Clic Para Compartir

Marea Verde, el movimiento de mujeres que AMLO quiere desintegrar para no atender sus demandas

En la sección Mujeres por el 29 septiembre 2021 a las 9:33 pm

Necesariamente Incómoda

Graciela Machuca Martínez

**Lo mas relevante para las mujeres de Quintana Roo fue haber eliminado la “ley Piña”
**El delirio de persecución conservadora solo incentiva la impunidad en la violencia feminicida.

La marea verde es el nombre del movimiento feminista a favor de la despenalización del aborto y el pañuelo verde es el símbolo de ese movimiento, originado en Argentina y extendido por América Latina y el mundo, de acuerdo a la página web de la organización feminista Gire (Grupo de Información en Reproducción Elegida).

La referida organización civil detalla que la marea verde y el pañuelo tienen una larga historia, pero ganaron mucha visibilidad en el verano de 2018 cuando, en Argentina, la Cámara de Diputados discutió y aprobó una iniciativa de despenalizar el aborto hasta las 12 semanas. Esa misma iniciativa luego fue rechazada por el Senado por tan solo siete votos, indicando que la despenalización estaba más cerca que nunca.

En México este movimiento creció de manera exponencial, al que se sumaron o trabajan de manera paralela otras iniciativas que históricamente han trabajado en el país, pero que por diversas razones, han disminuido su activismo, dejando los espacios al relevo generacional, mujeres jóvenes, que no precisamente han tenido una formación dentro de la defensa de los derechos de las mujeres, pero se trata de personas que sufren en carne propia las inconsistencias del sistema de impunidad y justicia y el gran peso de la cultura patriarcal mexicana.
A estas mujeres, por lo general jóvenes que salen a las calles a exigir justicia ante la impunidad sistemática por los feminicidios se les estigmatiza, discrimina y criminaliza, mientras que sectores mayoritarios de la sociedad privilegian la defensa de los monumentos históricos y otros bienes materiales que son dañados durante las manifestaciones de estas mujeres, pero ni se inmutan ante las cifras catastróficas de diez mujeres asesinadas al día en el país.

Por ejemplo, durante las movilizaciones del pasado 28 de septiembre, medios de comunicación que ahora están al servicio del gobierno de la 4 T resaltaron los connatos de violencia con los cuerpos policiales, todo acto de vandalismo lo ubicaron como la nota principal, pero se olvidaron de la agenda social del movimiento, la cual no está constituida solo por la demanda de la despenalización del aborto, sino de una gama de demandas por la defensa y protección de los derechos de las mujeres, destacando la exigencia de justicia por los cientos de mujeres que año tras año son víctimas de feminicidio.

Otro motivo de preocupación y que formara parte de la agenda política de este movimiento es el hecho que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en su papel de agente del Ministerio Público, dio instrucciones en cadena de televisión, radio e internet nacional a que se les investigue a las mujeres feministas.
Para el presidente de México, toda persona que no le rinda pleitesía a sus dichos y acciones es conservador, como ahora ha calificado al movimiento Marea Verde, lo que representa un grave riesgo para las mujeres activistas del mismo y para todas las mujeres que se encuentren en el país, porque se trata ni mas ni menos que del Jefe Estado, descalificando a un movimiento social que lucha por los derechos de las mujeres.

El impacto que tienen las palabras del presidente de México es incalculable, porque se trata de un político que tiene millones de seguidores en un país con una enorme cultura machista, en contra de un movimiento de mujeres que busca principalmente poner fin a la violencia de genero y lograr la legalización del aborto, como parte de su agenda.
Ahora López Obrador dice que el movimiento Marea Verde busca afectar a su gobierno, púes según él, detrás de este movimiento hay intereses contrarios a su administración.

Durante la conferencia matutina de este 29 de septiembre, el presidente de México, desde Palacio Nacional, sostuvo: “Hay que ver qué es lo que está detrás, porque hace unos dos años, cuando empezó el movimiento feminista muchas mujeres participaron, pero se empezaron a dar cuenta de que se habían convertido en feministas conservadoras solo para afectarnos a nosotros, solo con ese propósito”. Con este delirio de persecución del presidente que ve en cada protesta a conservadores opositores, mientras las mujeres con tristeza vemos como aumenta la impunidad y la violencia feminicida.

