Clic Para Compartir

Violencia contra las mujeres y la ilusión de las polí­ticas públicas

En la sección LA COLUMnita NECESARIAMENTE INCOMODA, Mujeres, Mujeres3 por el 30 mayo 2020 a las 11:38 am

Necesariamente Incómoda

**Supuestas aliadas en la administración pública dan espalda a mujeres
**Discursos patriarcales y pontificios desde el gobierno federal
**Miradas desde la sociedad civil en lucha contra violencia hacia mujeres
Graciela Machuca Martí­nez

A pesar de las luchas de feministas, periodistas, académicas y defensoras de DH para que en México se hayan creado instituciones, aprobado leyes, destinado presupuestos y diseí±ado polí­ticas públicas para combatir la violencia contra las mujeres los resultados hoy en dí­a, siguen siendo negativo, debido a que desde los tres niveles de gobierno se carece de la sensibilidad, conocimiento y voluntad para que la sociedad mexicana desaprenda los mecanismos de relacionarse entre mujeres y hombres con la finalidad de que cambie la cultura del patriarcado.
Vemos y escuchamos que desde el presidente de la República y el resto de la burocracia federal, estatal y municipal no les ha quedado claro en qué consiste el papel del Estado para modificar los estereotipos de hombres violentos y mujeres ví­ctimas.
Las campaí±as que se desarrollan a través de medios de comunicación seguirán sin dar resultados positivos, si no forman parte de un programa integral que empiece con la capacitación de quienes estén al frente de la presidencia de la república, de las gubernaturas y de las presidencias municipales, porque cada quien, independientemente de su legitima jurisdicción, siguen considerando que el tema de violencia de las mujeres solo lo deben atender desde las presidencias honorarias de los sistemas del Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y que el enfoque será de acuerdo a la ideologí­a o creencias de las personas responsables de esos establecimientos gubernamentales.
Seguiré insistiendo en que es lamentable y retrógrada que desde la presidencia de la república se diga que el confinamiento generado por la pandemia de COVID-19 ha permitido que las familias se reencuentren y vivan en armoní­a y lo más grave es que se diga, en cadena nacional, que el 90 por ciento de las llamadas de auxilio de mujeres violentadas que conviven 24 horas con su violentador, que llegan al servicio telefónico 911 son falsas, lo que da una idea que el dueí±o de esos pensamientos está gobernando otro paí­s, pero no México.
Las cifras de incidencia delictiva contra mujeres y de las llamadas de auxilio al 911 generadas durante abril de 2020 y dadas a conocer el pasado 25 de mayo por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, siguen mostrando que hay violencia contra las mujeres en sus casas durante la emergencia sanitaria, lo que comprueba una vez más, que las mujeres, hijas e hijos se encuentran inseguras en sus casas, donde se supone que deben recibir protección.
”La violencia en su contra proviene de quienes están en su entorno más cercano: pareja, esposo, padre, hermano, tí­o, abuelo, familiares y quienes dicen ser sus amigos. Durante el distanciamiento fí­sico a causa del COVID-19, la violencia en el hogar se ha incrementado en todo el mundo. Y México no ha sido la excepción.», sostiene la Iniciativa Spotlight en México, programa de las Naciones Unidas y la Unión Europea en colaboración con el Gobierno de México para la prevención y eliminación del feminicidio,
De acuerdo al reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en abril de 2020, 11 mujeres fueron asesinadas cada 24 horas en el paí­s (una más que el promedio de 2019) y el 911 recibió 143 llamadas de emergencia cada hora a nivel nacional por diversas formas de violencia contra las mujeres.
Nadine Gasman Zylbermann, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), durante una reunión virtual con diputados federales, dijo que la violencia de género, es la segunda pandemia, pues durante abril se recibieron 400 mil llamadas, a través del número de emergencias 911, relacionadas con agresiones a mujeres y de pareja.
También explicó que el diez por ciento de mujeres ví­ctimas de violencias intrafamiliar no denuncian porque supone que no les van a creer, el 70 por ciento no considera que es importante y el 20 por ciento teme represalias.
Ante esta situación, los tropiezos y falta de capacidad de las personas que están encargadas de combatir la violencia contra las mujeres en la administración pública se notan por todos lados, lo que muestra que no hay un plan integral para sacar adelante sus tareas, aquí­ también se gobierna con ocurrencias.
