Clic Para Compartir

Severo problema de transporte público

En la sección Actualidad por el 7 enero 2018 a las 8:16 am

POR ESTO

Severo problema de transporte público se vive en la zona de Isla Blanca, donde las combis sólo ofrecen cuatro viajes al día, aunque a la hora de salida de los albañiles que laboran en los desarrollos turísticos que se construyen son muchas las unidades que se desplazan hasta el área en busca de los trabajadores de la construcción, a quienes cobran 15 pesos por persona, aunque esto implique dejar la ruta de Puerto Juárez con muchas menos vans, para detrimento de los usuarios.
La mayor parte de los hoteles en construcción cuentan con transporte de personal, tal como confirmaron trabajadores de varias obras, pero quienes laboran en el Palladium no son tan afortunados, en virtud que los contratistas no les ofrecen el servicio, lo que les implica un gasto semanal de 200 pesos sólo para desplazarse del Crucero a Isla Blanca y viceversa, gasto al que se añade el de los camiones que deben abordar para llegar a sus hogares y, por supuesto, la compra de los alimentos que consumen en el trabajo.
Algunos albañiles que esperaban transporte fuera del Palladium mencionaron que la empresa para la que laboran no les pone camión, como a compañeros que trabajan en otras obras y esto lesiona severamente sus bolsillos.
“De lo que gano, mínimo 500 pesos semanales se me van en transporte y comida y no me parece justo que la empresa no nos ofrezca transporte de personal”, manifestó un albañil.
Otro trabajador de la construcción detalló que tienen varias opciones para desplazarse, ya que además de las combis que les cobran 15 pesos hasta el Crucero, están los taxis colectivos, a 20 pesos por persona y además se presentan algunos autobuses, casi a punto de desbaratarse, que también les cobran 15 pesos por el viaje.
Algunos albañiles, los menos, acuden a su trabajo en bicicleta, con lo que se ahorran sus buenos pesos en pasaje, pero corren bastantes riesgos, tal como expresó Damián, un trabajador de la construcción que diariamente se desplaza a bordo de su humilde medio de transporte.
“Pues está bien por una parte porque me ahorro unos buenos pesos, pero también es peligroso ir en la bicicleta, cuando pedaleo hacia Isla Blanca aún no amanece y a la salida es lo mismo, se me echa la noche encima antes de llegar a la rotonda de Playa Mujeres, que es donde empieza el alumbrado, todo el camino lo hago a oscuras con el riesgo de que algún carro que vaya a exceso de velocidad me atropelle”.

Deja un comentario