Clic Para Compartir

Las candidaturas de Morena en Quintana Roo para el 2022 pueden ser para personajes como el caballo de Calígula

En la sección Política por el 28 julio 2021 a las 10:49 am

Necesariamente Incómoda

Graciela Machuca Martínez

Si la leyenda de Incitatus, el caballo de carreras favorito del emperador romano Gaius Caesar Augustus Germanicus, mejor conocido como Calígula, fuera cierta, en lo referente a que amenazó con nombrarlo cónsul, unos dicen que para denigrar al Senado con el que sostenía una lucha a muerte, otros como parte de su locura, entonces podríamos trasladar esa imagen a Quintana Roo, donde el poder del “imperio de Morena”, puede llevar a que cualquier persona o ilusión gane las elecciones del próximo año.

Suetonio, biógrafo de césares, quien escribió sobre Calígula un siglo después de que el emperador murió, no da evidencias “científicas” de la locura de Calígula, ni aporta los nombres de los cientos de personas que se dice mandó a asesinar, solo se reúne una lista de una docena, con nombre y apellido, mientras que las víctimas de emperadores como Tiberio, Claudio y Nerón, rebasan los cientos identificadas.

Las personas estudiosas de la vida de Calígula, consideran que no existen evidencias de la locura de Calígula o de las múltiples masacres que se le atribuyen, pero si alguna vez propuso o bromeo con nombrar a Insitatus como miembro del Senado, fue en broma o para denigrar al Senado, con cuyos integrantes tenía una disputa a muerte, a tal grado que a fracciones poderosas del senado romano se le atribuyó el asesinato del emperador, así como de su esposa Caesonia y su hija Julia Drusilla,

¿Por qué revivir esta imagen del imperio romano para aplicarla a la vida política de Quintana Roo?

Porque el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) tiene cautiva a la mayoría del electorado en Quintana Roo, lo que le permitirá nombrar a cualquier persona, incluso sin el perfil necesario como candidato a la gubernatura y la ganará, así como para renovar la Legislatura local, lo que representa un riesgo para la democracia y para un buen desarrollo de la entidad, porque basta poner como candidatas a personas identificadas con el presidente de la República y con la dirigencia de Morena a nivel nacional y local para obtener el triunfo.

Quintana Roo requiere que en los poderes Ejecutivo y Legislativo, desde luego que también en el Judicial, se encuentren como servidoras públicas, personas con la capacidad suficiente para gobernar y para legislar, de lo contrario el potencial de desarrollo de la entidad estará en peligro de naufragar.

Hablando de titulares del Poder Ejecutivo tenemos ejemplos muy claros en Tabasco, Chiapas, Veracruz y Puebla, donde los gobernadores que emanaron de Morena no están a la altura de las necesidades de sus pueblos y prueba de ello es que viven en un caos permanente, pero ellos como servidores públicos no se dan cuenta de sus limitaciones, así como el electorado no se percató de ello, porque su voto estuvo influenciado por el efecto AMLO.

TANTO MORENA COMO EL ELECTORADO EN QUINTANA ROO DEBEN OPTAR POR EL DESSARROLLO DE LA ENTIDAD

Quienes integramos el electorado quintanarroense no podemos darnos el lujo de ir a votar por la emoción del surgimiento de un líder, como ocurrió en el 2018, ni como castigo a los partidos políticos que destruyeron al país, nuestro voto tiene que ser razonado, tendremos que ir a las urnas luego de un ejercicio de construcción de ciudadanía para elegir a quien en verdad trabajará por Quintana Roo.

Ante tantas mujeres y hombres que aspiran a la gubernatura de Quintana Roo, una pretensión legítima en lo personal, Morena tiene un gran reto, designar a la persona idónea, no para ganar, porque el triunfo ya lo tiene asegurado, sino para poder gobernar a una de las entidades claves para el desarrollo económico del país.

Si estuviéramos en los tiempos de Calígula, si Morena designara a un caballo como candidato, de seguro que ganaría, porque el voto duro y poderoso está con el partido del presidente de la República, de allí que muchas personas que integran la clase política de Quintana Roo, aunque no sean militantes de Morena, se sienten con el derecho de ser tomados en cuenta para la candidatura, como externos.

El reto para Morena no es ganar la gubernatura y la mayoría calificada del Congreso de Quintana Roo para las elecciones estatales del próximo junio de 2022, porque esos triunfos ya los tiene en la bolsa, sino que esa persona sea la idónea para el desarrollo de la entidad.