El pasado 23 de mayo, la presidenta de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), Candelaria Ochoa ívalos, (luego de que hace un aí±o recorrió varios estados tomándose la foto con los gobernadores) en entrevista con medios de comunicación, dijo que durante el confinamiento, la violencia contra las mujeres no ha aumentado.
Dijo que si bien es cierto hay aumento en las llamadas de emergencia, en los refugios no se han incrementado las solicitudes de ingreso, por lo que afirmó que aún hay espacios. Rechazó la percepción que se tiene en las redes sociales sobre el incremento de la violencia contra las mujeres, ya que la Conavim tiene otros números que comparte con otras instituciones como Inmujeres e Indesol.
Pues con este tipo de servidoras públicas, las mujeres mexicanas debemos preferir no tener este tipo de aliadas. El gobierno federal, así­ como los estatales y municipales deben enfrentar su realidad, asumir que no tienen la pericia para leer la realidad mexicana y que pida ayuda.
Durante esta semana me dediqué a buscar voces de mujeres en diferentes entidades del paí­s, para conocer sus opiniones sobre qué está pasando con las respuestas institucionales al problema de la violencia contra las mujeres y estas son algunas.
Lourdes Alemán Cadena/Inclusión, Género y Ciudadaní­a San Luis Potosí­
Comentó que en aquel estado, durante la pandemia, ”ha sido como más evidente la situación de violencia contra las mujeres, sin embargo, la subprocuradurí­a de delitos sexuales, aquí­ a cargo de Juana Marí­a Castillo, ha dado lo mejor que ha podido de brindar la atención».
Considera que la servidora pública se enfrenta ella, ”a un aparato burocrático, que estaba antes de que ella llegara, es como resistencia del propio sistema, a parte, muchas de las usuarias denuncian en redes y no quieren acudir a las instancias, porque los caminos son muy largos, muy revictimizantes»
En San Luis Potosí­ también está el proyecto municipal ”Puerta Violeta», con el que al parecer se duplican funciones del Centro de Atención a Ví­ctimas o del Centro Justicia para Mujeres, ”yo podrí­a quejarme de que estén duplicando funciones, porque finalmente nos damos cuenta que la sobredemanda de las usuarias hace que no haya muchas respuestas o la respuesta no sea rápida». Las mujeres ví­ctimas de violencia tienen estas opciones, ”pero esto no quiere decir que estemos acabando, quiere decir, que esta demanda excesiva es porque no se habí­a atendido y no se está pudiendo con el problema».
Leonor Ramí­rez Bautista/Comité de Derechos Humanos de Tabasco, A.C.
Como directora de este centro, consideró sumamente grave, ”queda en evidencia que sufren las mujeres en esta pandemia y lamentamos al mismo tiempo que en dí­as pasados, el presidente AMLO, insista en que no hay dicha violencia, queriendo invisibilizar la problemática
Ramí­rez Bautista cree que el mandatario ”nos queda a deber a más del 50 por ciento de la población de este paí­s, quienes somos mujeres y que en su mayorí­a probablemente le dieron su voto, su confianza en las elecciones pasadas donde el resultó electo presidente. Sin lugar a dudas las ví­ctimas, las defensoras de derechos humanos, las activistas y las organizaciones de la sociedad civil seguiremos en pie de lucha por un paí­s con igualdad y justica para todos y todas, porque es nuestro derecho como mujeres vivir una vida libre de violencia».
Blanca Laura Martí­nez Belmares/Alas A.C. San Luis Potosí­
Al referirse a los resultados del trabajo institucional, dijo que ”es vergonzoso que no se le dé la importancia y la atención que realmente tiene la violencia hacia las mujeres, jamás se ha tomado como una acción o se ha trabajado en una polí­tica pública seria para erradicar, prevenir y eliminar la violencia, dado que esos resultados son de llamadas al 911″.
