Clic Para Compartir

Con policías sin capacitación con enfoque de Derechos Humanos y Perspectiva de Género, se repetirán hechos como los del 9-N en Cancún y Victoria en Tulum

En la sección Mujeres por el 5 octubre 2021 a las 5:42 pm

Necesariamente Incómoda

Graciela Machuca Martínez
**La seguridad pública se militariza en Quintana Roo al nombrar a militares en retiro como sus mandos.
**Las cifras de violencia contra la mujeres en Quintana Roo son alarmantes según el Sistema Nacional de Seguridad Pública y Mayas sin Fronteras.

Ahora que en Quintana Roo se están definiendo aspectos de la seguridad pública municipal con la llegada de los nuevos gobiernos municipales o con la supuesta reestructuración de los que se reeligieron, es necesario que tanto quienes integran los cabildos, como los asesores, le den una leída a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en particular al Articulo 115 y a su similar en la constitución local, para que conozcan e interpreten las responsabilidades que tienen los ayuntamientos en materia de seguridad pública y en respeto, promoción, protección y defensa de los derechos humanos.

La autonomía de los municipios libres en México no convierte a los ayuntamientos en entes que se manejen fuera de la legalidad, al contrario, deben actuar conforme a la normatividad vigente en el país para dar el ejemplo a la ciudadanía, pues al final de cuentas, los gobiernos municipales son los responsables de tener el contacto directo con el pueblo, en términos más llanos, con la población contribuyente.
En los últimos días hemos conocido los nombres de los nuevos mandos y algunas ratificaciones en las instancias de Seguridad Pública Municipal, a quienes es urgente se les incluya en las capacitaciones con enfoque de derechos humanos y perspectiva de género, porque los altos mandos se consideran sabedores de todo y se niegan a la capacitación básica en el tema, de allí los resultados nefastos como los hechos violentos del 9 de noviembre de 2020 en Cancún y el caso Victoria en Tulum.

A las nuevas administraciones municipales de Quintana Roo les debe quedar claro que los hechos de autoritarismo y violaciones a derechos humanos en contra de activistas y periodistas en Cancún, del cual fueron responsables los jefes máximos del Mando Único y de la Policía Municipal de Benito Juárez y Tulum, causaron un gran daño a la imagen internacional de todo el estado; a esta vergonzosa actuación de la policía en Quintana Roo, se le agrega el asesinato de Victoria, la mujer de origen salvadoreño que vivía refugiada en Tulum y que fue asesinada por la Policía Municipal.

Ambos hechos que constituyeron violaciones graves a derechos humanos no se pueden repetir en Quintana Roo, para lo cual es necesario que se capacite con enfoque de derechos humanos y perspectiva de género a todas las personas que integran los cuerpos policiacos tanto municipales, como estatales, pero se debe empezar por los mandos altos y medios, ya que por lo general, son militares retirados, cuya formación está muy alejada al respeto y protección de los derechos humanos, prueba de ello son las múltiples recomendaciones por violaciones a derechos emitidas a militares por la Comisión Nacional y las estatales de derechos humanos.

Otra muestra de que el multimillonarios presupuesto que ha administrado el Mando Único Policial en Quintana Roo, ha tenido pésimos resultados, son las cifras de los delitos cometidos en Quintana Roo y que mes tras mes documenta el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, así como también lo realiza la organización civil Maya sin Fronteras.

De acuerdo a cifras del Secretariado, durante 2017 se registraron cuatro feminicidios y 32 asesinatos de mujeres; 2018, ocho feminicidios y 58 asesinatos; 2019, 16 feminicidios y 64 asesinatos; 2020, 15 feminicidios y 61 asesinatos; y en lo que va del 2021, se reportan 19 feminicidios y 34 asesinatos.

El recuento a través de medios de comunicación que ha realizado Maya sin Fronteras en los mismos periodos arroja las siguientes cifras: 2017, 36 asesinatos violentos; 2018, 84; 2019, 74; 2020, 61; y para los meses de 2021, van 51.

¿QUIÉNES SON LOS NUEVOS MANDOS POLICIALES EN LOS MUNICIOS DE QUINTANA ROO?

En el municipio de Benito Juárez, los concejales ratificaron al capitán Rubén Oyarvide Pedrero, como secretario Municipal de Seguridad Pública y Tránsito.

En Chetumal fue nombrado el capitán de navío René Martínez Valdés como director de la Policía Municipal.
En Bacalar, el encargado del Despacho de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito, es el teniente coronel retirado, Carlos Briceño Villagómez.

