Clic Para Compartir

Violencia contra periodistas crece en la era de la 4T; en QRoo, dos mujeres periodistas víctimas de represión e impunidad por ejercer el periodismo

En la sección Libertad de Expresión y Periodismo por el 27 julio 2021 a las 10:52 am

Necesariamente incómoda

Graciela Machuca Martínez
**Gremio periodístico de Sonora y Michoacán de luto por asesinato de dos periodistas durante julio.

A los gobiernos federal, estatales y municipales en el país, poco o nada les importa que el gremio periodístico se encuentre de luto una vez más, luego que el pasado 22 de julio fue asesinado a balazos, Ricardo López, director de InfoGuaymas. A quienes ejercemos el periodismo en México nos siguen violentando de diversas formas, solo por hacer nuestro trabajo, a la clase política en el poder le molesta que se hable de corrupción y que se les presente pruebas, ven en las personas periodistas un peligro para sus intereses ilegales e ilegítimos y buscan cualquier pretexto para la estigmatización, la criminalización y el acoso, con tal de evitar ser señalados o investigados.
En marzo pasado, el periodista Ricardo López difundió por medio de un video que responsabilizaba de lo que le llegara a pasar a él y a su familia al comisario de Seguridad Pública de Guaymas, Andrés Humberto Cano Ahuir, a quien hasta el momento no se le ha investigado y sigue recibiendo la protección de las autoridades municipales, estatales y de la Marina. Sigue desempeñando su función como servidor público a pesar de que ha sido señalado en múltiples ocasiones de violador de derechos humanos.
Este lunes 26 de julio, al menos medio centenar de trabajadores de medios de comunicación realizaron una marcha por diversas calles de Hermosillo, capital de Sonora para exigir justicia para Ricardo López y otros periodistas asesinados.
Durante un mitin efectuado durante la marcha, Rafael Cano, presidente del Foro Nacional de Periodistas, señaló que no hay justicia para Ricardo López ni su familia por lo que pidió que la FGJE del estado de resultados «en esta barbarie en la que estamos sumidos como sociedad, pues han sido víctimas de atentados y han perdido la vida, además no ha habido justicia para ellos, esa es la demanda la petición que estamos haciendo, que atiendan el llamado del medio periodístico».
En un documento entregado a la titular de la Fiscalía de Sonora, le pidieron que se investiguen los casos de seis periodistas asesinados, dos desapariciones y múltiples agresiones a la prensa, a lo que la fiscal Claudia Indira Contreras Córdova, les informó que de los seis asesinatos, cinco fueron resueltos y se mantienen en líneas de investigación de los casos tanto de Ricardo López como de una agresión a una integrante del medio en Magdalena.

