Clic Para Compartir

Un caso de violencia política contra una mujer en Tabasco; una historia de corrupción e impunidad en Pemex

En la sección Mujeres por el 25 mayo 2021 a las 8:55 pm

Necesariamente Incómoda

Graciela Machuca Martínez
**Daniela de Long Nava, ingeniera petrolera que denunció corrupción en Pemex, el Mecanismo de Protección le quitó escoltas a cuatro días de ser agredida por el crimen organizado y amenazada de muerte.
**Una muerte más a la lista del Mecanismo de Protección; el organismo y la FGR deben informar las razones por las que le retiraron los escoltas a pesar de las amenazas de muerte que recibió.
Un caso de violencia política contra una mujer es el de Daniela de Long Nava, ingeniera petrolera en el estado de Tabasco, conocida por la persecución y agresiones que sufrió por denunciar actos de corrupción entre líderes del sindicato petrolero y funcionarios de Pemex, protegidos por servidores públicos de los niveles estatal y federal.
Al menos, hemos documentado que durante los últimos tres años denunció acoso laboral en su contra que terminó con su despido de la paraestatal, tráfico ilegal de productos de Pemex cometido por empleados y directivos, inconsistencias en la prestación de servicios médicos en los hospitales de Pemex, como la compra de medicamentos contaminados que llevaron a la muerte a decenas de personas.
Fiel seguidora y promotora de Andrés Manuel López Obrador en el estado de Tabasco; llegó una mañana al Palacio Nacional a pedir apoyo al presidente de la República, porque su vida corría peligro; este 7 de mayo amaneció muerta en un hospital luego de algunas horas de haber ingresado, otra versión cuenta que murió en su casa y que el médico que la atendió extendió un certificado de defunción por Covid-19, por lo que la Fiscalía General del Estado de Tabasco no ha informado nada al respecto. Su muerte fue catalogada como patológica, ello no tendría nada extraordinario, si no se tratara de la mujer que se enfrentó a la mafia del huachicol al interior de Pemex, a quien le asesinaron a su prometido como una advertencia que a ella le pasaría lo mismo.
Pero en este país, la delincuencia insertada en la administración pública, en las organizaciones sindicales y en los partidos políticos tienen todos los elementos para minimizar los hechos, pues a pesar de sus múltiples denuncias públicas y penales, Daniela De Long nunca tuvo justicia.
El diario Cambio 22 publicó recientemente una reseña sobre estas denuncias luego de la inesperada muerte de Daniela, quien tocó puertas en las diferentes instancias de gobierno, pero nadie le hizo caso, al contrario, la tildaron de conflictiva y alborotadora.
GOBERNADOR DE TABASCO SEÑALADO POR LA VICTIMA COMO CÓMPLICE DEL CRÍMEN ORGANIZADO
La propia Daniela señaló al gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, de militancia morenista, como cómplice de Ricardo Hernández García, dirigente del sindicato de Pemex en aquella entidad, pues a pesar de las reiteradas solicitudes de intervención para que se investigara su caso, siempre guardó silencio.
Cambio 22 recuerda cómo De Long Nava advirtió en sus redes sociales a Andrés Manuel López Obrador: “cuídese las espaldas, señor presidente”, al referirse a la actuación del gobernador de Tabasco a quien señaló de traidor y corrupto.
Lo acusó de “haberse vendido a la mafia que controla el Huachicol, la nómina de aviadores, el asesinato de trabajadoras y trabajadores de Pemex, de lavado de dinero, el fraude en el Hospital de Pemex, delincuencia organizada y que están asociados con Cárteles y grupos delictivos encabezados por el Líder de la Sección 48, Ricardo Hernández García”.
Si el Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, dependiente de la Secretaría de Gobernación, no hubiera retirado a las escoltas asignadas a Daniela, el 11 de abril de 2021, se tendrían reportes oficiales de lo que en realidad le sucedió, pero alguien, con mucho peso político convenció a la Junta de Gobierno del Mecanismo o a una de las personas analistas de riesgo para que bajaran el nivel de riesgo y le retiraran las escoltas, a pesar que semanas atrás sufrió una agresión y amenazas de muerte.
La Junta de Gobierno del Mecanismo de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas debe dar una explicación clara y contundente de las razones que la llevaron a ordenar el retiro de escoltas y si esto no fue una decisión colegiada, se deben deslindar responsabilidades administrativas y penales de la persona servidora pública que ejecutó la orden del retiro de el personal de seguridad asignado a Daniela.
El 11 de abril, a través de su cuenta de Facebook Daniela dio a conocer que el Mecanismo le retiró el personal de seguridad asignado