Luego de destacar las acciones violentas que se desarrollaron durante la movilización en la ciudad de México, dijo que la Fiscalía de la capital del país debe investigar a las activistas. El fiscal de la CDMX informó la noche anterior que por los referidos hechos se habían integrado hasta ese momento 37 carpetas de investigación.

Ante la nula respuesta del gobierno federal a las demandas feministas, López Obrador busca minimizar y descalificar al movimiento Marea Verde, por ejemplo, durante la conferencia de prensa del miércoles 29 de septiembre, dijo: “Hay más periodistas”, que manifestantes. “No [hay que] darle tanta importancia, porque son manifestaciones que, por lo mismo, convocan a muy pocas personas, porque claro que las mujeres cuando se trata de una causa justa participan, pero cuando saben que es para hacer destrozos y para llevar a cabo actos violentos pues no participan, entonces se van quedando muy pocas en este caso, se reduce el número de participantes”.
En México, ser persona defensora de Derechos Humanos o ejercer la libertad de expresión y el periodismo, representa vivir en riesgo constante, más cuando desde la Presidencia de la República se descalifica y criminaliza estas actividades.

López Obrador también ha dicho: “Me da desconfianza. Ya ven que suele pasar que los extremos se juntan, se tocan. Los veo muy conservadores estos movimientos, muy conservadores, quizá porque yo tengo otra formación”.
Lo que se ve no se juzga, reza el refrán popular y obviamente el presidente muestra que no tiene la información sobre la violencia feminicida y las desapariciones de mujeres y niñas en todo el país; tampoco sabe el presidente que el feminismo compromete demasiadas expectativas y demasiadas voluntades operantes, como lo señala la feminista Amelia Valcarcel, incide también en todas las instancias y temas relevantes.

Tampoco el presidente sabe y no le ha interesado que diariamente se registren 10 feminicidios en este país que gobierna, y no, señor presidente no somos conservadoras ni militamos en algún partido, por lo menos la mayoría de las que protestamos, pero somos ciudadanas y ejercemos nuestro derecho al voto, lo que no sabe es que SI, la mayoría de las feministas votamos por usted.

Las actividades de Marea Verde a nivel nacional deben ser monitoreadas por la sociedad civil organizada y medios de comunicación porque con el discurso del presidente de la República se corre el riesgo de que se incremente la represión.

Marea Verde Quintana Roo, después de las actividades del 28 de septiembre, publicó en su página de Facebook el siguiente texto acompañando una serie de gráficas de la movilización.
Ecos de la 4a. marcha del 28 de septiembre en Chetumal, Quintana Roo.
En los comentarios pueden poner sus fotos para que las subamos en otro post.

¡Gracias a todas por este día maravilloso! ¡La energía de la Marea Verde se sentía en el ambiente!

#MareaVerdeQuintanaRoo

#MiCuerpoMiDecisión

#MiraComoNosPonemos

Los avances en materia de legalización del aborto producto del litigio estratégico que ha realizado el movimiento Marea Verde con apoyo de diversas organizaciones civiles y despachos jurídicos, en los que ha intervenido la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), son de gran impacto porque los Congresos estatales deben tomar en cuenta esos criterios para legislar en la materia, por lo que se acerca una atapa más de la lucha, a la que se deben sumar los grupos feministas históricos del país y no dejar a su suerte a Marea Verde.

Los fallos de la SCJN sobre legislaciones en Sinaloa y Coahuila o sobre la objeción de conciencia que inhibían el derecho a la interrupción legal del embarazo, son asuntos que se deben visibilizar y seguir trabajando para que se lleven a la práctica, de lo contrario ocurrirá como la despenalización del aborto en Oaxaca, que ya se reformó la ley, pero en la práctica, no existen ni la infraestructura, políticas públicas y voluntad política para que se beneficien las mujeres de este avance legislativo, que hasta el momento solo ha traído beneficios electorales al Movimiento de Regeneración Nacional que lo impulsó en el Congreso de aquel estado.

A muchas personas puede parecerles bien o no este movimiento de mujeres jóvenes decididas a dar la cara, dar su tiempo y sus capacidades como el exponer su seguridad y la de sus familias en las distintas protestas a lo largo y ancho de nuestro estado, pero de que son validas como ciudadanas nadie lo puede negar, por el simple hecho de que las integrantes de marea verde son ciudadanas y lo que buscan es la igualdad y no discriminación a las mujeres que menos tienen para realizarse un procedimiento seguro que les garantice su vida.

Deja un comentario