EN MICHOACÁN SE ACUMULAN CASOS DE ASESINATOS DE PERIODISTAS SIN QUE LA AUTORIDAD INTERVENGA
Por otra parte, en Michoacán, el gremio periodístico también se encuentra de luto, porque el 19 de julio pasado fue asesinado, en una de las calles de Morelia, el periodista Abraham Mendoza, cuando conducía su automóvil después de salir de un gimnasio, hasta el momento tampoco la fiscalía ha informado sobre avances en la investigación.
De acuerdo a medios informativos locales Mendoza trabajaba en diferentes medios de comunicación locales y desde 2013 se desempeñaba como conductor titular en la Revista Informativa VocesRadio. También era locutor de radio de la estación EXA Morelia.
A esta lista de asesinatos se suma la del reportero Saúl Tijerina Rentería, en Ciudad Acuña, Coahuila; Gustavo Sánchez Cabrera, en Oaxaca; Enrique García García en el Estado de México; en mayo pasado fue asesinado también en Sonora, el periodista Benjamín Morales.
A las autoridades de los tres niveles de gobierno no les interesa la seguridad y la protección de las personas periodistas que realizamos un papel fundamental en pro de la democracia, porque la libertad de opinión, prensa y expresión son pilares fundamentales para que una sociedad transite o consolide su democracia.
EL MECANISMO DE PROTECCIÓN DEL GOBIERNO FEDERAL A PUNTO DEL COLAPSO; AUTORIDADES ESTATALES EVADEN RESPONSABILIDADES
Debido a la presión internacional y de la sociedad civil organizada defensora de derechos humanos, durante el gobierno de Felipe Calderón Hinojoza se aprobó la Ley de Protección para las Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, con la consiguiente creación del Mecanismo de Protección, el cual, durante la administración de Enrique Peña Nieto sirvió para que a nivel internacional el gobierno de México se vistiera de galas diciendo que aquí si se protegían a los periodistas, pero al gobierno de la 4T no le importa la seguridad de los periodistas, al contrario se dedica a denostar y criminalizar la función de quienes ejercemos el periodismo y prueba de ello es que se esta creando una cultura de odio contra todos los que no piensen como el presidente de la república o repitan sin protestar sus ocurrencias.
Desde luego, que así como en el viejo el PRI, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador tiene un ejercito de voceros que le hacen comparsa en medios convencionales y digitales, quienes confunden la propaganda con el periodismo, plataforma ideal para denostar a quienes no estamos dispuestos ha hacer propaganda gubernamental de la 4T.
El gobierno federal decidió extinguir diversos fideicomisos por medio de los cuales se financiaban diversas actividades estatales, uno de ellos fue el Fideicomiso que financiaba las medidas de protección de personas defensoras de derechos humanos y periodistas en riesgo por su labor profesional, por defender su derecho a defender derechos humanos y por ejercer el periodismo.
Luego de la extinción del referido fideicomiso, el Mecanismo de Protección se encuentra a punto del colapso, porque las medidas se han ido retirando sin que las personas beneficiarias hayan recuperado la seguridad para ejercer su labor profesional y porque simplemente no hay recursos financieros para pagar esas medidas.
POR AMENAZAS, EXTRAEN DE QUINTANA ROO A PERIODISTA, A QUIEN LE DAN REFUGIO EN UN LUGAR SIN REQUERIMIENTOS MÍNIMOS PARA SU ESTANCIA
Un caso que requiere una atención urgente, entre muchos otros, es el de la periodista quintanarroense, Ana María Ledesma Canaán, quien solicitó al Mecanismo de Protección fuera extraída de la entidad, por ser víctima de amenazas y hostigamiento por parte de las autoridades municipales de Cozumel. Ella es directora general de una página web que tiene el siguiente dominio: www.todoincluidolarevista.com
Resulta que el Mecanismo la trasladó a un refugio fuera de Quintana Roo, le asignó un departamento, pero el representante legal del propietario del inmueble le notificó que debe dejar el alojamiento en un mes porque incurrió en una falta al contrato al llegar con un perro, ella alega que es un perro de asistencia emocional, lo que informó oportunamente al personal del Mecanismo, pero no se le informó al dueño del departamento que utiliza como refugio por lo que ahora pide sea reubicada, pero en un lugar en el que le permitan ingresar con su perro, además, que no tenga desperfectos en los servicios, como en el actual, donde el agua se filtra, entre otras anomalías.
El desplazamiento forzado en México es una dramática realidad a la que se están enfrentando periodistas y personas defensoras de derechos humanos, así como otras miles de familias, pero para las autoridades es muy fácil decirles, pues cambien de residencia, olvídense de su tierra y emigren, en lugar de resolver de fondo los problemas.
CECILIA SOLÍS, OTRA PERIODISTA DE QUINTANA ROO VÍCTIMA DE LA IMPUNIDAD POLICIAL
En tanto, la también periodista de Quintana Roo, Cecilia Solís, a pesar que en febrero pasado llegó hasta la conferencia mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador en palacio nacional a denunciar la impunidad de que es víctima luego de que fue una de las periodistas baleadas durante la agresión policial del nueve de noviembre de 2020 en Cancún, hasta el momento no le han hecho justicia, además, de que las instituciones y personas servidoras públicas encargadas de darle atención y protegerla la revictimizan.
En esa fecha se encontraba cubriendo una marcha de mujeres que protestaban en contra de los feminicidios que se ha incrementado en Quintana Roo, llegó la policía estatal y municipal que depende del famoso mando único y a golpes y balazos disolvió la manifestación en una flagrante violación a sus derechos humanos.
Cecilia Solís fue una de las tres personas periodistas que resultaron heridas de bala, después de ser intervenida quirúrgicamente por la herida de bala que fue víctima, ha tenido que pasar por una serie de burocratismos y falta de voluntad política para que le reparen integralmente el daño y le hagan justicia, hasta el momento no una ni otra cosa ha sucedido, pero eso sí, su caso, es una muestra de la impunidad que se vive en Quintana Roo.

Deja un comentario