Clic Para Compartir

Red Nacional de Radiocomunicación en peligro de nuevo monopolio: expertos

En la sección Libertad de Expresión y Periodismo por el 14 mayo 2021 a las 9:06 am

La actualización de la red de Sedena favorecería a un único oferente 

Ciudad de México a 13 de mayo de 2021.-Pese a la intención del gobierno del presidente, Andrés Manuel López Obrador, por equilibrar el mercado de la radiocomunicación de misión crítica, todo indica que la “cancha” del sector seguirá dispareja. Se vislumbra un monopolio renovado que, además, va en contra de la política de austeridad del gobierno federal.

“La red que estaría implementando México tendría un costo de alrededor de 20,000 millones de pesos y sometería a la autoridad a un particular, dejando fuera la libre competencia y generando pérdidas millonarias para el Estado Mexicano”, aseguró Óscar Fernández, especialista con más de 20 años de experiencia en el ramo. 

Tan sólo el año pasado, el Presupuesto de Egresos de la Federación asignó un gasto de 800 millones de pesos, a través del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública (FASP), para mantener la actual Red Integrada Nacional de Radiocomunicación (RINR), declarada obsoleta y sin posibilidad de adaptación. Esta cifra se incrementa hasta casi 10,300 millones de pesos en presupuesto para mantenerla operativa la red de tecnología propietaria Airbus Tetrapol TDM.

Desaparecer la competencia

Actualmente, una línea de trabajo se desarrolla sobre la idea de modernizar la RINR a través de la red de radiocomunicación de Sedena, un sistema que fue instalado en 1990 con la implementación de sistemas analógicos, y que posteriormente fue actualizada a la tecnología P25.  Estas redes siguen funcionando actualmente en dicha dependencia federal.

Sin embargo, expertos advierten que existe un problema. El plan de modernización de la red nacional de radiocomunicación usando la plataforma tecnológica de la Sedena solo es posible a través de actualizaciones de la misma marca propietaria de los nodos y repetidores ya desplegados. No existe ningún otro fabricante del mundo que pueda ser compatible con los repetidores actualmente en funcionamiento en la entidad castrense. 

De este modo, el país,  tras más de dos décadas sometida a un monopolio en materia de radiocomunicación, fruto de la elección en el pasado de una tecnología propietaria como es el Tetrapol, pasaría a otro monopolio de facto al quedar en manos de un único proveedor. 

Al respecto, Fernández, quien ha acompañado política pública de esta naturaleza en al menos 10 países de todo el mundo, ejemplifica dos casos de la tendencia monopólica en Coahuila y Oaxaca, que pese al decreto de noviembre del año pasado que indica una apertura de mercado en favor del mejor postor, los procesos de licitación terminaron por comprar tecnología P25 del único fabricante que tiene nodos preexistentes en México. No hubo realmente competencia, dado que el proceso fue hecho a la medida para dicho fabricante. 

El experto se pregunta, ¿por qué algunos fabricantes con capacidad para implementar redes de otros estándares abiertos y que favorecen una libre competencia como Tetra insisten en que prevalezcan los monopolios en lugar de tecnologías competitivas en las que tanto el monopolio actual como el pretendido pueden participar?

Urgente libre competencia y modernizar 

“Es una oportunidad para realizar un cambio, en primer lugar, por un tema tecnológico. Hay que migrar a redes que tengan características de estándares abiertos. En segundo lugar, por un tema de recursos, a partir de la crisis sanitaria, se necesitan optar por tecnologías de vanguardia, pero con un alcance presupuestario adecuado para el gobierno”, explicó David Ludeña, abogado especializado en radiocomunicación para Teltronic, empresa líder a nivel mundial en el mercado, bajo el estándar Tetra.

Condicionar la licitación para la modernización de la Red Nacional de Radiocomunicación a una tecnología como P25, supone no solo la alternativa más costosa según los informes vinculantes elaborados por el IPN, sino que se estaría vulnerando el principio de Libre competencia sobre el que se articula el proceso de modernización. Además, se estaría apostando por una solución tecnológica cuyas capacidades y posibilidades de integración con los sistemas existentes son más limitadas. 

Ludeña afirma que en un escenario abierto de modernización se logra la confiabilidad para los usuarios: Fuerzas Armadas, policías, equipos de Protección Civil y de atención de emergencias. 

Contacto de prensa:

Jonás Vázquez 

55 1353 2391

Deja un comentario