Clic Para Compartir

Detención del exgobernador Mario Marín revive en Quintana Roo la historia detrás de la versión de Lydia Cacho

En la sección Mujeres por el 6 febrero 2021 a las 8:24 am

Necesariamente Incómoda

Graciela Machuca Martínez
**Cuando se cometió el delito de tortura contra Lydia Cacho, no era grave en Quintana Roo, por lo que podría salir bajo fianza.
**En entredicho ética profesional de Lydia Cacho como abogada, periodista y defensora de derechos humanos.
**Publicó historias que víctimas de pederastia le confiaron porque fungía como su abogada, eran confidenciales, no para publicar.

A Mario Marín Torres, exgobernador del estado de Puebla (2005-2011), le hicieron efectiva una orden de aprehensión por haber dado la orden para que a la activista por los derechos de las mujeres, niñas y niños, Lydia Cacho, la detuvieran y después torturaran durante el trayecto, vía carretera, de Cancún a Puebla, luego de ser acusada de diversos delitos por el empresario Jean Succar Kuri, a quien acusó de pederasta en su libro Los Demonios del Edén, señalamientos que llegaron al ámbito judicial y que ahora lo mantienen en prisión.
Mario Marín le debía un favor a su amigo Kamel Nasif y ordenó que la entonces Procuraduría de Justicia de Puebla, integrará una averiguación previa en contra de Lydia Cacho para poder detenerla y “darle un escarmiento”, como lo dijo durante la famosa llamada telefónica durante la cual, Succar Kuri lo llamo “mi gober precioso”, al festinar la detención.
Ni los gobiernos panistas de Vicente Fox Quezada ni de Felipe Calderón Hinojoza, mucho menos el del priista Enrique Peña Nieto, tuvieron el interés de resolver jurídicamente un asunto mediático que les hacía ruido a nivel internacional, pero Andrés Manuel López Obrador, en periodo preelectoral activó sus mejores oficios en el Poder Judicial de la Federación para que los amparos anteriores a favor de Marín Torres quedarán sin efecto y un juzgado federal argumentará la procedente orden de aprehensión.
El gobierno de López Obrador, a nombre del Estado mexicano, pidió disculpas a Lydia Cacho, por las violaciones a sus derechos humanos cometidas en su contra, pero esto no fue suficiente, porque aún faltaba ver en prisión a Mario Marín Torres. A pesar que era publica la presencia de Mario Marín en Puebla, en la Ciudad de México y en Acapulco, no se le detenía, porque la fecha propicia era cuatro meses antes de las elecciones del próximo mes de junio.
De acuerdo a la abogada de Lidya Cacho, convencerá para que pida la pena máxima que existe en México por el delito de tortura, tomando en cuenta, que cuando Marín afirmó haber dado la orden de la detención y tortura, era servidor público y como tal, la ley marca una agravante.
ABOGADOS DE MARIO MARÍN BUSCAN BENEFICIO DE LIBERTAD BAJO FIANZA, PORQUE DELITO DE TORTURA, EN QUINTANA ROO, NO ERA GRAVE EN 2005
La tortura en México y en Quintana Roo, ahora ya se considera un delito grave, lo que pondría en aprietos a la defensa, pero los argumentos de los jueces federales que le dieron la protección a Mario Marín en el pasado, a través de amparos, argumentaron que no hay ninguna prueba documental o testigos que prueben la intervención de Marín en la orden de tortura, más que los dichos de Cacho.
Es evidente que Mario Marín lo ordenó, pues lo dice en la grabación de la llamada telefónica, pero desafortunadamente, desde el punto de vista legal, esa llamada no tiene sustento legal, ya que se obtuvo de manera ilegal, a través de espionaje telefónico, podría ser una prueba contundente, si la orden de la intervención telefónica hubiera salido de un juez.
Otra elemento que beneficia a Marín Torres es que la orden de aprehensión en su contra, solo es por presunta implicación en el delito de tortura contra Lydia Cacho, pero hasta el momento, ninguna fiscalía a buscado judicializar su participación en la red de pederastia que sí se le pudo comprobar a su amigo Jean Succar Kuri.
José Luis Ramírez Tellez, abogado de exagentes ministeriales del estado de Puebla, que fueron detenidos, señalados como los autores materiales de la tortura, declaró que Mario Marín Torres, podría salir bajo fianza, a pesar que el delito de tortura sea grave, ya que después de varias investigaciones, tanto de agentes del ministerio púbico federales como estatales, en ninguna se le ha podido acreditar jurídicamente que haya emitido tal orden.
Dijo que realiza las gestiones correspondientes para que su defendido Alejandro Rocha, detenido como autor material, salga bajo fianza, pues existen los elementos para ello y si a quien procesaron por autoría material puede salir bajo fianza, entonces el exgobernador también alcanzará ese beneficio.