En Felipe Carrillo Puerto, el nuevo encargado del despacho de la Dirección de Seguridad Pública, es Roberto Bravo Peña.
Hugo Zabaleta Aparicio, fue nombrado encargado del despacho de Seguridad Pública Municipal en Tulum.
En Lázaro Cárdenas, el tercer maestre de infantería de Marina, William René Chan Canul, fue nombrado encargado de despacho de la Dirección de Seguridad Municipal.

Edgar Amílcar Alonzo Paredes, es el nuevo encargado de Seguridad en Isla Mujeres.
Mientras que en Cozumel el encargado de despacho del área de Seguridad es Rodrigo Rodríguez Peña.
El municipio de Solidaridad tiene a Raúl Tassinari González como titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito.

El teniente de la Marina, Alfredo Valdés de León, fue nombrado encargado de Seguridad Pública y Tránsito en Puerto Morelos.
Vicente Humberto Pech Zapata es el nuevo director de la Policía Municipal en el municipio de José María Morelos.
En cumplimiento a los principios de transparencia y rendición de cuentas y a la normatividad de la materia, estos servidores públicos tienen que informar a sus respetivas poblaciones, quienes son, en que consiste su carrera policial y quienes tienen carrera militar tienen que informar su trayectoria y los motivos que los orillaron a separarse del ámbito militar, ya que como integrantes de gobiernos civiles deben responder a la legislación civil en todos sus actos como personas servidoras públicas.

Además, deben informar a la sociedad que formación tienen en materia de derechos humanos, a que cursos de capacitación y actualización han asistido, así como su plan de trabajo en materia de capacitación con enfoque de derechos humanos y perspectiva de género.

EL GRUPO POLICIAL FEMENIL “VICTORIA” DEBE PASAR DEL EFECTO PROPAGANDÍSTICO A TRANSVERSALIZAR LOS DERECHOS HUMANOS Y LA PERSPECTIVA DE GÉNERO EN TODAS LAS POLICIAS

Desde luego que lo anterior es una responsabilidad compartida con todas las personas integrantes de los cabildos que avalaron los nombramientos, se supone que a las manos de cada una y uno de quienes integran estos órganos colegiados llegó una carpeta con la hoja de vida profesional de quienes tienen la compleja tarea de coordinar actividades de seguridad pública.

Habría que preguntarles a estos nuevos servidores públicos si no forman parte de algún padrón de deudores alimentarios morosos o si en su vida personal no tienen denuncias por violencia intrafamiliar, o acoso sexual con las mujeres u hombres subordinados o personas compañeras de trabajo.

La capacitación policial con enfoque de derechos humanos y con perspectiva de género, así como el diseño y puesta en práctica de políticas públicas eficientes para que la policía sepa atender sus responsabilidades, es mucho más importante que el glamour de las fotografías en las que aparecen las presidentas y presidentes municipales tomando la protesta a los nuevos jefes policiacos.

Dentro de las decisiones del gobierno del estado, durante el último año de la presente administración está el acuerdo de trabajar con las policías municipales en el esquema de Mando Único, para lo cual se contará con el presupuesto respectivo según la propuesta del Presupuesto de Egresos que en unos días llegará al Congreso del Estado, sin embargo, aún falta por evaluar los resultados de ese programa que sigue bajo la coordinación de Alberto Capella Ibarra, quien a pesar de no tener un puesto público, sigue operando en la clandestinidad con luz verde desde el Poder Ejecutivo.

Los hechos violentos del nueve de noviembre de 2020 en Cancún, así como el asesinato de Victoria en Tulum, son el resultado del mal manejo de ese Mando Único, por lo que nada sirve que hayan tomado el nombre de la salvadoreña asesinada por la Policía Municipal de Tulum para bautizar un programa de seguridad pública que está destinado al fracaso, por carecer de una política pública sólida, ya que las propuestas de Capella Ibarra y de sus prestanombres para operar la Seguridad Pública terminan siendo ocurrencias que no dieron resultado ni en Tijuana, ni en el estado de Morelos.

El grupo policial femenil “Victoria” para atención de mujeres en el estado de Quintana Roo, no puede quedar en un espectáculo propagandístico, lo que requieren las policías para cumplir con eficiencia su responsabilidad es tener mejores condiciones laborales y capacitación, no hay de otra, de lo contrario el presupuesto destinado para seguridad pública seguirá sirviendo para capacitar a personal, que ante su deficiente remuneración se pasan a las filas de la delincuencia organizada, sino quieren formar parte del ejército de desempleados.

Deja un comentario