Clic Para Compartir

14 morenistas pretenden la candidatura al gobierno de Quintana Roo, pero la convocatoria también prevé candidatura de unidad

En la sección Política por el 17 noviembre 2021 a las 9:59 am

Necesariamente Incómoda

Graciela Machuca Martínez

**Durante el proceso interno varios se irán quedando en el camino por su falta de compromiso con MORENA o porque su pasado de corrupción los alcance.
**Hasta el 10 de febrero tiene Morena para publicar la lista de quienes si obtuvieron su registro para participar en la contienda interna.

El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), por medio de sus dirigentes tanto formales como facticos, tiene la certeza que ganará las elecciones para la gubernatura de Quintana Roo el primer domingo de junio del 2022, por lo que desde la dirigencia central realizan pretenden realizar un trabajo de filigrana al interior de sus filas para evitar confrontaciones como en los pasados procesos internos, pero esas acciones que requieren una ingeniería muy especializada y de una alta carga diplomática también la están usando con los grupos locales de poder que pudieran estropear el carro completo a Morena, para lo cual están utilizando las promesas de premios y recompensas, como embajadas, consulados, e incluso incluir a personas opositoras al gobierno de la 4T.
Las otras gubernaturas en disputa para el 2022 son Tamaulipas, Durango, Aguascalientes, Oaxaca e Hidalgo, por lo que la selección de las personas candidatas a esas seis gubernaturas, además, de tener el perfil idóneo para ganar “con la mano en la cintura” con una mayoría aplastante, deben pasar el filtro de las negociaciones entre las dirigencias nacionales de los partidos Morena, del Trabajo, Verde Ecologista de México y Nueva Alianza que para este proceso conforman la coalición Juntos Haremos Historia, pero además, de las cúpulas de poder económico en este país, quienes con el cinismo que las caracteriza, gobierne quien gobierne, se sienten con el derecho de que su palabra es la última y el gobierno federal, sigue requiriendo de aliados y que mejor que sean los que ostentan el poder económico y financiero en este país, además, son los que están resultando beneficiados con las obras de infraestructura que constituye la columna vertebral de la administración de Andrés Manuel López Obrador: el Tren Maya y el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec y los desarrollos inmobiliarios e industriales que se generarán en su entorno.

La semana pasada se publicaron, abrieron y cerraron las convocatoria respectivas para que se inscribieran las personas aspirantes a la candidatura al gobierno de cada uno de los seis estados mencionados, pero como la certeza del triunfo de Morena se considera un hecho, el número de personas inscritas llegó a 153, 56 mujeres y 97 hombres, desde luego que de la mayoría, unas lo hicieron por que consideran que tienen los méritos para abanderar a Morena, otros para no perder sus cuotas de poder, también hubo quienes optaron por inscribirse, para ver que sacan.

Las seis convocatorias son similares en términos generales, por ejemplo, en las seis entidades la dirigencia nacional, previa escucha de la opinión de las estatales y de la Comisión de Elecciones, seleccionará a dos hombres y dos mujeres por estado, a quienes someterá a un proceso de tres encuestas a la ciudadanía, para de allí sacar a la persona candidata.

Desde la democracia pura y transparente se escucha muy bonito este procedimiento, pero es el mismo que Morena ha utilizado en procesos electorales pasados y que les ha dejado muy malos resultados, a tal grado que en tres años, de 30 millones de votos obtenidos en el 2018, descendió a 18 millones en 2021, porque los inconformes con el proceso se fueron del Movimiento o trabajaron en contra.

