Clic Para Compartir

Si regresamos al semáforo naranja, algo hemos hecho mal en Quintana Roo para controlar la pandemia

En la sección Salud por el 30 abril 2021 a las 9:23 pm

Necesariamente Incómoda

Graciela Machuca Martínez
Indudablemente, reactivar la economía de Quintana Roo es una de las aspiraciones de todos los sectores productivos de la entidad, los cuales se han visto afectados por la pandemia. A todos quienes vivimos y trabajamos en esta entidad nos ha impactado lo que se ha hecho bien y lo que se ha hecho mal durante esté periodo de más de un año de emergencia sanitaria; es urgente que las actividades económicas se restablezcan, pero también es muy importante saber a qué costo.
Tanto las instancias gubernamentales como la sociedad quintanarroense algo hemos hecho mal al enfrentar la pandemia y a la vez, acoplar el combate sanitario a los requerimientos de la economía, porque no supimos comportarnos para cuidarnos en la fase del semáforo amarillo para poder descender al verde, pues lamentablemente regresamos a la fase naranja, porque no fuimos capaces de disminuir los contagios y con ello bajar el índice de ocupación de las camas hospitalarias.
La economía de Quintana Roo está sostenida de las actividades turísticas y comerciales, por lo que el incremento de visitantes durante la temporada vacacional de Semana Santa sirvió como una muestra de que los sectores productivos del estado están preparados para reanudar las actividades, pero el costo ha sido muy alto, tanto habitantes de Quintana Roo, como visitantes resultaron contagiados de Covid-19, lamentablemente, algunas de estas personas han muerto o se encuentran en estado crítico. Quizás el número de víctimas mortales ha sido mínimo, pero deberíamos estar preocupados, aunque solo fuera una sola persona que falleciera.
Resultó un éxito la Cumbre Mundial del WTTC Cancún 2021 del Consejo Mundial de Viajes y Turismo, que se desarrolló la semana pasada bajo el lema “Uniendo al mundo para la recuperación”.
Se trató de la Cumbre Global que hará historia “al convertirse en el primer evento mundial de viajes y turismo en el que los líderes” se reunieron “desde que la pandemia COVID-19 devastó el sector y detuvo todos los eventos importantes en todo el mundo, en marzo de 2020”.
Sin embargo, una semana después de este importante evento, el 2 de mayo, Quintana Roo regresará a la fase naranja del semáforo epidemiológico y con ello, las restricciones a diversas actividades económicas, regresan, con ello, la incertidumbre de miles de empresarios y sus trabajadores será el pan de todos los días.
LAS ESTRATÉGIAS NO HAN FUNCIONADO, DESDE LA INSTITUCIONALIDAD SE DEBE BUSCAR OTRO CAMINO
Si lo que hemos hecho hasta el momento para “domar” la pandemia no ha funcionado, a pesar de que se trate de estrategias diseñadas por el gobierno federal, entonces, desde Quintana Roo se tienen que emprender acciones diferentes, en uso de las atribuciones que el gobierno del estado tiene como autoridad estatal.
También cuestiono a las autoridades municipales, sobre que han hecho o hicieron para coadyuvar al control de la pandemia, antes de que en sus vidas como personas servidoras públicas, solo estuviera su reelección o dejar a sus incondicionales en los gobiernos municipales.
La responsabilidad es de toda la sociedad quintanarroense, para hacer lo que le corresponde a nivel personal, familiar y comunitario, pero, quienes forman parte de los tres niveles de gobierno y por ello les pagan, tienen la responsabilidad de buscar estrategias de emergencia para controlar la pandemia de manera diferente, porque lo hecho hasta el momento no está funcionando, en lugar de ir para adelante, vamos caminando como los cangrejos, al menos, del 3 al 9 de mayo, estaremos en color naranja del semáforo.
Con ello, los planes para reactivar la economía, por lo menos se detienen una semana, en espera de que el número de contagios, hospitalizaciones y defunciones disminuyan.
Lo que la sociedad quintanarroense no tiene claro, que los colores del semáforo, desde la óptica gubernamental, es para medir el número de camas disponibles para hospitalización, así que mientras más camas disponibles haya, es una invitación a contagiarse y ser intubado, y tal parece que muchas personas en Quintana Roo buscan jugar a la ruleta rusa al buscar el contagio.
El gobernador Carlos Joaquín, el 29 de abril, al informar que el estado regresa al semáforo naranja a partir del 3 de mayo, consideró que esto es resultado “del relajamiento de los hábitos, medidas preventivas y protocolos sanitarios”.
Precisó que durante la semana del 3 al 9 de mayo, “toda la entidad tendrá que ajustarse a las disposiciones que marca el plan Reactivemos Quintana Roo en semáforo color naranja, para avanzar en el cuidado de la salud y la recuperación de la economía”. Dio a conocer cuatro medidas.
CUATRO ACCIONES DE EMERGENCIA EN BUSCA DE EVITAR EL COLAPSO EN QUINTANA ROO

