Clic Para Compartir

¡Michoacanazo!

En la sección Actualidad por el 28 enero 2012 a las 9:32 pm

Morelia.— A mí que no me cuenten porque estuve ahí sábado, domingo y lunes y los entrevisté a todos, hasta en dos ocasiones. Por si fuera poco, la casualidad me llevó a hospedarme en el mismísimo hotel-cuartel general de los panistas, a los que vi muchas veces en su sala de prensa, el restaurante y los pasillos. Así que viví de cerca todo el drama de las caras que se fueron transformando de la comedia a la tragedia:
Domingo 09:30 hrs. Una exultante Luisa María Calderón llega a su casilla con una gran sonrisa, me presenta a su hijo y sin detener la marcha la entrevisto y me reitera lo de hace tres semanas: que está segura de su triunfo y que las acusaciones de sus adversarios por apo- yos federales de su hermano los presenten después de la elección, que para eso están los tribunales; ni una palabra sobre el narco o alguna otra inconformidad. Ahí mismo, entrevisto luego al líder del PAN, Gus- tavo Madero: por el estilo, ni la menor sombra de duda sobre el triunfo, atribuible a una gran campaña y al arrastre de Cocoa; tampoco alguna mención sobre injerencias del crimen organizado en la elección. Puro triunfalismo.
10:00 hrs. Apenas llegamos a la casilla donde arriba con toda su familia Fausto Vallejo, el candidato del PRI-Verde: sereno, parsimonioso, me responde que quien va a ganar es Michoacán, hasta que le insisto y me dice pues que él y el PRI serán los ganadores y que les pide a todos que acepten los resultados. Ahí mismo, un muy serio jefe priísta, Humberto Moreira, junto con el vocero José Ascensión Orihuela me explican que contra la avalancha propagandística federal a favor de Cocoa ellos se fueron por el trabajo de tierra y que están muy seguros de su estructura y que ganarán por supuesto.
17:00 hrs. Conferencia de prensa en “nuestro hotel”: nomás para que los presidentes Gustavo Madero del PAN y Luis Castro del Panal nos digan que están felices por los resultados de las encuestas de salida, pero que, respetuosos de la ley, esperarán a las seis de la tarde para darnos las buenas nuevas, aunque ya “se les queman las habas” por hacerlo. Otra vez, ni una sola palabra sobre la injerencia del crimen organizado en los comicios.
18:00 hrs. La puritita euforia. Siempre tan propio don Gustavo, pero ahora a gritos anuncia que su encuestadora, denominada Espacio Muestral —es en serio— y otra más —también suya, Arcop— les dan una ventaja (de 39-35 y 38-35) clarísima, y que ya ganaron y que invitan a todos a celebrar esa noche. De nueva cuenta, no hay la menor denuncia de que el narco estuviese infiltrado en el proceso electoral.
18:00 hrs. Humberto Moreira sale al paso y dice que no. Que todo lo contrario. Que Ulises Beltrán y alguna otra les dan un triunfo claro por tres puntos.
18:35 hrs. Córrele al PRI: donde vuelvo a entrevistar a Fausto Vallejo, quien me contesta que él sigue estando seguro de su triunfo; que es más, hace un llamado a la reconciliación no sólo de las fuerzas políticas sino de todos los sectores productivos; “pues sí”, me responde cuando le comento que eso ya suena a plan de gobierno.
19:00 hrs. Otra conferencia de prensa sólo para que Cocoa anuncie otra vez su triunfo pero ahora de la mano de los tres precandidatos presidenciales del PAN, Josefina, Santiago y Cordero. Puras sonrisas. Pura foto. Tampoco hubo referencias al crimen organizado.
21:30 hrs. Cada quien sus encuestas. Cada quien su fiesta. Cada quien su plaza. Al mismo tiempo, y en diversos lugares de Morelia, Cocoa y Fausto celebraron su triunfo. Bueno, hasta el distante Silvano Aureoles de las izquierdas también se festejó ganador; con un puntito, pero ganador al fin.
22:00 hrs. Al concluir mi transmisión de radio y tele desde el Instituto Electoral de Michoacán (IEM), el PREP, con un incipiente 7% le da tres puntos de ventaja a Fausto Vallejo sobre Luisa María Cal- derón. Luego entrevisto a la maestra María de los Ángeles Llanderal, presidenta del IEM, quien me dice que no hay incidentes mayores ni denuncias graves de ningún partido.
23:00 hrs. Ceno en el restaurante del hotel, en solitario y todavía con ley seca. Antes he recorrido el salón de conferencias y la sala de prensa ya sin un alma. Y me pregunto dónde está el ejército azul que los colmaba, lo mismo el lobby que escaleras y pasillos. Eso sí, me doy cuenta que han cambiado la gran manta plástica que decía “candida- ta”. Pusieron otra de Cocoa —siempre sonriente— pero ahora con el nuevo título: “Gobernadora de Michoacán”.
Lunes 05:30 hrs. Empiezo mi noticiero y lo termino con 85.4% de los votos contados. La pantalla es muy clara: Fausto Vallejo 35.37, Luisa María Calderón 32.65. Casi igual que como terminaron con el 100% del conteo: 35.39 él, 32.67 ella. A partir de ahí comenzaron las sorprenden- tes acusaciones panistas de que el resultado se debía a una manipula- ción amenazante del narco a favor del PRI.
Hasta aquí la crónica de un segundo michoacanazo, cuya memoria colectiva se
cobra los dos agravios del primero: al gobierno federal panista por haberlo perpetrado y al gobierno estatal perredista por haberlo acepta- do tan humillantemente.
Y, por supuesto, el reto gigantesco para Fausto Vallejo, que ganó apostando al trabajo de toda una vida.

Deja un comentario