Al tratarse de violencia contra las mujeres, ”nadie habla por jugar, tampoco informan que dijeron al verificar si realmente era llamada de emergencia, no sabemos si por falta de empatí­a, responsabilidad o compromiso con su trabajo dado que por decir un ejemplo en USA hay una llamada al 911 y la policí­a va aunque digan que colgaron, aunque digan que era juego, o sea, creo que están jugando con las vidas de las mujeres, siento que la pandemia de violencia hacia mis iguales no está en el segundo lugar sino en el primero, no se le ha dado la importancia ni el interés, dado que vivimos en un paí­s machista, ciego e indolente que la ha normalizado y cómo para ellos no es redituable, pues le ponen cero interés, aunque las dependencias gubernamentales como en INMUJERES se creó por una exigencia por la ONU, el gobierno tiene la obligación de crearlas y aunque hay mujeres representativas para con mis iguales y tengan la intención y la buena voluntad en que erradiquemos este problema, salen con que no hay dinero y efectivamente no lo hay, porque no quieren que exista ese dinero, porque el que haya dinero para combatirla, a ellos, no les conviene, tener a mujeres como sus iguales».
Irma Alma Ochoa Trevií±o/Artemisa AC
El miércoles 13 de mayo, Al presentar la campaí±a ”No estás sola», la ex Ministra en retiro Olga Sánchez Cordero, ahora secretaria de Gobernación, expresó su solidaridad para todas las mujeres que por aí±os han sufrido de violencias. Por su parte, Nadine Gasman Zylbermann, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, opinó que la violencia de género es la segunda epidemia.
En cambio, Candelaria Ochoa, titular de la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, no admite que la violencia familiar se ha incrementado a raí­z del confinamiento sanitario del Covid-19. Aunque el organismo que preside tiene entre sus funciones realizar el Diagnóstico Nacional sobre todas las formas de violencia de género.
En entrevista seí±aló que ”Todos tenemos la obligación de no hacer la vista hacia otro lado, tenemos el compromiso de salvar una vida», (Sabina Berman, El Universal, 23/05/2020), ¿no es mirar hacia otro lado decir que la violencia familiar no ha aumentado con el confinamiento?
Si las mujeres, adolescentes y nií±as están a salvo sanitario del Covid-19, confinadas en sus casas, ¿por qué han aumentado los registros?, ¿quiénes las agreden? Ahora bien, si la violencia en los hogares no ha aumentado como afirma la Dra. Ochoa, a qué obedece la campaí±a No estás sola.
Alma Celia San Martí­n Cruz/OCNF VERACRUZ
Las cifras que tienen el Inmujeres y la Conevyt, más bien en la Conavim son totalmente falsas y carentes de toda realidad. Nosotros tenemos otras cifras, en Veracruz las mujeres siguen siendo asesinadas. Tan sólo este fin de semana, dos mujeres fueron encontradas asesinadas: una de ellas embarazada y la otra era una joven también. Alrededor del mes de abril, que empezó este asunto de la Cobit-19, hay un promedio de 16 y 17 mujeres asesinadas.
El número de chicas desaparecidas también se ha incrementado en Veracruz. Así­ es que lo que están haciendo es esconder la realidad del paí­s, respecto a la situación de las mujeres, lo cual realmente es una irresponsabilidad por parte de las autoridades, en este caso de la Conavim, la cual no está haciendo su trabajo como debiera.
Virginia Betanzos Moreno, feminista/Cancún, Quintana Roo
Hace seis meses pedí­amos que la situación para las mujeres cambiara, ya era incontrolable la violencia hacia nosotras, pero el cambio que esperábamos no llegó, al contrario, se agudizó con la inesperada aparición del COVID-19. Ahora no sólo se sufre la violencia en las calles, sino también en el confinamiento forzoso del hogar, donde con mayor impunidad los golpeadores exteriorizan sus frustraciones descargándolas violentamente contra su familia.
Ese es el efecto, las causas son muchas, pero desgraciadamente son las mujeres las principales ví­ctimas. Es como poner un cervatillo con un león en una jaula, totalmente indefensa. Fuera de esos raquí­ticos metros cuadrados de la vivienda que tardarán treinta aí±os en pagarla, el mundo se resguarda, no hay quien sepa siquiera de su existencia, las autoridades están en lo suyo, que es supuestamente ayudar a los ciudadanos, los representantes populares, senadores, diputados, regidores y demás jaurí­a, buscando formas de sacarse la foto con los próximos votantes que necesitarán para seguir su «productiva» carrera polí­tica.