  1. Aplicar más pruebas y vacunas. Para ello, el gobierno deberá incrementar el número de ellas en zonas prioritarias y hacer más fácil los esquemas de vacunación; los empresarios, deberán aplicar las pruebas en sus trabajadores, permitirles aplicarse las vacunas y fomentar el uso de los hábitos; la ciudadanía debe permitir la realización de pruebas rápidas y aplicarse las vacunas de acuerdo a su rango de edad
  2. Implementar un programa emergente de sanitización en el transporte y espacios públicos. El gobierno hará acciones de sanitización en oficinas, espacios públicos y revisar las concesiones de transporte para que se lleve la sanitización en ello; las empresarias y empresarios, realizar campaña de sanitización en unidades de transporte, espacios y negocios y empresas; los ciudadanos, lavarse con frecuencia las manos, usar gel, usar permanente y bien el cubrebocas y hacerlo obligatorio en espacios públicos.
  3. Supervisar reuniones. El gobierno hará labores de fiscalización y revisión de fiestas, eventos y campañas para verificar uso de los hábitos; los empresarios, respetar los aforos y lo que el semáforo marca y permite en fiestas y eventos; los ciudadanos, quedarse en casa más tiempo posible, abstenerse de participar en fiestas, eventos y actos masivos.
  4. Fortalecer el programa de burbujas sanitarias. El gobierno instalará filtros, se restringirá la movilidad y se fortalecerá la presencia de los jóvenes de chalecos y gorras amarillas; los empresarios, deberán colaborar con el cumplimiento total de los protocolos; los ciudadanos, respetar las indicaciones que se den en filtros y burbujas sanitarias.
    El gobernador Carlos Joaquín dijo: “Cualquier retroceso en las medidas y responsabilidad de cuidarnos propiciará que los contagios vayan hacia arriba, con más ocupación hospitalaria y eso nos metería en problemas”.
    LAS CAMPAÑAS ELECTORALES, OTROS FOCOS DE INFECCIÓN POR FALTA DE INTERÉS EN LA SALUD DEL ELECTORADO
    Mientras tanto, el Instituto Electoral de Quintana Roo debe estar vigilante de que quienes aspiran a un cargo de elección popular deben actuar apegados a la ley, para no violentar las reglas sanitarias, ya que se han documentado muchos casos de que por buscar votos, hasta debajo de las piedras, se está poniendo en riesgo a los sectores poblacionales en condiciones de vulnerabilidad.
    Por ello, desde hace varios días, la consejera Presidenta Mayra San Román Carrillo Medina, emitió un mensaje a las candidatas y candidatos, así como a la ciudadanía quintanarroense, con motivo del arranque de campaña del Proceso Electoral Local 2020-2021, a celebrarse el próximo 6 de junio, para renovar a los integrantes de los 11 Ayuntamientos del Estado y las cuatro diputaciones federales.
    En lo que se refiere a las mujeres y hombres de los partidos políticos y en la modalidad de independientes que iniciaron campaña en busca del voto popular, los exhortó “a cumplir de manera estricta, los protocolos en materia de salud que emiten las autoridades competentes con motivo de la pandemia”.
    Entre las recomendaciones que se hacen a las y los candidatos en eventos en espacios al aire libre son: uso obligatorio del cubrebocas, aplicación de gel antibacterial, toma de temperatura, sana distancia de 1.5 metros, evitar la asistencia de grupos vulnerables, el orador/a deberá utilizar cubrebocas, desinfectar todo el material, evitar aglomeraciones y organizar el desalojo, entre otras.
    Para los eventos en espacios cerrados, dijo, se deberán seguir las siguientes recomendaciones: limpiar y desinfectar aires acondicionados, mantener una buena ventilación, accesos controlados, uso obligatorio de cubrebocas, aplicación de gel antibacterial, toma de temperatura, mantener sana distancia de 1.5 metros, el orador/a deberá utilizar cubrebocas, desinfectar todo el material a utilizar, evitar aglomeraciones y organizar el desalojo, entre otras.
    Pero por lo que se ve en las campañas, la salud del electorado no es prioridad para quienes usufructúan los partidos políticos, estas personas lo que quieren es ganar las elecciones para seguir gozando de privilegios por que es lo que forma parte de la clase política de Quintana Roo.

Deja un comentario