“Hace cuatro días me trataron matar, la sobrina del jefe del Cártel, ex Cártel de los Zetas, Rosa Luz Arcos Bocanegra, quien es esposa de un federal de Caminos y me amenazó de muerte. Hace unos minutos se llevaron a los escoltas y ella me amenazó que tenía relaciones políticas. Yo puse mi demanda ante la FGE, he puesto la de FGR denunciando al líder sindical, Ricardo Hernández García; si algo me pasa, fue Rosa Luz Arcos Bocanegra y Ricardo Hernández García.
LE DIJO A AMLO QUE SE CUIDARA LAS ESPALDAS PORQUE SU GENTE EN TABASCO LO ESTABA TRAICINANDO
“Israel (Salas Romero), el que está supliendo al fiscal en la FGR, en su mesa me dijo, frente a la MP, que le dije que me iban a matar; me dijo que cada quien decidía con su vida lo que hacía, creo que no es la respuesta de un fiscal, señor.
“No le llega ni a los zapatos a la lealtad de Subiaur con el presidente; el presidente me encargó con Subiaur, desgraciadamente no está ahorita, desde hace tiempo.
“Y desgraciadamente, Ricardo compró a todas las autoridades, incluyendo al gobernador del estado de Tabasco, Adán Augusto”, publicó Daniela.
La persecución de Daniela se agudizó cuando hizo publico su testimonio de cuando le tocó presenciar cómo Ricardo Hernández le pagaba al Cartel de los Zetas, un millón de pesos mensuales. A esa denuncia nadie le dio seguimiento.
“Yo solamente vi cuando le pagaba el millón de pesos mensuales como lo declaré ante homicidios, yo no sabía más, solamente vi bajar a las escoltas de Ricardo hace años y que él pagaba, sé que pagaba al Cártel de Tuxtla y al Cártel de Villahemosa”.
Cambio 22 narra que el pasado viernes 7 de mayo murió Daniela, así como que a pesar de ser público el acoso y las amenazas que recibió de parte del líder sindical de la Sección 48, Ricardo Hernández García, “esbirro de Carlos Romero Deschamps, y de la sobrina del ex líder del Cártel de Los Zetas, Rosa Luz Arcos Bocanegra, su muerte se minimizó y declaró como un hecho “natural”.” No se practicó una autopsia y el médico responsable sólo determinó que el deceso habría sido resultado de “causas patológicas”.
A PESAR QUE EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA PIDIÓ PROTECCIÓN PARA ELLA, DESDE LA FGR Y EL MECANISMO DE PROTECCIÓN LE RETIRARON AL PERSONAL DE SEGURIDAD
Daniela sabía que la iban a matar, dice Cambio 22, a pesar de que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador había ordenado que se le protegiera, el titular de la Fiscalía General de la República (FGR) en Tabasco, Israel Salas Romero, ordenó el pasado 11 de abril que le quitaran las escoltas.
También en Facebook, Daniela le recrimina al servidor público. “¿Cómo me quitas las escoltas, Israel?, si hace cuatro días, esta maldita loca intentó matarme; es ilógico, ¿no?; la sobrina del jefe del Cártel de Los Zetas (Rosa Luz Arcos Bocanegra), intentó matarme hace cuatro días.
“Del Cártel al que Ricardo le pagaba. Me dejas y mi riesgo de peligro ¿en dónde está?, ¿ya disminuyó?; ¿me notificaste Israel?, no me notificaste”, advirtió.
Además, “dejó un mensaje para el líder sindical de la Sección 48 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, Ricardo Hernández García:
“Así como se lo dije a tu comandante ahorita –minutos antes de que le retiraran las escoltas-, te lo repito a ti y te lo mandé a decir Ricardo; no te tengo miedo cabrón; pero sí te voy a decir algo; pobre de ti que le pongas un dedo encima a mis sobrinos, a mi mamá o a mi hermana.
“Porque ni todo el maldito Estado, ni todo tu maldito dinero, ¡ni el pinche gobernador del estado!, van a ser suficientes para que vaya, te busque y te meta un puto tiro en la cabeza. Y va para ti también Rosa Luz.
“Tómenlo como amenaza, tómenlo como se les hinchen los güevos, pero tengo un puto año defendiéndome, ¡sola!, aun con escoltas, ¡sola cabrones!; ¡sola!; Sandy (la periodista Sandy Aguilera), hizo veinte mil denuncias y valieron ¡madre!; un maldito año defendiéndome sola, y un pinche mecanismo, que no me ha servido para una mierda.
“Así que, por mí, el puto Gobierno estatal, es un pinche traidor del presidente de la República, y el pinche gobernador, es un culero que recibió dinero de mi líder sindical; ¡niégamelo!
“¿Pero sabes qué Adán?, la gente te está juzgando ya por sí sola; yo nomás te lo digo a ti Ricardo, Adán me vale madre güey, al final es gobernador y todos son iguales, a ti Ricardo Hernández; ni todo el puto estado, escúchalo bien, ni todo el puto País, te va a salvar de que vayas a la pinche cárcel cabrón, porque ya te echaste a un chingo de gente, trataste con el Cártel y yo estoy dispuesta a declarar todo, todo lo demás que te sé, porque tú sabes que yo te sé más, mucho más, con tal de que te refundan en el bote el presidente”.
Como este caso, hay otras historias que han ido quedando en el silencio porque el gobierno federal actual se dice democrático, pero solo desde el discurso, porque en la vida real, lo que impera es el autoritarismo y la impunidad.

Deja un comentario