Clic Para Compartir

Rumbo al 2021 Quintana Roo evalúa los resultados de sus representantes populares

En la sección LA COLUMnita NECESARIAMENTE INCOMODA, Política, Política Local por el 20 junio 2020 a las 11:16 am

Necesariamente Incómoda

**Morena tiene mayoría en el Congreso por hartazgo hacia PRI-PAN-PRD, resultó más de lo mismo.
**Ya se les olvidó el tema de protección a periodistas y personas defensoras de DDHH. Pese a los asesinatos de periodistas en el presente sexenio.
**Diputado de MAS pretende otorgar libertad condicionada a violadores, al igual que la “ley Piña” solo dan pena los diputados
Graciela Machuca Martínez
El estado de Quintana Roo tendrá elecciones estatales y federales el 6 de junio de 2021, de aquí a que llegue esa fecha el electorado tendrá la oportunidad de evaluar lo que han hecho sus representantes populares tanto en los 11 ayuntamientos, como en las diputaciones federales, en las senadurías como en el Congreso local, y así pueda razonar su voto.
En los comicios federales de julio de 2018, así como los estatales de 2019, creció la votación para los candidatos del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), tal grado que con la participación de aliados tiene la mayoría en el Congreso estatal, lo anterior fue resultado del hartazgo de la ciudadanía respecto a las otras opciones electorales tanto del PRI, PAN y PRD.
Sin embargo, solo han pasado dos años de que Morena y aliados están al frente de tres ayuntamientos y poco más de medio año con mayoría en el Congreso del estado para demostrar que le están fallando al pueblo, que solo les interesa servirse de la representación popular, salvo en contadas excepciones en el quehacer legislativo.
Quintana Roo tiene representantes de Morena en el Senado de la República, así como la Cámara Federal de Diputados, a pesar de ello no se ve el trabajo legislativo a favor de la entidad, esos cargos de elección popular solo han servido para engrandecer egos y sentirse con el derecho de la candidatura a la gubernatura para el 2022, desde luego lo que suceda durante las elecciones del 2021 permitirá conocer las posibilidades reales de que el partido del presidente de la República gane la gubernatura.
En septiembre de 2019 Morena y sus aliados inició su gestión como mayoría en la XVI Legislatura de Quintana Roo, pero hasta el momento, con sus acciones, lo que ha evidenciado es que llegó para legislar a favor de la clase política quintanarroense y de los grupos de poder económico que al final de cuentas gobiernan en la entidad.
Desde las campañas electorales se les hizo llegar a quienes aspiraban a una diputación, documentos sobre la necesidad de aprobar una nueva ley sobre protección a personas defensoras de derechos humanos y periodistas, ya que la que se había logrado con esfuerzos del gremio periodístico fue abrogada durante la XV Legislatura, para pagar favores a representantes de medios de comunicación y organizaciones civiles con fuertes compromisos políticos.
Legisladoras y legisladores de Morena dijeron estar interesados en llevar al pleno ese requerimiento del gremio periodístico, lo mantuvieron vigente mientras les permitió la atención de los reflectores, después mandaron el tema a su desmemoria.
Una de las legisladoras quintanarroenses que se les olvidó el tema de la protección a personas defensoras de derechos humanos y periodistas es la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Judith Rodríguez Villanueva, quien presentó ante la oficialía de partes del Congreso, dos iniciativas de ley, pero de otros temas.
Con una de ellas pretende la aprobación de un Decreto por el que se adiciona el artículo 14 bis al Código Penal para el estado libre y soberano de Quintana Roo.
Pretende incluir una disposición legal que determine los delitos contra el libre desarrollo de la personalidad, como graves, es decir, que se podrá imponer la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa.
Según la legisladora dicho vacío legal impide a los juzgadores penales en Quintana Roo, imponer la prisión preventiva oficiosa en los casos de procesos penales seguidos por los contra el libre desarrollo de la personalidad, que comprenden corrupción de menores, pornografía infantil, turismo sexual infantil, lenocinio, violación de la intimidad personal o familiar, venta de niños, niñas y adolescentes y usurpación de identidad.
La otra iniciativa es por la que se reforman diversas disposiciones de la Ley Orgánica del Poder Legislativo y del Reglamento de Comisiones del Poder Legislativo, ambos del estado de Quintana Roo, con la finalidad de crear la figura del “Asistente Legislativo en comisiones”, para fortalecer el trabajo en Comisiones y garantizar la participación de los Diputados y Diputadas en las sesiones de Comisión o Comisiones Unidas.
Desde luego que los temas que plantea son de gran interés para su agenda política, pero también nos queda claro que en las prioridades de la diputada pese a los 5 asesinatos de periodistas en el presente sexenio no es de su interés, el tema de protección para periodistas y personas defensoras de derechos humanos es de gran relevancia para cualquier sociedad de cualquier estado pero sobre todo para los quintanarroenses, al menos que haya tenido instrucciones desde alguna instancia del poder ejecutivo para no legislar en beneficio de ambos sectores de la población, como salio la orden de la abrogación de la que hasta ahora ha sido la mejor Ley de Protección a defensores de DH y periodistas.