¿Qué puede hacer? ¿Cubrirse la boca contra la pandemia de salud? ¿O quitarse ya el cubre boca llamado miedo y organizarse para que valga la pena la cuarentena y salga como una mujer nueva de pensamiento y alma?
Adelayda Salas Salazar/ Observatorio Ciudadano Nacional de Violencia A.C Yucatán
Para mi es una gran decepción por la que estamos pasando ahora en esta contingencia sanitaria por la Covid-19, escuchar primero a Candelaria Ochoa, pues una persona con la que se habí­a trabajado, siendo diputada, que nos habí­a echado la mano con casos aquí­ en Yucatán, desde el momento que toma posesión y ver cómo ha ido minimizando todo el tema de la violencia, lo de la alerta de género, los enfrentamientos que ha tenido con nosotras como Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio.
Lo más triste, aí±ade, ahora es ver cómo sale a darle el espaldarazo a su jefe, al decir que no es verdad esto de las llamadas y el incremento de la violencia, diciendo que en realidad son falsas, cuando sabemos que no es así­, cuando ella misma ha estado de este lado, ha sido diputada y sobre todo que es infantil pensar que estando en este momento las mujeres en situación de contingencia, estando con sus agresores, que no pase nada.
Dijo tener crí­ticas muy duras en Yucatán, ”sobre lo que pasa, también sobre lo que se declara, que hemos manifestado, porque los datos que tiene el seí±or gobernador no son nuestros datos, los datos que tiene la presidenta de la Conavim, tampoco son nuestros datos, entonces si es muy decepcionante, porque pensamos que con esta administración esperábamos algo diferente, con lo que se refiere a las mujeres, pero desde el inicio de su gestión ha sido un continuo de retrocesos, de quitar recursos, de intentar cerrar los refugios para las mujeres.
Martha Figueroa Mier/Mujeres Libres Colem/ Grupo de Mujeres de San Cristobal Chiapas
Esta es como la cuarta o quinta vez que el presidente machaca el tema de que en la casa, la armoní­a familiar, que cayó como anillo al dedo la Covid-19, para estar en sana armoní­a, fomentar los valores de la familia y no sé cuánto y la presidenta de la Conavim, habí­a permanecido extraí±amente callada, conociéndola y ya teniendo otras experiencias muy desagradables con ella, yo decí­a, mejor que no diga nada, porque les apuesto que el dí­a que diga algo, en vez de que nos dé gusto, y posicione el tema de violencia hacia las mujeres va a hacer alguna de las suyas, como fue.
Entonces, retoma, según ella, el discurso del presidente, lo retoma igual, nos hace menos, baja la cifra y dice que las cifras de Conapred, de Inmujeres y de ellas son iguales y no es cierto, no se ponen de acuerdo. Es obvio que uno de los grandes problemas de este y de todos los otros gobiernos, es que no se coordinan, cada quien está peleando para sí­, entonces, la falta de coordinación en el tema de derechos de mujeres y la atención de la violencia hacia las mujeres es tan notoria que lo que saca Nadine tampoco es como la non plus ultra que esperábamos.
El primer impacto, lo primero que saca en las noticias, es que habla de 400 mil llamadas de auxilio de violencia doméstica, no de violencia generalizada contra las mujeres y en contraste, después de cinco embates clarí­simos del presidente contra el tema de mujeres, en donde le sale lo patriarca, así­ en el nodo más tangible, se pone a pontificar y ella le hace su caja de resonancia.
Como Colem, con 31 aí±os de experiencia, hemos tenido como una lí­nea de fundamentar nuestros comentarios y análisis en cifras duras, entonces sabemos la importancia de tener cifras confiables, con fuente, somos las que pedimos información oficial y a las que nos las niegan, pero sabemos, incluso, cuando te la niegan, o la forma en que te dan la información maquillada o superabundante, también es una forma de respuesta, de no me des guerra. Pero si en algo ha sido constante Candelaria es en hacer a un lado a la sociedad civil, parece que entró con esa consigna, que ya vení­a muy fuerte desde la administración pasada.
La pandemia de Covid-19 ha sido un gran pretexto, para despojar a las mujeres de los pocos recursos y derechos que nos han costado muchí­simo, ahorita estamos luchando para que no se vayan para atrás.

Deja un comentario