Clic Para Compartir

¿Quién es Bianca Alejandrina Lorenzana Alvarado?

En la sección Mujeres por el 10 noviembre 2020 a las 7:57 pm

Necesariamente Incómoda

Graciela Machuca Martínez
Una vez más quedó demostrado que en los diferentes niveles de gobierno que se mantiene enraizada una cultura machista, patriarcal y autoritaria, que solo espera el menor pretexto para sacar los dientes y mostrarse tal cual es, evidenciando que los principios de equidad, no discriminación, inclusión, justicia y lucha contra la impunidad solo son palabras para el discurso político, para hacer proselitismo electoral, con lo que se enmascaran su verdadero rostro.
El feminicidio de Alexis solo es uno de las decenas de casos que se han registrado en Quintana Roo y de los miles que se tienen documentados en el país, desafortunadamente no será el último, porque la sociedad se niega a involucrarse, para la mayoría de la población mexicana el feminicidio no existe hasta que una de las mujeres de su entorno es asesinada y dan inicia al sinuoso camino de la impunidad.
La represión policial en contra de manifestantes la tarde-noche del nueve de noviembre de 2020, con resultado de una veintena de lesionados y al menos dos periodistas con heridas de bala, tiene que ser un parteaguas en la lucha por la defensa de los derechos de las mujeres, principalmente el relativo a vivir una vida libre de violencia, pero ese cambio de paradigma debe surgir de la misma sociedad, la cual se convierta en participe de un movimiento ciudadano articulado y con estrategias diseñadas para alcanzar los objetivos y así evitar que las personas que participen en la protesta social solo queden como carne de cañón, y que no se limiten a que los legisladores se lamenten en los muros de las redes sociales
Alexis y las demás mujeres asesinadas en Quintana Roo no se merecen que sus casos queden en la impunidad y que sean sepultados por una masiva violación a derechos humanos, porque eso es lo que quieren quienes han orquestado los actos de represión durante las manifestaciones, que los casos de feminicidios o de desapariciones de mujeres queden en segundo término y se priorice la inconformidad en contra del uso excesivo de la fuerza pública, porque esto lo resuelven despidiendo a los policías, el eslabón más frágil del poder gubernamental.
En México tenemos muchos ejemplos de cómo los auténticos movimientos sociales han sido infiltrados y descarrilados, cuando logran sobrevivir a esta embestida son blanco de la represión, de esta manera, sus demandas primigenias se olvidan para enarbolar la exigencia de justicia a nuevas violaciones a derechos humanos, como en este caso, ahora se debe exigir justicia por las personas lesionadas, las golpeadas, las que fueron detenidas y porque se investiguen los hechos. Pero de Alexis y de las demás mujeres asesinadas en Quintana Roo y en el país no nos debemos olvidar.

RESPONSABILIDAD DE ALBERTO CAPELLA Y SU MANDO ÚNICO
La represión policial de la tarde noche del 9 de noviembre tiene muchos responsables y el número de víctimas directas e indirectas se ha incrementado. Además, de las investigaciones de oficio que se tienen que realizar para deslindar responsabilidades y sancionar a los responsables, se deben emprender acciones políticas en torno a figuras como Alberto Capella Ibarra, secretario de Seguridad Pública de Quintana Roo, quien el día de los hechos no estaba en Quintana Roo por un asunto familiar como fue el fallecimiento de su padre.
Su ausencia es justificable por la importancia familiar del deceso, lo que no tiene justificación, es que como coordinador del Todopoderoso Mando Único Policial en Quintana Roo, precisamente, durante su ausencia se tomen decisiones como disparar contra un grupo de manifestantes.
La función de Capella no es vestir el uniforme policial de gala y posar durante operativos, ni hacerla de actor o comediante, ni mucho menos llegar como primer respondiente a la escena de un crimen, su función en diseñar y poner en marcha estrategias para garantizar el derecho humano a la seguridad pública a quienes habitan y visitan Quintana Roo.
Capella Ibarra debe rendir cuentas sobre los protocolos de acción de las policías municipales, porque el Mando Único se creó no solo para dar órdenes y querer disminuir la incidencia delictiva con el petate del muerto, sino para cumplir con un mandato constitucional.
Por la mañana del lunes 9 de noviembre empezaron circular por redes sociales mensajes como este: “Hoy lunes 9 de Noviembre a las 5 pm, nos vemos en la Fiscalía central de todos los municipios. Saldremos a la calle por Alexis y por las que ya no están. Necesitamos en urgencia, acción por parte de las autoridades para que las familias de las víctimas en Quintana Roo, obtengan justicia y no la incertidumbre de siempre ¡Estamos cansadas, hartas y enojadas!

justiciaparaalexis #quintanaroofeminicida”.

¿QUIÉN ES ALEXIS?
Durante la tarde del domingo 8 de noviembre se activó el Protocolo Alba por la desaparición de Bianca Alejandrina Lorenzana Alvarado denunciada por su madre, por la noche es hallada asesinada. Su cuerpo presentaba marcas de extrema violencia. Conocida como Alexis, vivía en Cancún. Fue vista por familiares el día siete cuando salió de su domicilio a vender un cigarro electrónico acompañada de unos amigos.
La Red de Feministas Peninsulares y la Red de la Escuelita Popular Feminista Peninsular, condenaron la agresión en la que participaron junto con otras organizaciones y familiares de la víctima frente a las instalaciones de la Vicefiscalía y Palacio del Gobierno Municipal de Cancún.

Ambas organizaciones exigieron a los gobiernos municipal, estatal y federal “una investigación amplia en contra de los responsables de estas agresiones”. Además, el inicio de las investigaciones en contra de las autoridades que dieron la orden de repeler con fuego la manifestación, “así como el acompañamiento a las víctimas de estos graves hechos que nos indignan”.
Por su parte, el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF) condenó “la represión contra periodistas y sociedad civil en el marco de las diversas manifestaciones públicas realizadas luego de la desaparición y posterior feminicidio de la joven Bianca Alejandrina Lorenzana Alvarado”.
VIOLENCIA CONTRA PERIODISTAS EN CANCÚN Y LA INACCIÓN DE LA FEADLE
La organización civil destacó en un comunicado que en el marco de la manifestación en Cancún, “la policía municipal agredió a las personas manifestantes con uso excesivo de la fuerza, seis periodistas fueron objeto de agresiones, dos con lesiones con arma de fuego”.

Con evidencias, considera que el contexto de la violencia feminicida en la entidad es grave, de acuerdo a las estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) de enero a septiembre de este año 2020, en Quintana Roo se han cometido 58 asesinatos de mujeres, solo 9 se investigan como feminicidio, lo anterior a pesar de las características de los asesinatos, como el caso de Alexis, quien fue localizada descuartizada y embolsada en un lugar público.

En torno a la desaparición de mujeres, niñas y adolescentes en la entidad, de acuerdo a datos de la Fiscalía General del Estado, en el periodo de enero a agosto de este año han desaparecido 79 mujeres, 59 han sido localizadas con vida, 3 sin vida y 17 continúan pendientes de localizar.

Se pide la intervención de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), de la Fiscalía General de la República (FGR), para que inicie una investigación diligente, imparcial y objetiva que identifique y sancione a los autores materiales e intelectuales de la represión ocurrida en el marco de la manifestación en exigencia de #JusticiaParaAlexis, así como las otras instancias gubernamentales actúen conforme a derecho.

Deja un comentario