Clic Para Compartir

Constructoras trabajarán a marchas forzadas para superar rezago en construcción del Tren maya

En la sección LA COLUMnita NECESARIAMENTE INCOMODA por el 8 enero 2021 a las 12:25 pm

Necesariamente Incómoda

**La opacidad en torno a los proyectos energéticos en el Sureste de México que serán reforzados por la obra ferroviaria.
**Más de 75 proyectos energéticos se diseñaron para construir en los estados por donde pasará el tren.
Graciela Machuca Martínez
A finales de diciembre, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador realizó una gira por la Península de Yucatán para supervisar los trabajos de la construcción del Tren Maya y en Tinum, el director general del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons, declaró que las empresas constructoras se han comprometido a aumentar turnos y frentes de obra para cumplir con el programa de obra.
El servidor público comentó que el desarrollo de estudios técnicos, los fenómenos meteorológicos y la pandemia “han representado retrasos en la obra, por lo que las empresas constructoras han desarrollado programas trimestrales que buscan redoblar esfuerzos y cumplir en tiempo y forma para asegurar la operación del sistema en este sexenio”.
Las actividades que se tienen que realizar a marchas forzadas para cumplir con las etapas establecidas para 2020 y 2021 son, al menos en los cuatro primeros tramos, desmantelamiento de vía, trabajos preliminares, inicio de plataforma, obras de drenaje transversal, fabricación de durmientes, apertura de frentes de obra, uso de elementos prefabricados.
Por otra parte, Jiménez Pons se comprometió a que ninguna familia que esté asentada dentro de los márgenes del derecho de vía se quedará sin vivienda. Anunció que ONU-Hábitat “ya está retomando el proceso de reubicaciones, que estuvo suspendido por la contingencia sanitaria ocasionada por el COVID-19. Ahora se avanza de manera digital, sin exponer a nadie”.
En esa misma visita, de acuerdo a diversos medios de comunicación, entre ellos Animal Político, habitantes de los barrios de Camino Real, La Ermita y Santa Lucía en Campeche, entregaron al presidente Andrés Manuel López Obrador una carta donde le piden que cambie el trazo de un tramo del Tren Maya para que sus casas no sean demolidas. Pobladores de los barrios interceptaron su camioneta para entregar la misiva.
“Le escribimos con mucho temor de ser desalojados por el Proyecto Tren Maya. Queremos ser muy claros con usted, como colectivo no estamos en contra de su proyecto porque sabemos que ayudará a impulsar la economía generando fuentes de trabajo en nuestro estado de Campeche. (…) todos coincidimos en defender nuestro patrimonio y barrios que hemos habitado por tantea generaciones.
“Que documentos, títulos de propiedad, evidencias históricas plasmadas en el periódico oficial del Estado de Campeche, señalan la antigüedad de estos barrios y sus pobladores desde antes del ferrocarril”, se lee en la carta, a cuya copia tuvieron acceso representantes de medios de comunicación.
EL TREN MAYA Y LA AGENDA DEL SECTOR ENERGÉTICO EN EL SURESTE DE MÉXICO
Hay temas que el gobierno federal no acaba de explicarle a la población de las entidades por las que cruzará el Tren Maya y que son de vital importancia si se trata de no mentirle al pueblo de México. En esta ocasión retomaré solo uno de esos asuntos pendientes de transparencia, como es la agenda del sector energético en el Sureste de México, que analiza la Fundación Poder en su investigación periodística denomina El Tren de las Élites, empresas beneficiadas y proyectos energéticos en el sureste mexicano.
En esta investigación, entre otros tópicos, se revelan los proyectos energéticos de empresas transnacionales y mexicanas que se están planeando unos y construyendo otros a lo largo y ancho de esta región del país, de lo cual el gobierno federal no ha dicho nada.
Se lee en el referido documento que el Tren Maya ha sido justificado por la autoridad encargada de su ejecución no sólo como un proyecto de infraestructura sino también como un proyecto integral de ordenamiento territorial.
Esto implicaría la reconstrucción de la región sureste del país y replantearía el manejo político administrativo en esos territorios. No obstante, hasta el momento su avance y divulgación se ha centrado en la ingeniería y procedimientos para la construcción de los tramos, por lo tanto la posibilidad de conocer en qué consistiría tal reconstrucción territorial es limitada.
Las autoras y autores del estadio sostienen que el gobierno no ha publicado información que permita comprender cómo se van a disponer componentes del ordenamiento tales como; abastecimiento alimentario basado o no en actividades agropecuarias locales, acceso a derechos como vivienda, educación, infraestructura básica (redes de agua, luz y drenaje), salud, educación, programas de protección y de recuperación ambiental y cómo las comunidades que viven en esos territorios estarían tomando decisiones al respecto.
SE CONTEMPLA LA PRIVATIZACIÓN DE TERRENOS EJIDALES PARA EL REORDENAMIENTO TERRITORIAL
