Clic Para Compartir

A pesar de los espacios, mujeres se niegan a participar en política partidista: Ribbon López

En la sección Mujeres por el 16 noviembre 2020 a las 10:37 am

LA ENTREVISTA…….

**Considera a Elba Esther Gordillo como “un animal político”, por el análisis profundo que tiene del país.
**Ribbon López fue electa presidenta en Quintana Roo del Partido Redes Sociales Progresistas, luego de haber sido integrante del Partido Comunista de México y del PRI.
Graciela Machuca Martínez
Originaria de la ciudad de México y quintanarroense por decisión, Lorena Elisabeth Ribbon López, a sus 58 años de edad, es presidenta en Quintana Roo del recién fundado partido político, considerado una franquicia de la lideresa magisterial, Elba Esther Gordillo Morales, Redes Sociales Progresistas (RSP), organismo que tendrá su primer prueba durante los comicios del 2021, luego que la mayoría de su dirigencia a nivel nacional se la jugaron con Andrés Manuel López Obrador en el 2018 en la organización, Maestros por México.
Profesora de formación, alguna vez integrante del Partido Comunista de México, así como de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), cuando formó parte de la Sección IX del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Ribbon López, fue militante y activista del Partido Revolucionario Institucional (PRI), durante 30 años.
Desde su primera juventud decidió participar en varios movimientos, desde los estudiantiles hasta políticos, “porque estoy convencida que si no participamos, pues no puede haber un cambio y desde joven en un momento dado estuve al frente del Partido Comunista en la Ciudad de México, tendría 18 años y estaban integrando los comités y fui invitada, no trascendió esa militancia, porque al final de cuentas no era algo que me gustara, ese tipo de izquierda”.
Estuvo presente en el movimiento estudiantil de la Escuela Nacional de Maestros de donde en el año de 1981 egresó como profesora, posteriormente estudió la licenciatura en Educación, tiene una carrera trunca en Ciencia Política en la Unidad Iztapalapa de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), entre otros estudios, siempre con el afán de prepararse para ser una mejor profesional de la educación y de la política.
En su primera juventud participó en el Partido Comunista de México
Jubilada desde hace diez años del sistema educativo nacional, recuerda que en 1981, cuando ingresa ya como profesora al SNTE, al que tenía que pertenecer todo el profesorado del país, fue invitada a la recién formada CNTE, eran tiempos en que muchos maestros “veíamos que había cuestiones que teníamos que rescatar del sindicalismo, empezamos a participar, es allí donde nos invita el Partido Comunista, pero no me gustó esa ala tan extremista y me decido quedarme únicamente en el tema del sindicato, entonces participo en el Sección IX hasta que salgo del distrito por un tema que me quisieron secuestrar a mi hija la mayor en un parque, allá en la Ciudad de México”.
Esa experiencia de inseguridad, a ella y a su esposo, los orilló a salirse del entonces Distrito Federal y decidir hacer su vida en Cancún en 1985.
Al llegar a Quintana Roo, empieza a dar clases en escuelas particulares, continúa estudiando y logra el cambio de su plaza de maestra.
Entre 1988 y 1989 se creó la organización Mujeres en Acción por México, a la cual fue invitada, “pues bueno, ya traíamos en la sangre el ánimo de hacer algo, por la comunidad, por uno mismo. En esa época, Cancún adolecía de muchas cuestiones, desde drenaje, recolecta de basura, bueno que hoy tampoco es la gran diferencia, sin embargo, nosotros estábamos con el ánimo de participar”.
Antes de lograr el cambio de su plaza de profesora a Quintana Roo, además de estudiar, empezó a dar clases en una escuela particular y su esposo a trabajar en la iniciativa privada.
En el transcurrir de su vida en Quintana Roo también se ha desempeñado como servidora pública en el ámbito educativo, como coordinadora de Preparatoria Abierta en el estado, también coordinadora en el Instituto de Educación para Adultos en la Zona Norte, en el Conalep, entre otros cargos, también ha participado desde la iniciativa privada.
Decidió vivir en y por Quintana Roo, debido a la inseguridad en la Ciudad de México
–¿Qué fue lo más importante en tu vida durante 1980?
–En 1980 estaba por terminar la carrera, se consolidaron muchos temas ideológicos, muchos temas hacia dónde quería llevar mi vida, hacia donde quería estar, hacia donde me veía, yo me veía en la Ciudad de México, participando activamente, si no hubiera sido por la experiencia del asalto, por la experiencia de la delincuencia que viví en carne propia en la ciudad de México, quizás, todavía estuviera allí, pero eso fue lo que marcó mucho mi vida.
–¿Cuál es el significado para ti la década de los noventa?
–En los noventa, ya estaba en Cancún, ya teníamos una idea que allí queríamos hacer nuestra vida, ya no pensábamos movernos y empezamos en firme ya a construir la familia, conseguir la casa, tuve otra hija en esa época, tengo tres hijas y una nieta, en el 90 me embaracé de la segunda hija.
–¿Para el 2000 cómo cambió tu vida?
–Ya teníamos una participación muy activa, participé en el Partido Revolucionario Institucional, durante más de 30 años y, en ningún momento de mi participación, dejé de ser miembro activo, dejé de opinar, dejé de disentir, no fui lo irruptiva que me hubiera gustado ser, pero en el 2000 que venían grandes cambios en el país y que pretendimos darle una imagen diferente al PRI, tuvimos la participación más activa todavía, en esa época.

