública y que utiliza un bien de la nación que le es concesionado o permisionado para su usufructo, bajo principios de responsabilidad social.
Hizo bien el Ieqroo al asumir esta tarea, ya que atiende un aspecto decisivo hoy en día en las elecciones, y cumple así, con su encargo de vigilar el cumplimiento de las disposiciones constitucionales y legales en materia electoral, así como de velar porque los principios de certeza, legalidad, imparcialidad y profesionalismo rijan todas sus actividades.
Por este motivo, el Ieqroo al conocer una queja sobre algún tipo de inequidad informativa en la cobertura de las campañas, podrá realizar acciones para hacer del conocimiento dicha irregularidad a la autoridad competente.
Esta facultad vinculatoria de la autoridad comicial local, representa uno de los cambios más notables que estamos viviendo en los últimos años en materia de justicia electoral, ya que los ciudadanos, las organizaciones civiles y los propios partidos podrán presentar quejas y ser atendidas para que sean resueltas por la autoridad federal.
Movimiento judicial electoral hacia lo local
Fue la misma Magistrada María del Carmen Alanís Figueroa, presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, quien aportó luz al respecto durante su conferencia magistral ofrecida en Chetumal el pasado jueves 8 de abril, al afirmar que en 2009, casi nueve de cada diez demandas resueltas por la autoridad federal (87%), estuvieron vinculadas a elecciones locales, lo que implica que “está cambiando el movimiento judicial electoral hacia lo local”.
Valiosa aportación a la salud de las actuales elecciones en Quintana Roo.
El pertinente acuerdo alcanzado por los consejeros electorales, merece una mejor difusión entre los actores políticos, la ciudadanía y los propios periodistas, directivos y propietarios de las radiodifusoras y televisoras públicas y privadas.
El objetivo: juego limpio en los medios de comunicación.
No a la guerra sucia
Un llamado muy oportuno de la autoridad local ante el crecimiento de las denominadas campañas sucias generadas en los war rooms o cuartos de guerra de cada equipo de campaña. Sin importar el color del partido, todos tienden a utilizar “campañas negras”, de las cuales la sociedad está harta, y espera, exige, a partidos y candidatos competencias civilizadas.
Los medios tienen el deber de contribuir a condiciones de equilibrio competitivo, tanto por ética propia como por mandato de ley.
Los medios electrónicos deben conocer los precedentes adoptados por la autoridad federal electoral, ya que el desconocimiento de la ley no exonera su incumplimiento. No deben convertirse en cajas de resonancia de ataques contra algún candidato, cualquiera que sea el color de su camiseta. Esto, por supuesto, no lesiona la libertad de expresión.
Es un llamado de la autoridad electoral, por extensión, a los propios partidos y candidatos a evitar las descalificaciones y a favorecer las propuestas, esto es, a elevar el nivel del debate.
Partidos políticos, candidatos, radio y televisión tienen la oportunidad en esta campaña, de dar un paso hacia adelante y escuchar a la sociedad, que cada vez se expresa más y hace valer sus derechos con los nuevos instrumentos jurídicos que hemos construido los mexicanos a lo largo de las últimas tres décadas.
Saludable emergencia ciudadana
De acuerdo con lo expuesto por la presidenta del TEPJF en Chetumal, “ahora son más los ciudadanos que impugnan” diversos aspectos de las elecciones, ya que en 2009 dos de cada tres asuntos atendidos fueron juicios ciudadanos.
Nuestra democracia sigue evolucionando a pesar de las resistencias.
Las leyes avanzan, las instituciones se ven obligadas a cambiar y la ciudadanía está más atenta, vigilante y actuante. Agradeceré sus comentarios a: jamlugo@hotmail.com Chetumal, abril de 2010.
(*) Periodista y académico. Integrante del Colegio de Profesionistas en Comunicación de Quintana Roo, AC.

Tags:

Deja un comentario