Clic Para Compartir

Expectativas gubernamentales de 2016 en Quintana Roo se vieron frustradas: Jorge Alberto Chan Cob

En la sección Política, Política Local por el 22 septiembre 2021 a las 2:10 pm

Necesariamente Incómoda

Graciela Machuca Martínez

**Se debe regresar a la práctica del activismo social para construir una agenda ciudadana que represente realmente los intereses de la sociedad quintanarroense.

Conocedor de la política quintanarroense y de las necesidades sociales, ex consejero electoral y recientemente contralor de la Secretaría de Turismo (Sectur) del gobierno federal con la IV Transformación, Jorge Alberto Chan Cob, hace un balance de los escenarios políticos que requiere Quintana Roo para responder a los requerimientos del pueblo y no solo de los grupos de poder político y económico que solo se traspasan la administración pública para su beneficio.

Su activismo en la isla de Cozumel como su posición privilegiada dentro de la administración pública federal y su paso como consejero electoral, entre otras experiencias públicas y en la iniciativa privada le permiten ver a un Quintana Roo que la clase política prefiere olvidar para no tener el compromiso de responder al anhelo de desarrollo que desde hace décadas espera la sociedad quintanarroense de manera integral y no solo una parte.

En una amena entrevista con Jorge Alberto Chan Cob, en el marco del Quinto Informe del Gobierno Estatal, sostuvo que ve una serie de contrastes entre la ruta, del ejercicio de gobierno que ha seguido en los últimos años el gobierno federal que encabeza el presidente López Obrador, el de la IV Transformación, respecto a lo que ha sido el ejercicio de gobierno estatal.
Destacó el contraste, porque en el caso del gobierno federal, se llega con una expectativa muy alta de cambio, de lo que es el sistema político nacional, “que el presidente busca impulsar a través de una serie de ajustes y reformas de fondo que atiendan esta expectativa de la sociedad, por el contrario, en su momento, en 2016 vivimos aquí una elección y resultado, también de una expectativa de cambio de la sociedad quintanarroense, exigía que también hubiera una transformación de fondo en el rumbo del estado, en distintos aspectos, como en la parte política, la parte económica y en cuanto al tema del desarrollo social”.

Para Jorge Alberto, el contraste es preocupante, “porque a cinco años de gobierno, realmente vemos que esta expectativa de cambio se ha visto frustrada, es un cambio fallido que no está realmente a la altura de la expectativa que, en 2016, se depositó, como confianza de cambio, de transformación y vemos que todavía no se dan los resultados que se esperaban en términos del ajuste del rumbo económico, lo vemos en muchos aspectos en materia de economía, en materia de seguridad, en materia de desarrollo social”

El entrevistado me expuso que “indicadores oficiales nos hablan de mayor pobreza, de mayor desempleo, de mayor inseguridad, entonces, esto contrasta mucho con el discurso oficialista, a nivel estatal, de tal manera que esto abre interrogantes, porque por otro lado tenemos a un poder legislativo que en el marco de los pesos y contrapesos, pues debería estar asegurando que el propio Poder Ejecutivo vaya corrigiendo el rumbo conforme se van detectando la falta de atención de ciertos asuntos propios del desarrollo de Quintana Roo, pero esto vemos que tampoco está dándose, no pasó con la anterior legislatura, tampoco está pasando con esta legislatura que se eligió el año anterior”.
Chan Cob considera que ante el actual escenario de la administración pública estatal se plantea una serie de interrogantes de dudas y de desafíos, respecto a lo que va a ser la renovación del Congreso en el 2022. “Es un año importante, trascendente, porque no solo elegiremos a un nuevo gobierno, a quien estará al frente de un nuevo gobierno en el estado, para ahora sí, tratar de garantizar la transformación que requiere Quintana Roo, sino que también vamos a elegir a nuevos integrantes del Poder Legislativo, quienes podrían ser electos por varios periodos, algo que sabemos ha sido rechazado por amplios sectores de la sociedad”.

Esto exige que se piense de una manera muy responsable sobre “a quién ponemos en el Congreso del Estado para que, realmente, a la par con el proyecto de nación de presidente López Obrador y la cuarta transformación, pero realmente sea una legislatura que ahora sí, exija la rendición de cuentas y el ajuste en el rumbo que Quintana Roo necesita”.
Se trata de “una coyuntura muy especial, donde a nivel político, vemos que alternancia, no significa necesariamente cambios y transformación, cuando esa alternancia, sigue alejada del sentir social, sigue alejada del sentir de la problemática de la mayoría de la sociedad quintanarroense y que lo único que hizo fue alternar precisamente entre grupos de poder de poder político y poder económico el ejercicio de gobierno estatal, sin que necesariamente se tradujera en una mejoría para la calidad de vida de los quintanarroenses”.

–Hay una disparidad e inconformidad de ciertos sectores importantes de las zonas centro y sur. Hay un desequilibrio total, porque somos muy diferentes que en el norte, los ciudadanos, los electores, el comportamiento es uno totalmente distinto al comportamiento del centro y del sur del estado.