¡Alerta! diputado de MAS busca dar libertad condicionada violadores (pensaría igual el diputado luego que le violaran una hija) Laura Fernandez Piña siendo diputada en 2009 fue la precursora de mandar a la cárcel a las mujeres de condición humilde por abortar, así estamos los quintanarroenses con legisladores con tan poca materia gris en el cerebro.
El diputado del Partido Movimiento Auténtico Social (MAS), José Luis Guillén López, XVI Legislatura de Quintana Roo, presentó una iniciativa de ley para otorgar libertad condicionada “para todo aquel sentenciado por los delitos de violación, abuso sexual y estupro”.
Aclara que para ser beneficiado, en caso de aprobarse las reformas al Código Penal de Quintana Roo, los inculpados primero tendrían que aceptar de manera voluntaria, someterse a un tratamiento farmacéutico de inhibición hormonal del deseo sexual.
Es indudable que los aires de retroceso en materia de derechos humanos y protección de víctimas que corren por el país han llegado a Quintana Roo en voz del diputado Guillen López.

Justifica su propuesta con la finalidad de “disminuir de forma eficaz la comisión y reincidencia de los delitos de violación, abuso sexual y estupro, que tanto lastiman a nuestra sociedad”.
Esta persona que tiene la encomienda de legislar a favor del pueblo quintanarroense, es presidente de la Comisión de Desarrollo Urbano Sustentable y Asuntos Metropolitanos, y en la exposición de motivos del documento leído y cuya iniciativa fue presentada el 21 de mayo del año en curso, señala que “es preciso buscar otras penas alternativas que salvaguarden el derecho humano que tienen todas las personas a su libertad y seguridad sexual” (SIC).
El párrafo cuarto del Artículo 127 del Código Penal para el Estado Libre y Soberano de Quintana Roo, establece:
“A los sentenciados por el delito de violación previsto en este artículo no se le concederán los beneficios comprendidos en la Ley de Normas Mínimas para la Readaptación Social de Sentenciados en el Estado de Quintana Roo.”
En cambio, la propuesta de MAS es que “Las personas sentenciadas por el delito de violación, únicamente podrán solicitar el beneficio de la libertad condicionada cuando manifiesten su voluntad informada para someterse al tratamiento farmacológico de inhibición hormonal del deseo sexual, así como recibir atención integral para la salud mental, y cumplan las disposiciones previstas en la Ley Nacional de Ejecución Penal” (SIC)
Con este tipo de iniciativas nos damos cuenta que la cultura de los derechos humanos está por los suelos entre muchos integrantes de la XVI Legislatura de Quintana Roo, por ello, la ciudadanía está en todo su derecho de evaluar el quehacer de sus representantes populares para emitir su voto el 6 de junio de 2021.
A consecuencia de las pasadas reformas a la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado, será la primera semana de enero del 2021 cuando arranque el proceso electoral para renovar las presidencias municipales de Quintana Roo.
En la misma fecha serán los comicios para renovar a la diputación federal.
El primer domingo de junio del 2021 coincidirán elecciones municipales y federales en Quintana Roo y será la oportunidad para que el electorado decida su futuro y el de la clase política que hasta el momento no le ha entregado buenos resultados. Lo que pase o deje de pasar en términos de resultados electorales definirá el futuro de quienes ya se les cuecen las habas para sustituir a Carlos Joaquín González para el 2022.

Deja un comentario