El presidente de la República, quien al final de cuentas decidirá quien contiende por la gubernatura en Quintana Roo por su partido Morena, tiene la seguridad que su proyecto del Tren Maya y el resto de sus megaproyectos paralelos tendrán un final de éxito, de acuerdo a sus planes, porque durante los últimos dos años de su gobierno tendrá gobernadores de su mismo partido en Chiapas, Tabasco, Campeche y Quintana Roo, con la posibilidad de mantener el control estatal en la administración siguiente en la región.

Actualmente, Morena gobierna en Veracruz y en Puebla, ganó las elecciones en Guerrero y en Oaxaca también tiene garantizada la gubernatura para el 2022, por lo que terminará su gobierno con un corredor morenista desde Quintana Roo hasta la Ciudad de México, todo el Sur-Sureste del país tendrá gubernatura y congreso de Morena, de esta manera sus proyectos principales en la región como es el Tren Maya y el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec ya tienen salvoconductos para terminarlos, sin objeciones de los gobiernos estatales, más que de los pueblos originarios que están convencidos que se trata de proyectos neoliberales, ya no promovidos por el PRI y el PAN, sino por el morenismo neoliberal.

EN QUINTANA ROO MORENA YA GANÓ EN LOS COMICIOS DEL 2022, EN LO QUE DEBE TRABAJAR ES EN EL PERFIL DE QUIENES CONTIENDAN POR LA GUBERNATURA Y POR EL CONGRESO

Por ello insisto que a Morena y al presidente de México no tiene la preocupación de ganar la gubernatura y el Congreso de Quintana Roo, porque ello ya es una realidad, lo que les debería de preocupar es que quienes sean designadas para encabezar las candidaturas sean personas que amen a México y en especial a Quintana Roo, de lo contrario bastaría nombrar al caballo de Calígula.

La oposición real que tiene Morena en Quintana Roo ha quedado muy desgastada luego de los últimos tres años de gobiernos municipales y del proceso electoral de 2021, durante el cual recibió “una sopa de su propio chocolate”, a pesar de que el PRI, PAN, PRD y Confianza por Quintana Roo se coaligaron, no pudieron ganar la mayoría de los ayuntamientos y desde luego perdieron el más grande por el número de electores y de importancia económica y política: Benito Juárez.

La oposición de Morena llegará a las urnas en 2022 con una representación disminuida en el Congreso estatal y con regidores plurinominales, cuyos partidos políticos obtuvieron una votación mucho más baja que en el 2018.

MORENA TIENE UNA OPOSICIÓN DESGASTADA EN QUINTANA ROO, PORQUE EL ELECTORADO LE DIO LA ESPALTA POR SUS RESULTADOS DE TRES AÑOS DE GOBIERNOS MUNICIPALES
Como muestra hay que recordar que recientemente el Consejo General del Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo) sesionó para realizar el cómputo y la asignación de las regidurías por el principio de representación proporcional en los 11 Ayuntamientos de los municipios del estado de Quintana Roo para el periodo 2021-2024.
Quienes encabezaron las planillas para obtener la presidencia municipal o ser reelegidas o reelegidos están en las listas de regidurías plurinominales, ya dependerá de sus intereses aceptar ser regidores o regidoras o irse a trabajar a sus empresas o por otros proyectos políticos y dejar a sus respectivos suplentes.
En Othón P. Blanco la lista plurinominal de las regidurías la encabeza Juan José Ortiz Cardín (PAN); en Felipe Carrillo Puerto, la séptima posición fue para Paoly Perera Maldonado (PRI), expresidenta municipal.
Otra expresidenta municipal que tiene una regiduría plurinominal es Sofía Alcocer Alcocer en José María Morelos (VPQ); en Cozumel le tocó una pluri al expresidente municipal Pedro Joaquín Delbouis (VPQ); en Lázaro Cárdenas tendrá plurinominal Josué Nivardo Mena Villanueva (PAN), otro excandidato; en Benito Juárez, otro excandidato a presidente municipal, Jesús de los Ángeles Pool Moo, se quedó con otra regiduría plurinominal.
En Isla Mujeres, donde perdió Morena, una de las regidurías plurinominales le corresponde a Fernando Bacelis Godoy (Juntos Haremos Historia); en Solidaridad, una de estas regidurías es para la expresidenta municipal Laura Beristain Navarrete (JHHQ);
En Tulum, el todopoderoso aún presidente municipal Víctor Mas Tah (VPQ), formará parte del siguiente cabildo como regidor plurinominal; en Bacalar tendrá una pluri María Trinidad Guillén Núñez (JHHQ); en Puerto Morelos estará Jazmín Vivas Medina (PES).

Deja un comentario