–Sí, precisamente, cuando alguien le parece que tiene un compromiso con el desarrollo del estado tiene que partir del conocimiento y de los diagnósticos de las diferencias que tienen las distintas regiones que conforman al estado, definitivamente la expectativa de una sociedad en la zona turística norte de Quintana Roo, no es necesariamente la expectativa de los que están en la zona sur. La capital, por ejemplo, sigue muy abandonada, es la percepción generalizada, que lejos de mejorar las condiciones de vida, la calidad de vida, por el contrario, se han pauperizado, es un deterioro de los indicadores de vida de la sociedad de la zona sur tanto, en el centro, como lo es la zona maya.

Lo anterior va generando que se vaya polarizando la sociedad, por ello, quien quede al frente del gobierno del estado, debe garantizar que hará justicia de desarrollo a la zona sur.
“Con respecto a quienes controlan la política y la economía de la zona norte que son las que actualmente están controlando el gobierno del estado, bueno, ahí tienen otros intereses que son muy legítimos, son muy válidos, pero bueno, sabemos que están siendo atendidos de otra manera, estas expectativas, de tal manera que realmente no vemos claro, hasta el momento un proyecto de gobierno que incluyera a la zona sur para resolverle sus problemas a la Zona Sur, sino creemos que ha sido un uso electorero, nada más de la zona Sur y de la zona centro, para fines estrictamente de grupos entremezclados de poder económico y poder político. De tal manera que te digo en este marco, pues realmente sí se hace necesario que finalmente Quintana Roo viva otra alternancia, pero una alternancia, que ahora sí, garantice un cambio y una transformación que sea para beneficio de la de la mayoría de la sociedad,

— Y que sirvan, y no que se sirvan nada más. Porque vienen con su séquito de gente de fuera del estado.

— Si hay muchos, me parece, aspectos que se tienen que reevaluar, esta parte que dices, es uno de los sentires, hay mucho quintanarroense con mucha capacidad para trabajar en colaboración con el gobierno.

–Quienes con mucho sacrificio han estudiado, se han preparado.

–Y vemos que se llenó el estado, es algo reprobable, se llenó el estado de mucha gente que llegó de la mano de los intereses de quienes controlan la política y la economía y para beneficio de esos grupos de interés, sin que realmente, esté traduciéndose en oportunidades de empleo, de crecimiento y de desarrollo político, social y económico para las familias quintanarroenses que han estado con ese anhelo, de mejorar sus condiciones y calidad de vida, obviamente esto no se logra de otra manera, más que insertando, incluyendo a los distintos sectores locales.

–Con una visión más integral, más humana.

–Más humana, más integral y que realmente tenga esa sensibilidad, que me parece, que a pesar de que la retórica política de los últimos años ha estado con el tema de la sensibilidad y el de atender las necesidades sociales, pues ha quedado en esa parte, a nivel de discurso, pero vemos finalmente, cómo en los hechos no se está traduciendo en beneficio de la entidad.

–Por lo menos no se percibe así.

–No solo no se percibe, realmente, hay indicadores de que no se está avanzando. No está avanzando en términos de progreso. Entonces creo que es una coyuntura perfecta para pensar en la responsabilidad de que los partidos políticos realmente vuelvan a su base electoral, popular, a nivel de sus estructuras y que realmente, sea a partir de la expectativa de esas bases y de ese anhelo popular que definan en este próximo proceso, qué candidato puede garantizar, atender esta expectativa social de cambio, de transformación.

–Sobre todo del centro y del sur del estado.

–Sí, es decir, que sean candidatos tanto para gobernador como para las diputaciones que garanticen que van a llegar para servir al pueblo y que no van a llegar para continuar con lo que se viene haciendo, que es servir a intereses políticos y económicos, nada más.

–¿Qué veremos para Quintana Roo en el 2022?

— Yo creo que esto lleva que en Quintana Roo, me parece, que es momento para reactivar una labor de activismo social. Yo creo que hay muchas causas, hay muchas necesidades, hay muchas demandas que todavía están pendientes de atender a nivel de derechos políticos, derechos sociales, derechos sexuales, derechos reproductivos, derechos de todo tipo, derechos que están pendientes atender, lo que hace que se tenga que revalorar el papel del activismo social, de por qué el activismo social, no hay que perder de vista, que es un reflejo de lo que es un sentir social real, son actores sociales, liderazgos sociales, que realmente creo deben participar, deben estar presentes para empujar la noción de que los partidos políticos realmente sumen a este trabajo por el estado a gente que tenga este compromiso y esta convicción que hasta el momento vemos que no necesariamente se garantiza con los actuales actores| políticos.

–Sí, definir una agenda ciudadana,

–Recuperar esa práctica de la agenda ciudadana, basada en una agenda real, social, porque te digo la verdad, que la retórica nos ha repetido mucho en la necesidad de esto, pero vemos que en la práctica no hemos avanzado gran cosa. Entonces, yo creo que lo que se está dando a nivel nacional, abre la puerta para que realmente el tema de la sensibilidad social en el trabajo político se recupere, para poder realmente lograr la transformación que México necesita, concluyo el también activista Cozumeleño.

Deja un comentario