Clic Para Compartir

Constructora que ha trabajado con AMLO se queda con Tramo 3 del Tren Maya

En la sección LA COLUMnita NECESARIAMENTE INCOMODA por el 19 mayo 2020 a las 10:36 am

Necesariamente Incómoda

**Solo falta que se confirme que BlackRock construirá el Tramo 5 Cancún-Tulum.
**ONU-HABITAT confirma que se reubicarán a familias afectadas por Tren Maya.
Graciela Machuca Martínez
Conforme pasan los meses desde que el actual gobierno federal decidió construir el ya famoso Tren Maya, este espacio se ha ido conformando como una plataforma periodística para reseñar, analizar e informar lo que sucede en torno a este proyecto ferroviario, con el cual se pretende coronar la gestión de Andrés Manuel López Obrador antes del primero de diciembre de 2014.
Desde el enfoque periodístico y para coadyuvar a que la sociedad mexicana y en particular la de los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo ejerzan sus Derecho a la Información, seguiré dándole seguimiento tanto al proceso previo a la construcción del Tren Maya, como a las diferentes etapas de su desarrollo.
En esta ocasión me referiré a los resultados de la Licitación Pública Internacional a la que convocó el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fontur), con lo que solo queda que se confirme que la empresa BlackRock construirá el Tramo 5 que irá de Cancún a Tulum, de acuerdo a lo declarado por el director del organismo federal, quien también ya informó que el Tramo 4 se le adjudicó a ICA.
El fallo de la licitación del Tramo 3 contempla que el consorcio Construcciones Urales, S.A. de C.V en convenio de asociación con GAMI Ingeniería e Instalaciones, S.A. de C.V y AZVI, S.A.U.
La dependencia federal detalló por medio de un comunicado de prensa que el Tramo 3 recorre 172 kilómetros aproximadamente, desde Calkiní, Campeche a Izamal, Yucatán.
La Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) brinda asesoría técnica a Fonatur para fomentar las mejores prácticas en procesos de contratación. De manera paralela e independiente a Fonatur la UNOPS llevó a cabo un análisis de las 16 ofertas recibidas el pasado 28 de abril de acuerdo a estándares internacionales y manifestó su conformidad, de acuerdo a la versión oficial.
Tanto Fonatur como la UNOPS concluyeron que el consorcio integrado por Construcciones Urales, S.A. de C.V en convenio de asociación con GAMI Ingeniería e Instalaciones, S.A. de C.V. y AZVI, S.A.U., representa la mejor relación preciocalidad para Fonatur y el proyecto Tren Maya.
Ambas instancias consideraron que el consorcio ganador reunió los criterios de cualificación, al cumplir con los requerimientos legales y administrativos, además, cuenta con la capacidad, experiencia técnica y financiera requerida.
En cuanto a los criterios técnicos este consorcio se situó como la mejor oferta técnica en los rubros: calidad de obra, capacidad del licitante, experiencia y especialidad del licitante, cumplimiento de contratos y contenido nacional y mano de obra. El ganador obtuvo 95.09 puntos como suma en ambos criterios.
El consorcio ganador presentó su oferta económica el 28 de abril en el evento de Apertura y Recepción de Propuestas para la Licitación Pública Internacional del Tramo 3 del Tren Maya, por un monto de $10,192,938,694.58 pesos.
El portal de noticias Animal Político dio a conocer el mismo 15 de mayo, que la constructora Gami Ingeniería e Instalaciones S.A. de C.V., participó en la construcción de los segundos pisos del Periférico durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador en la Ciudad de México.
Según el medio de comunicación referido, Gami, perteneciente a Grupo Indi, del empresario Manuel Muñozcano, participó, junto con otras empresas, en la construcción del distribuidor vial de San Antonio, una de las obras principales del conjunto de los segundos pisos.
Dicha obra constó de varias etapas que fueron adjudicadas a diversas compañías (San Antonio-San Jerónimo, Las Flores-San Antonio y San Jerónimo-Las Flores), entre ellas Gami, y tuvo un costo conjunto de 3 mil 794 millones de pesos, de acuerdo con información del Fideicomiso para el Mejoramiento de las Vías de Comunicación, creado por el gobierno capitalino para financiar y administrar la construcción de los segundos pisos.
Otro dato aportado por Animal Político consiste en que Gami Ingeniería e Instalaciones ha recibido un contrato de la Administración Portuaria Integral (API) de Salina Cruz por adjudicación directa para concluir la construcción de un rompeolas.