Otro elemento a favor de los abogados de Mario Marín y acusados de ser autores materiales, es que el delito de tortura en el año 2005, en Quintana Roo, no era grave y un principio general del derecho dice que ninguna ley tendrá efectos retroactivos. Además, los abogados de Marín, lograron, a través de amparos, que se le procesara por la justicia del fuero común, para poder contar con ese beneficio.
Mario Marín, ha venido pagando los gastos de la defensa de los tres agentes ministeriales señalados como autores materiales de la tortura: la comandanta Verónica, la jefa de Grupo Irene y Rocha, quien se encuentra preso en Cancún desde hace dos años.
La situación jurídica de Mario Marín se resolverá hasta la próxima semana, ya que sus abogados pidieron que se le ampliara el término constitucional para allegarse de más elementos para la defensa. Entre la estrategia está que se reservó su derecho a declarar en la primera audiencia durante la cual se le leyó el contenido de 20 tomos en que consiste la Averiguación Previa, hoy carpeta de investigación.
EN ENTREDICHO ETICA PROFESIONAL DE LYDIA CACHO COMO ABOGADA, PERIODISTA Y DEFENSORA DE DERECHOS HUMANOS
Independientemente del delito de tortura de que fue víctima Lydia Cacho, el cual se debe castigar conforme a derecho y del delito de pederastia que denunció Lydia Cacho en su libro los Demonios del Edén, en Quintana Roo es público que uno de los propósitos de la activista para escribir el libro fue encubrir y desviar los reflectores de otro pederasta, Miguel Ángel García Rascón, alto directivo del grupo hotelero español Oasis (Presidente de la Fundación OASIS) , quien en el año 2002 violó a una niña con discapacidad mental y dos años después violó a otra menor, por lo cual si fue a la cárcel.
Lo que se le cuestiona en Quintana Roo a Lydia Cacho es por qué, sobre estos casos de violación a niñas no haya escrito e investigado ni una sola linea publicó mucho menos un libro. Al poco tiempo se supo que tenía razones muy fuertes para escribir al respecto, porque es amiga de Miguel Ángel García Rascón y ella forma hasta hoy parte del consejo de asesores del Grupo Oasis en Quintana Roo, especificiamente de la Fundacion Oasis, cuando García era uno de los ejecutivos más importantes en Cancún.
Desde ese entonces, la mayoría de las presentaciones públicas de Cacho, son patrocinadas por el Grupo Oasis, como se puede demostrar si se observan los carteles y otros gráficos de las actividades de Lydia Cacho.
Otro cuestionamiento, es porqué utilizó las historias reales de niñas y niños víctimas de pederastia por Jean Succar Kuri, sin cuidar su identidad y mucho menos tener el consentimiento de los padres o tutores de esas víctimas, ella y la editorial han estado comercializando con el dolor y las secuelas de esas personas ahora adultas.
Le han pedido que ya no vuelva a editar el libro, porque en él revictimiza a las víctimas, pero se niega a escucharlos. La mayoría de las historias de Los Demonios del Edén las obtuvo siendo asesora legal de las víctimas, al publicar la información, como si hubiera sido una investigación periodística, pone en duda su ética profesional, como abogada, periodista y persona defensora de derechos humanos de las mujeres y niñas, que dice ser.
VICTIMA DE SUCCAR KURI DENUNCIA QUE LIDIA CACHO VIOLÓ ETICA PROFESIONAL AL PUBLICAR SU HISTORIA SIN SU CONSENTIMIENTO
Otra víctima que desde años ha alzado la voz en contra de Lydia Cacho, es la ahora cantante, Edith Encalada, la principal víctima de Jean Succar Kuri, de quien también se cuenta su historia, sin su consentimiento, en Los Demonios del Edén.
Por esta razón, Encalada, por medio de un video difundido a través de sus redes sociales, le pide a mujeres como Kate del Castillo y Yaltiza Aparicio que no participen en proyectos en los que Lydia Cacho se encuentra involucrada.
Castillo dio a conocer recientemente que hará una producción basada en el libro «Esclavas del poder», de Cacho, en tanto que Aparicio participa en una serie que produce la activista sobre mujeres sobrevivientes a conflictos armados.
«Lo que están haciendo es una revictimización. Al hacer uso indebido de una historia de vida, más allá de lo jurídico, estoy apelando a lo humano y al corazón, por eso pido empatía. Es peor aún porque está tratándose de situaciones tan tristes y delicadas de la niñez, es lo penoso, no me gusta hablar de este caso, pero surge esto y la verdad estoy cansada, muy cansada de eso».
