Clic Para Compartir

No es poca cosa la amenaza contra Azucena Uresti

En la sección Libertad de Expresión y Periodismo por el 13 agosto 2021 a las 1:01 pm

Por Andrés A. Solis Álvarez
codigoqro.mx

En las últimas semanas, Milenio Televisión ha dado especial seguimiento a los enfrentamientos entre grupos del crimen organizado y grupos que se reconocen como autodefensas en Michoacán.

La cobertura ha tenido algunas deficiencias informativas y en ocasiones ha emitido calificativos que SIEMPRE sobran en el periodismo.

A partir de esta cobertura, la conductora del noticiario estelar de la televisora, Azucena Uresti, ha recibido amenazas de muerte por parte del grupo que intenta controlar la zona Norte de Michoacán y la región de Tierra Caliente.

Todas las amenazas deben tomarse como serias y en este caso debe preocupar que estas alcancen a una presentadora de noticias de una televisora con cobertura nacional. Esto muestra que quienes la amenazaron no tienen temor de nada, ni de nadie. No le temen ni al gobierno del estado ni al federal.

Las amenazas deben encender las alertas del Estado mexicano para blindar a Azucena Uresti y darle protección de manera inmediata, sin que ello signifique impedir que continúe con su labor periodística.

Es importante proteger su vida, pero alejarla de su trabajo informativo es permitir que sus agentes agresores ganen.

Las amenazas contra cualquier colega son preocupantes, indignantes y siguen siendo muestra de la descomposición del entorno que debería garantizar el libre ejercicio del periodismo en México.

Las amenazas de muerte contra Azucena Uresti son graves, pero no son únicas. Hay colegas que no tienen el privilegio de los reflectores nacionales y viven permanentemente bajo el asedio de grupos criminales y políticos que un día sí y al otro también los amenazan de muerte si publican sobre tal o cual tema.

En las últimas dos décadas hemos visto cómo las agresiones y crímenes cometidos contra medios y periodistas han ido en aumento y en la enorme mayoría de los casos no ha habido amenazas públicas de por medio. Los criminales tienen la costumbre de atacar sin avisar, aunque el acoso es permanente, de todos los días.

El Estado mexicano debe cumplir las leyes vigentes y atender su propia responsabilidad moral y política. Debe brindar la protección que merece la periodista de Milenio Televisión y Radio Fórmula, pero debe hacer lo mismo con cada periodista en el país, garantizar el libre ejercicio profesional del periodismo y el derecho de la sociedad a ser informada.

PD. La tarde de este lunes, varios medios publicaron un desplegado en el que reprochan las amenazas y exigen atención inmediata del gobierno. Ojalá esos mismos medios que firman se vieran al espejo y observaran en qué condiciones tienen a sus periodistas, cuánto les pagan, si les pagan seguros de vida y gastos médicos, y si les han pagado cursos de entrenamiento en coberturas del alto riesgo.

*********

*Periodista, autor del “Manual de Autoprotección para Periodistas” y de la “Guía de buenas prácticas para la cobertura informativa sobre violencia”. Conduce el programa “Periodismo hoy”, que se transmite los martes a las 13:00 h, por Radio Educación.

FUENTE:

Deja un comentario