En el PRI se formaron grupos de poder que inhibieron la participación ciudadana

–¿Y en 2010?
–Hace diez años, efectivamente, estábamos ya pensando lo que venía del partido, en el tema político y ya buscando una participación un poquito más trascendental, lamentablemente no se dio, siempre se hacen grupos de poder, se empezaron a cerrar las posibilidades para los ciudadanos y se fue acotando la participación. En el tema familiar tres hijas, todas estudiando y yo no podía trabajar, en el 2010 fue una época muy importante en mi vida.
–Un tema importante, tu trabajo con las mujeres.
–Ha sido un trabajo muy interesante también, desde hace muchísimos años lo llevo en la sangre, porque me parece que debemos generar la cultura de la denuncia con las compañeras, con las mujeres, con las amas de casa, con las vecinas, con los familiares, porque hay una desesperanza, ante todo lo que estamos viviendo y las cosas no trascienden, violencia, descalificación, descrédito y ahora hasta por Internet, aunque haya Ley Olimpia, no dejan de pasar mensajes obscenos, groseros, intimidatorios y humillantes para las mujeres. El tema es que ya no denuncian porque sienten que ya no trasciende, tenemos un sistema de justicia penal acusatorio que se ha quedo corto, que se ha quedado maniatado, lamentablemente no ha trascendido como esperamos hace cinco o seis años, inclusive, desde hace diez años que nos presentaban esta posibilidad de justicia, pues no ha terminado de asentarse, hoy por hoy tenemos un sistema judicial muy obsoleto, con muchas fallas, muy antiguo en su procedimiento físico y las mujeres tenemos prácticamente la desesperanza, la desilusión de poder ir a denunciar.

“Las mujeres no nos hemos atrevido como debiéramos”: Ribbot López

Lorena Elisabeth resalta que las mujeres “no nos hemos atrevido como debiéramos, porque algo muy curioso que está pasando en este momento, es que el año pasado se da una ley, la que establece el 50/50 y es una obligatoriedad, para los partidos, para el gobierno, para toda la vida en general del país y hoy por hoy, no hay mujeres que quieran participar, se les invita, se les insiste, para que nos sean los mismos rostros, las mismas caras, las mismas mujeres, que hasta a veces masculinizan cuando participan en política, pero no hay mujeres que quieran participar, dicen que nos apoyan en esto, nos apoyan en lo otro, pero no se atreven a ser candidatas, a ser funcionarias, creo que nos hace falta un camino muy interesante por recorrer para creérnosla, para de verdad saber de qué estamos hechas y que tenemos las posibilidades. Este es un tema de igualdad”.