Gami ganó el contrato junto con la empresa Infraestructura Marítima y Portuaria S.A. de C.V. por un monto de 4 mil 147 millones 13 mil 251 pesos.
Otro antecedente de Gami Ingeniería e Instalaciones es la construcción de la nueva sede del Senado de la República, en paseo de la Reforma de la Ciudad de México.
Esta obra estaba planeada inicialmente con un presupuesto de 1 mil 699 millones de pesos. Sin embargo, en mayo de 2013, se dio a conocer que, de acuerdo con el Estado de la Situación Financiera de la Cámara alta, el monto total del gasto ejercido en la construcción a cargo de GAMI fue de 4 mil 032 millones de pesos; hasta 2 mil 333 millones más, un 137% de sobrecosto. La obra se terminó completamente en mayo de 2015, con cuatro años de retraso.
El pasado 8 de mayo, ONU-Hábitat reconoció que a su paso por Campeche, el Tren Maya implicará el reordenamiento urbano a lo largo de la actual vía del ferrocarril. En San Francisco de Campeche, se llevará a cabo la modernización y modificación de la vía, lo que supondrá la necesidad de reacondicionar las áreas colindantes (espacios públicos, vialidades, cruces vehiculares y peatonales), acciones a las que se oponen unas 300 familias viven en tres barrios históricos de la capital campechana.
Al presentar el Protocolo de Relocalización Consensuada de Población desde los Derechos Humanos, la oficina en México de este organismo internacional, explicó que si bien el nuevo trazado de la vía ferroviaria busca reducir las afectaciones a viviendas existentes, “desplazando el eje de la vía donde es posible, la realización de estas obras implicará también la relocalización de familias que residen en el derecho de vía del tren, asegurándoles indemnizaciones y soluciones de vivienda que cumplan con sus necesidades y derechos”.
“ONU-Habitat ha elaborado un Protocolo de Relocalización Consensuada de Población desde los Derechos Humanos para promover que en Campeche y otros lugares de la región sureste este proceso se realice con base en las recomendaciones, principios y directrices de Naciones Unidas en materia de derecho a la vivienda adecuada y desplazamientos de población”, se informó oficialmente.
Dicho documento busca defender “el cumplimiento de los derechos humanos y asegura que no haya desalojos forzosos, la necesidad de incluir a las familias en la toma de decisiones, la propuesta de alternativas y compensaciones adecuadas a sus intereses, así como otra serie de medidas que garanticen su seguridad y mejor calidad de vida, entre otros principios”.
En febrero, en San Francisco de Campeche, el equipo de ONU-Habitat inició labores de diagnóstico de población a lo largo de las vías del tren, con entrevistas personales a familias que residen frente al actual trazo. Posteriormente, a finales de marzo, estaba prevista la organización de tres asambleas informativas y la realización de un censo de población y vivienda casa por casa. Sin embargo, debido a la situación de pandemia por coronavirus (COVID-19), estas actividades fueron canceladas de forma preventiva.
En su lugar, dada la consideración del Tren Maya como obra esencial para el país por su capacidad para generar empleo y reactivar la economía, y, por lo tanto, ante la continuidad de los trabajos, desde el 30 de marzo, ONU-Habitat adoptó las siguientes medidas con el fin de dar cumplimiento a sus tareas de apoyo a la población:
Cancelación de actividades en grupo con las familias (reuniones, talleres, asambleas, mesas de trabajo, etc.) y funcionarios (mesas de coordinación interinstitucional).
Cancelación del censo y entrevistas presenciales.
Realización de entrevistas telefónicas voluntarias con familias interesadas.
Obligación de contar con todas las medidas de seguridad necesarias, en caso de mantener reuniones que sean ineludibles.
Cuando el Gobierno Federal, el Gobierno del Estado de Campeche y el Gobierno Municipal de Campeche autoricen el regreso a las actividades, ONU-Habitat convocará a las familias para la celebración de asambleas barriales en las que se presentarán los siguientes pasos y se atenderán las dudas y propuestas de los y las participantes.
Asimismo, de manera progresiva, se retomarán las visitas domiciliarias para recabar más información o confirmar la mencionada a través de las entrevistas telefónicas.

Deja un comentario