Clic Para Compartir

El 6 de junio, el futuro del país estará en manos del electorado; los asesinatos que marcaron el proceso electoral en Quintana Roo

En la sección Política por el 3 junio 2021 a las 9:17 am

Necesariamente Incómoda

Graciela Machuca Martínez
Los partidos políticos y las personas que contienden a un puesto de elección popular en Quintana Roo y en el resto del país, tuvieron hasta el último minuto de este dos de junio para realizar proselitismo, quienes lo sigan haciendo de aquí al seis de junio, día de las elecciones, evidentemente estarán infringiendo la ley electoral, pero como reza el dicho mexicano, más vale pedir perdón, que pedir permiso, porque este tipo de infracciones tienen sanciones administrativas, pero quienes se sienten seguros de su triunfo han optado por guardar silencio y dejar que el electorado diga su última palabra en las urnas.
En estas elecciones se estará jugando el futuro del país, principalmente en la conformación de la Legislatura Federal, porque el partido o coalición que tenga mayoría calificada tendrá en sus manos la responsabilidad de fortalecer y reconstruir las instituciones mexicanas que no han estado a la altura de los requerimientos de la nación.
Lamentablemente, la tendencia de destruir lo logrado hasta el momento, hacer cambios por ocurrencias o porque así funcionó en el populismo de los años setentas del siglo XX, están acabando con la endeble democracia mexicana; para que el país retome un desarrollo pertinente de acuerdo al contexto interno y al internacional, se deben diseñar planes de ingeniería financiero-administrativa, para rescatar e impulsar las fortalezas del país y eliminar las políticas públicas que han provocado el atraso social y el agrandamiento de la brecha entre los ricos y pobres.
Las instituciones autónomas del Estado mexicano sostienen con alfileres los logros de la democracia mexicana, a tal grado que están en riesgo por la forma de gobernar el país actualmente, pero esos organismo autónomos es lo único que tenemos para consolidar la democracia, aunque sea a la mexicana, por lo tanto, en lugar de querer reabsorberlos el gobierno federal, debería rediseñarlos, optimizarlos, pero no apropiarse de ellos, una muestra es lo que está pasando en la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en la que sin cambiarle el marco normativo le están quitando la autonomía, desde que el presidente de la república decidió que la presidiría, sin reunir el perfil requerido, ni mucho menos estar dispuesta a defender la autonomía.
Para cada entidad serán vitales los resultados de los comicios del próximo seis de junio, porque se renovarán gubernaturas, congresos locales, presidencias municipales y alcaldías, se trata de un ejercicio electoral de grandes dimensiones que no se había realizado en México, pero también de un proceso durante el cual, el gobierno federal ha emprendido una campaña de desprestigio en contra de las autoridades electorales.
EL ELECTORADO TIENE LAS MISMAS OPCIONES DE GOBIERNO QUE HAN DISEÑADO LOS PARTIDOS POLÍTICOS QUE HAN GOBERNADO Y DESTRUÍDO AL PAÍS
Sin duda, quienes conformamos este país tendremos que salir a votar el próximo seis de junio, pero solo tenemos para escoger los proyectos políticos y económicos que nos ofrecen los partidos políticos y las élites económicas que cogobiernan con el partido que gane; nos corresponde como pueblo construir la ciudadanía, no solo esa que termina con el sufragio, México requiere de una ciudadanía proactiva, que empiece a movilizarse desde el momento en que deposita un voto en una urna. Ya no se le debe dejar el destino del país a la clase política, la cual nos ha llevado a donde estamos.
La oposición política que tiene el proyecto de Andrés Manuel López Obrador no es la oposición que se merece México, porque fueron partidos como el Revolucionario Institucional, Acción Nacional y el de la Revolución Democrática los que le entregaron el país a la llamada 4T, en la que se hace lo que piensa y dice un solo hombre, del autoritarismo de un partido de Estado que representaron el PRI y el PAN, corremos el riesgo de pasar a una dictadura, igual de perfecta como la catalogó el escritor Vargas Llosa, durante los estertores del PRI.
El equilibrio responsable en los tres Poderes de la Unión es responsabilidad de los partidos políticos y del electorado, México no se merece pasar del control político que ejerció el PRI durante décadas, a un control político del fundador de Morena, la sociedad mexicana se merece seguir avanzando en la consolidación de la democracia, en la reconstrucción de sus instituciones, pero no con el borrón y cuenta nueva.
La oposición política que hoy en día tiene México no puede venirnos con discursos democratizadores, como salvadores de la patria, cuando fue incapaz de subsanar la desigualdad de este país, alentó la corrupción, la impunidad, saqueó al país, lo vendió, y ahora con golpes de pecho nos quiere salvar de una dictadura, a la cual ya se ha incrustado.