Precisan que en la Manifestación de Impacto Ambiental del tren, Fonatur mencionó que existe un esquema de planeación territorial que forma parte de este proyecto y que la privatización de los terrenos ejidales es considerada parte del reordenamiento.
Sin embargo, tal información no ha sido descrita o ampliada a detalle por parte de las autoridades. El 9 de octubre de 2020, ejidatarios de Campeche denunciaron que firmaron sin conocimiento lo que resultó ser una indemnización por la ocupación previa a la expropiación de sus predios, al creer que el documento en cuestión se trataba del pago de derechos de vía que estaba pendiente para sus ejidos. Fonatur habría designado a Barrientos y Asociados S.A de C.V., empresa dedicada a la “liberación de derechos de vía” para obtener tales firmas.
EL 26 % DE LA CARGA QUE TRANSPORTARÁ EL TREN MAYA SERÁ COMBUSTIBLES
Con la información disponible hasta el momento, se estima que el 70% de los ingresos totales del proyecto provendrán del transporte de carga, y de éste, alrededor del 26% corresponderá a combustibles y el 11% a productos de la industria de la construcción.
No se ha publicado, advierten, qué tipo de combustibles transportará el tren, sus destinos y origen, por ejemplo cuáles son las empresas que pagarán por el servicio, si quedará en México o corresponde a rutas de comercio internacional y para qué será usado ese combustible.
Sin embargo, Fonatur ha explicado que la “primera ruta de traslado de combustible se concretará en 2023” y que la “intención es que todos los combustibles se lleven por el Tren Maya y lleguen a centros de carga”. Para la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, CONCANACO, el Tren Maya y los ductos de gas en la Península de Yucatán son proyectos complementarios.
El tren apunta a conectarse con el resto de la red ferroviaria del país y, eventualmente, con el Corredor Transístmico, la primera etapa de ese proyecto será la construcción de un tren eléctrico que conectaría con la línea del Tren Maya con destino a la ciudad de Valladolid en Yucatán.
EL SURESTE PRESENTA LA MAYOR DEMANDA DE GAS NATURAL EN MEXICO
El sur y sureste del país forman parte de un plan estratégico para la integración técnica de la red de ductos de gas en todo México. Esta región presenta la mayor demanda de gas natural a nivel nacional, la cual va destinada, principalmente, para el sector eléctrico, industrial y petrolero. Uno de los principales proyectos de este sexenio para esta región es el gasoducto Interconexión Mayakan destinado a la generación y transporte de gas a través de 90 kilómetros de ductos que ampliarán el Sistema Nacional de Gasoductos.
Entre el año 2015 y 2019 la Secretaría de Energía (SENER) y la Semarnat reportaron 6 gasoductos en el sureste mexicano, cinco en Yucatán (uno compartido con Campeche) y uno en Quintana Roo. Forman parte de un total de 75 proyectos de generación de energía en Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo. Entre los que hay parques eólicos, fotovoltaicos, centrales hidroeléctricas, plantas de agrocombustibles de aceite de palma africana y contratos de explotación terrestre y marítima de hidrocarburos.
Hasta finales de 2020, cuando se publicó el informe, las autoridades no habían entregado información sobre la ubicación exacta de cada uno de los proyectos, sus coordenadas geográficas continúan formando parte de la investigación a futuro. A la fecha no todos los proyectos han sido autorizados por Semarnat como el caso del parque fotovoltáico Oxcum en Yucatán, el parque solar San Felipe en Quintana Roo y la hidroeléctrica Santo Domingo en Chiapas.
OPACIDAD SOBRE EL OBJETIVO FINAL DEL TREN MAYA
Asimismo, algunos se encuentran suspendidos debido a que la empresa promovente desistió del proyecto, es el caso del parque solar Uyama, en Yucatán. Estos proyectos se siguen considerando para esta investigación mientras que SENER y Semarnat sigan reportando la vigencia de los mismos. Es importante mencionar que un proyecto puede solicitar autorización ambiental en repetidas ocasiones y retomar su asignación si la empresa promovente lo solicita.
Algunas empresas promoventes o subsidiarias de los proyectos no cuentan con información disponible que permita identificar a sus propietarias o empresas matrices. Es probable que en algunos casos correspondan a razones sociales creadas por grandes grupos empresariales.
Esta es la razón por la que continuamos exigiendo transparencia a las empresas que continúan utilizando vehículos corporativos complejos para evadir y eludir sus responsabilidades. Hasta aquí una parte de la investigación que se realizó con herramientas periodísticas, por medio de solicitudes de información pública gubernamental, así como con información pública que se encuentra expuesta en páginas de transparencia de entes gubernamentales.
Desde luego que la construcción del Tren Maya cambiará al sureste mexicano, pero no sabemos si para bien o para mal, porque las autoridades y las empresas privadas nacionales y transnacionales siguen actuando con opacidad, esconden los verdaderos objetivos para que les servirá el emblemático tren.

Deja un comentario