—No es entrar por ley, sino de facultades, por tener méritos propios, de ningún apuro sale que pongan mujeres por cuota, luego se ponen pantalones y da lo mismo.
–De hecho, eso ha pasado, cuando se hacen las asignaciones por ley y no hay quien realmente esté convencida, pues de alguna forma se limita la participación y esta parte, es algo que es muy doloroso, porque realmente no estamos viendo que las mujeres, ahora sí que aprovechen todo el avance que otras mujeres han arrancado y han arrebatado al gobierno, que eso es lo más importante. A nosotros no nos soltaron ninguna canonjía por buenas gentes, porque realmente piensen que lo merecemos, ha sido todo a través de luchas, ha sido todo a través de voces que se han alzado y a través, lamentablemente de muertes que han sucedido. Hoy las mujeres que están aprovechando ese espacio, en realidad siempre están esperando la aprobación y la palomita del varón.

Existe falta de sororidad, entre las mujeres; persiste el canibalismo político

–¿De tu trabajo con mujeres, en dónde te has sentido más fortalecida por las propias mujeres?
–En realidad, yo creo que esa falta de sororidad es muy evidente en diferentes espacios de la vida pública y hasta de la vida privada que estemos llevando a cabo. Yo he sido una persona que he llevado a las mujeres a denunciar, las he acompañado, las he apoyado en diversas cuestiones que han vivido, sin embargo, en el ámbito del día a día del trabajo, de la compañera, la sororidad, del acompañamiento o la amistad, en un momento dado se basa únicamente en lo cotidiano, en lo recreativo, pero más allá creo que nos falta caminar, nos falta mucho caminar. En lo político, yo creo que son pocas las señoras, las mujeres que hoy por hoy deciden avanzar, junto a uno, con la finalidad de trascender, de cambiar, de tener alguna posibilidad en el escaño, pero también nos damos cuenta que en el momento que una de las dos va a llegar, aparece lo que yo le llamo el canibalismo político, el quítate tú, porque sigo yo, o por qué tú y no yo, o yo estoy más pegada con el jefe, estoy más pegada con el amigo, a mí ya me hablaron, esas prácticas son muy denigrantes, son muy indignantes, porque escuchas a las compañeras: es que a mí ya me hablaron, es que a mí ya me dieron la palomita, es la parte que hay que caminar…
–Pero ya caminaste y ya llegaste a un momento en que en el estado tienes la representación de un nuevo partido político. ¿En qué momento y por qué decidiste formar, ser parte de este nuevo partido?
–Cuando se da el tema de la caída del PRI, la verdad estábamos todos con la boca abierta, los que si creíamos que en el partido se podía dar esa pauta en el país y sobre todo, esos cambios que la gente necesitaba, estuvimos insistiendo mucho para participar, para que nos tomen en cuenta, pero las cúpulas, los grupitos que, incluso, se formaron aquí en Quintana Roo, no nos escucharon. Entonces, en lo particular, hubo un desaliento y me repliego en la casa, en la familia. Se da la posibilidad de platicar con amigos de todo el país que empezaron a ver en López Obrador esa esperanza, una opción y empezamos a trabajar y participar, para él, a través de una organización que en ese momento se formó, que se llama Maestros por México, que finalmente ya se convirtió en movimiento nacional magisterial. Es un movimiento todavía más trascendental, empezamos a apoyar a López Obrador, los maestros del país, los democráticos, los progresistas apoyamos a López Obrador y todo lo que en un momento dado le representaba, para que realmente se diera ese cambio, es así como de una participación, de un anhelo, se va haciendo la bola de nieve y dijimos, por qué no, porque no ser un partido político y nos avocamos desde hace un año en ello, año y medio, en trabajar esto. Desde el 2018, empezamos a ver la posibilidad, vimos los lineamientos del INE, nos empezaron a invitar, obviamente, no sabía yo que iba a ser la presidenta, invitaron a otros cuadros aquí de Quintana Roo, otros cuadros políticos, otra gente, yo con mucho gusto me sumé porque creo en el proyecto, creo en el equipo, porque creo en ese grupo, porque, además, no lo conocí de hoy, lo conozco desde hace mucho tiempo y me queda claro hasta donde tenemos la capacidad de trabajar juntos, hasta donde podemos avanzar y hasta donde realmente somos escuchados y no me he equivocado. Cuando se da la presidencia de Redes Sociales Progresistas, aquí en Quintana Roo, apenas hace una semana, pues para mí fue una sorpresa, pero también un honor y en esto me queda claro, que no es un trabajo fácil en Quintana Roo, se dieron dos asambleas fallidas, que no terminamos como queriamos. La gente está cansada de tantos partidos, la gente ya no quiere saber, ahora quien le va a robar, ahora quien va a saquear al estado, ahora quien va a mentirle, la gente quiere ver otro tipo de hacer política y por eso Redes Sociales Progresistas es un partido en el que yo creo, porque se está plantando con la gente para decirle: tu voz, tu participación, son reconocidas y además, son impulsadas, además, aquí hay espacio para todos, hay espacio para las mujeres, el presidente lo ha dicho muy puntualmente, este es el partido de las mujeres, porque hay esa participación, hay ese impulso, ese empuje y ese reconocimiento.
–¿Qué te han enseñado los fracasos?