«Si Kate tiene la intención de ayudar que nos busque (a las víctimas), si de verdad quiere y tiene esa voluntad, que hable con nosotras. Esto daña derechos humanos y como víctima, que vean eso», dice la ahora cantante.
Recuerda que Cacho, desde hace 16 años, ha fortificado una fortuna con algo de lo que no tiene permiso por parte de las víctimas.
«Primero, es falta de ética, es inhumano y doloroso para nosotros, luego miente a todos al pedir dinero a nombre de ayudarnos», advierte Encalada.
LA ESCRITORA VIRGINIA BETANZOS SEÑALA A LYDIA CACHO DE CÓMPLICE DE OTRO PEDERASTA
Por su parte, la escritora quintanarroense, Virginia Betanzos Moreno, autora del libro Lydia Cacho la otra cara de la pederastia, en entrevista con ABC Radio, cuestionó la parcialidad de Lydia Cacho, al omitir el caso de García Rascón y dijo: “quien omite, es cómplice”.
Pidió separar lo jurídico del fenómeno de la pederastia, porque a pesar de las denuncias lucrativas de Lydia Cacho, el fenómeno se sigue presentando en Quintana Roo y en muchas partes del país, porque este mal social se asienta, principalmente, en los centros turísticos, como Cancún.
Reconoció que Lydia Cacho haya denunciado la red de pedofilia en la que está involucrado Jean Succar Kuri, pero cuestionó su parcialidad y el daño que le ha causado a las víctimas, por falta de ética profesional.
Señala a Cacho quien “se hizo famosa a través de un libro que se llama Los Demonios del Edén, en donde narra la historia de los niños abusados por Jean Succar Kuri, pero resulta que esos niños, hoy adultos, ella no tuvo la gentiliza, con los tutores, sacar el permiso para explotar esa historia y ahora ellos, que son adultos, es lo que le reclaman, que aparte de que hizo un libro, ella siga revictimizando, cada que puede, a través de conferencias, foros, siempre la misma historia, entonces ellos si están muy molestos y creo que con justificada razón”.
En su libro, Betanzos Moreno documentó la otra historia de las razones de Lydia Cacho: “hay una historia allí, que se debe dar a conocer, la señora hizo todo ese show para encubrir a otro pederasta (…), pero este otro era su amigo, Miguel Ángel Rascón, era su amigo.”
Betanzos asegura que Lydia Cacho encubrió a Miguel Ángel García Rascón, “pese a que él violó a una niña discapacitada”.
Cuando sucedieron los hechos y después escribió el libro, mujeres activistas de Quintana Roo le reclamaron, se pusieron en contra de ella, “porque estaba, prácticamente, tapando ese hecho, con el asunto Zuccar Kuri, si, que finalmente, que bueno, digo, o sea, cada quien debe pagar sus culpas, este señor ya está pagando sus culpas, pero nosotros decimos ¿y las víctimas? ¿dónde quedaron?”.
Para la autora del libro, “el problema es que ella recibe premios, ella da conferencias, está en foros y todo eso, pero no ha ido, nunca fue, de hecho, a fondo del asunto, o sea, la pederastia sigue aquí en Quintana Roo”.
Abundó que esto de la pederastia “es una raíz muy podrida, en donde están involucrados, no solo políticos, sino el clero mismo, son muchas aristas que tiene. Entonces, eso es lo que yo doy a conocer”.
Con la detención de Mario Marín Torres y que su proceso se lleve a cabo en Quintana Roo, como una estrategia de sus abogados, pone a la entidad nuevamente en el ojo del huracán, porque a pesar de que Cacho se hizo famosa con el tema de la pederastia, la red de trata infantil opera, sin que nadie quiera ir a fondo del problema.
LYDIA CACHO UN PROYECTO PANISTA DE ELITE
En su libro “Lydia Cacho la otra Cara de la Pederastia” la escritora Virginia Betanzos Moreno en la pagina 32 publica una imagen de un documento firmado por Rodolfo García Pliego como secretario del H Ayuntamiento de Benito Juarez (Cancun) con fecha 30 de octubre de 1998, en donde se le otorga un cerficado de residencia que acredita desde 1986 en el domicilio, La Isla departamento 17 Pok ta Pok (El mas exclusivo de la zona hotelera en esos años) en Cancun Quintana Roo.
En otra imagen en la pagina 33, la escritora Betanzos Moreno da a conocer otro documento este con el logotipo del PAN Partido Acción Nacional con el encabezado “DATOS GENERALES DE LA LISTA DE CANDIDATOS A DIPUTADOS POR EL PRINCIPIO DE REPRESENTACION PLURINOMINAL” donde aparece Troy Becerra Palma en priumer lugar, en segundo lugar Joel Espinoza Moreno, en tercer lugar Felipe Jesus Lopez Meneses y en cuarto lugar Lydia Maria Cacho Rivero.
Esta parte del libro de Virginia Betanzos, nos lleva a comprender aquellas campañas y marchas que a raíz de las grabaciones se emprendieron en Puebla cuando resultó ganador de las elecciones el finado Rafael Moreno Valle en la Ciudad de la talavera, entre otras cosas.

Deja un comentario