Si revisamos la lista de personas candidatas a diputaciones federales o a puestos en el ámbito local que registró Morena, encontramos a expriistas, expanistas, experredistas, desde que se fundó Morena enviaron sus avanzadas, recordemos que la dirigencia de Morena, está encabezada por expriistas, empezando por el propio López Obrador, se trata de la misma clase política, que a través de los años emprendió la diáspora para seguir gobernando el país bajo otras banderas.
Reitero que las opciones de cambio para el país que tenemos como ciudadanía son limitadas, pero si no salimos a votar les volveremos a dejar el país en charola de plata para que sigan haciendo y deshaciendo de él.
ELECCIONES HISTÓRICAS POR MÁS DE 20 MIL CARGOS A ELEGIR, COMO POR LA VIOLENCIA GENERADA
A este clima de efervescencia política se suma la violencia que ha cobrado por lo menos 80 víctimas mortales de integrantes de la clase política, más del 50 por ciento de personas que ya tenía un registro como precandidatas o candidatas.
A la cifra de asesinatos, personas lesionadas, en el contexto de las campañas electorales, hay que agregar los ataques en los que la intención era causar temor entre los candidatos para que renunciaran a sus intenciones de participar en las elecciones, en muchos casos, el miedo ganó y el número de personas que se retiran de la contienda va en aumento.
En Quintana Roo más de una campaña electoral se vistió de luto, porque las rivalidades políticas llegaron a tal grado, que la opción de unos, o de unas, fue planear el asesinato de sus oponentes, afortunadamente, la mayoría de los casos solo quedó en intentos, pero en otros, lograron sus objetivos; las desgracias por accidentes carreteros también se hicieron presentes.
El recuento de estos meses de precampañas y campañas no es halagador, nos encontramos con una sociedad polarizada, enfrentada, el odio, los rencores, las descalificaciones, las amenazas, los ajustes de cuentas, las agresiones, los asesinatos están a la orden del día; serán unas elecciones históricas por el número de puestos públicos que se disputan en el país en una sola elección, más de 20 mil, pero también por el nivel de violencia que se vive y que se instiga desde la presidencia de la república, cuando el titular del Poder Ejecutivo no acepta disidencias, para él solo hay blanco y negro, quienes no están con él, están contra él.
Desde el palacio nacional se niega que haya caos en el país con motivo de las elecciones, pero hay evidencias de que el caos no solo lo general los grupos políticos y económicos que quieren ser participes de los presupuestos públicos, sino que también están jugando grupos de la delincuencia organizada, quienes pusieron a operar desde sus estrategas financieros hasta a sus sicarios.
DELINCUENCIA ORGANIZADA, POSIBLE AUTORA DEL ASESINATO DE IGNACIO SÁNCHEZ CORDERO EN PUERTO MORELOS
Ignacio Sánchez Cordero, precandidato del Partido Verde Ecologista a la presidencia municipal de Puerto Morelos, Quintana Roo, fue asesinado el 24 de febrero pasado; era un candidato fuerte, por varias razones, entre otras, porque su partido tenía la presidencia municipal y porque iría en alianza con Morena. Pero su triunfo no convenía a un grupo de la delincuencia organizada y decidió eliminarlo.
En su lugar se quedó con la candidatura su esposa Blanca Merari Tziu, quien en días reciente fue víctima de un ataque a balazos del cual resultó ilesa.
Este primero de junio se ejerció acción penal en contra de Karla Odeth Vivas, hermana de la aspirante a la presidencia municipal de Puerto Morelos, Yazmín Vivas, postulada por el Partido Encuentro Solidario como presunta responsable de haber ordenado el asesinato de Ignacio Sánchez Cordero, pues a toda costa quiso limpiarle el camino de oponentes a su hermana.
También se le vincula como autoría intelectual de haber ordenado el ataque armado a la actual candidata del PVRM y de Morena, Blanca Merari, la intención era bajarla de la campaña a como diera lugar.
Serán las autoridades de la Fiscalía General del Estado, quienes le demuestren al juez la certeza de sus investigaciones.
Otro asesinato en periodo electoral fue el de la candidata suplente del partido Redes Sociales Progresistas (RSP) a la presidencia municipal de Isla Mujeres, Quintana Roo, Flor de María Ballina, fue asesinada a balazos en el bar Casa Blanca de ese destino turístico.
También se han registrado ataques a balazos a comitivas de candidatos, ataques a oficinas y casas de candidatos. México y Quintana Roo no se merece esta violencia, salgamos a votar y construyamos ciudadanía para no darle un cheque en blanco a quienes lleguen a la próxima legislatura federal

Deja un comentario