Elba Esther Gordillo es “un animal político”, “nunca la voy a negar, la admiro y respeto”

–Mis fracasos han sido dejar pasar, dejar pasar, pues, prácticamente algunas oportunidades que no vi, me hicieron reconocer fundamentalmente la inseguridad, lo que le hemos criticado a las compañeras, el esperar que alguien venga y nos diga, es por acá, el no tener esa fe en uno mismo, a mí me ha enseñado el fracaso, puntualmente, en una sola palabra creer más en mi misma, que lo que yo quiero, lo que tú quieres, lo que todos queremos es válido y podemos trabajar en ello.
–¿Cómo ves la violencia política contra las mujeres en Quintana Roo?
–Existe, definitivamente existe, pero hay algo interesante, que en varios estados se estuvieron negando a aplicar lo de la ley tres de tres, a hacerla realidad, en donde se iba a castigar, a sancionar a las personas que ejercen la violencia, entre otro dos puntos, pero el tema es que no aparecen las mujeres para defender esta ley, para hacerla valer en los congresos y creo que mientras esto no se dé, la violencia va a seguir ejerciéndose, ya creo que es el momento que se empiece a denunciar.
–¿Qué tiene que ver con Elba Esther Gordillo, porque es clave en Redes Sociales Progresistas, para todos es sabido que Redes Sociales Progresistas se le ubica como propiedad de Elba Esther, del liderazgo de la maestra?
–Cuando hablamos de que apoyamos a López Obrador, los maestros de ese entonces, éramos precisamente los maestros que estuvimos participando en su momento con ese sindicato que la maestra de manera muy atinada dirigió y muy atinada, porque existimos, nos visibilizamos, porque había un pliego petitorio, porque había muchas cosas para los maestros, esos maestros que anhelábamos, si no regresar, mejorar el tema sindical que se perdió en el sexenio de Peña Nieto, pues fuimos los que nos aglutinamos, entonces nos decían elbistas y suponían que la maestra nos estaba dirigiendo, la maestra seguía en prisión domiciliaria y pues no era una situación que podía ella moverse, finalmente, cuando todo se aterriza y ella ve el tema sindical, porque le duele el tema magisterial, ve el tema como una prioridad para recuperar y para posicionarlo, pues se emprende otro tipo de lucha, nosotros los que creímos en el partido dijimos, vamos por acá, es un grupo. Yo nunca voy a negar a la maestra, es una persona que admiro que quiero, que respeto, es un referente político, es un animal político, si se permitiera la expresión, tiene un análisis profundo de la vida del país, una visión muy puntual de lo que está pasando, hacía donde vamos y que hay que hacer y de ella hemos aprendido mucho, yo en lo particular, yo he aprendido mucho y jamás la negaría.
De los once municipios de Quintana Roo, en seis ya existe estructura del Partido Redes Sociales Progresistas y en tres son dirigidas por mujeres. En los otros cinco municipios se está en formación de cuadros.

Deja un comentario