En Quintana Roo, se inscribieron formalmente 14 personas, muchas de las cuales, flaco favor le hicieron a Morena al manifestar su interés de aspirar a la candidatura al gobierno del estado, pues sus antecedentes como políticos y servidores públicos han dejado mucho que desear. Hay cinismo, falta de memoria histórica y agandalle, muchas de estas personas saben que no tienen ni la mínima posibilidad de formar parte del grupo de cuatro personas que serán sometidas a las encuestas, pero con la intención de sacar ganancias de este proceso, se registraron.
Quienes quieren gobernar Quintana Roo, a través de la candidatura de Morena son: Mara Lezama Espinoza, Marybel Villegas Canché, Laura Beristain Navarrete, Beatriz Mendoza Ramos, Manuel Aguilar Ortega, Víctor Alcérreca Sánchez, Luis Alegre Salazar, Sergio Carbajal Rejón, Luis Chávez Zepeda, Alfredo Kanter Culebro, Rafael Murillo Bueno, Raúl Ojeda González, José Luis Pech Várguez y Germán Ramírez Villegas.

Personajes como Víctor Alcérreca Sánchez, Luis Alegre Salazar o Luis Chávez Zepeda, deben ser investigados con lupa al interior de Morena, por una mala decisión de la dirigencia nacional de Morena, no solo pondría en riesgo el triunfo en Quintana Roo, sino el proyecto de gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

A partir del cierre de la convocatoria, la Comisión Nacional de Elecciones notificó al Consejo Nacional y a los consejos estatales, que conforme a la convocatoria, den su opinión sobre quiénes son los dos hombres y las dos mujeres que en Quintana Roo “cumplen de mejor manera el perfil para ser candidatos y candidatas de Morena y, a su vez, sean sometidos a la encuesta correspondiente y con ello, la militancia pueda incidir de manera directa en este proceso de selección”, dio a conocer la dirigencia nacional de Morena.

“Vamos a elegir sólo a hombres y mujeres identificados con nuestro movimiento y que tengan un compromiso probado con la Cuarta Transformación y con los principios de Morena de no robar, no mentir y no traicionar”, expuso el líder nacional Mario Delgado.

Morena determinó que al menos tres mujeres serán candidatas a gobernadoras, e insistentemente se habla en la cúpula de ese partido que Quintana Roo será uno de ellos, de allí la confrontación seguirá fuerte entre Mara Lezama, presidenta municipal de Benito Juárez y Marybel Villegas, senadora de la república, pero como en política nada está escrito, la que tiene mayor riesgo de ser descartada es Lezama, por su pésima administración municipal durante los tres primeros años de su mandato, que la condujo a perder cien mil votos en un lapso de tres años, además, por las denuncias que existen en su contra por malos manejos del presupuesto público y por enriquecimiento ilícito, temas que en ningún momento le conviene a Morena, que formen parte de las armas de la oposición.

El futuro es incierto para las 14 personas que se inscribieron como aspirantes a la candidatura al gobierno de Quintana Roo dentro del proceso de selección interna de Morena, porque los golpes bajos, los errores y el pasado las puede alcanzar, además, la Comisión Nacional de Elecciones tiene hasta el 10 de febrero de 2022 para dar a conocer la lista de aspirantes que reunieron todos los requisitos, un periodo que jugará en contra de más de una o uno.

La Base Cuarta de la convocatoria dice: “La Comisión Nacional de Elecciones publicará la relación de solicitudes de registro aprobadas de las y los aspirantes a la candidatura para la gubernatura, a más tardar el 10 de febrero de 2022, respetando las atapas y calendarios del proceso electoral local, conforme a la normatividad aplicable”.
Es importante detenerse en el párrafo dos de la Base Octava, que a la letra dice:
“…se debe destacar que la falta de certeza y confianza en nuestro padrón de militantes prevalece, tal y como ha señalado la Sala Superior del Tribunal
Electoral de la Federación. Por lo que, dada la inminencia de los plazos de las etapas del proceso electoral local ordinario 2021-2022 para garantizar el derecho de nuestro partido de participar en el mismo y postular la correspondiente candidatura, con fundamento en el Artículo 44, inciso w. y 46, incisos b., c., d. del Estatuto, la Comisión Nacional de Elecciones aprobará, en su caso, un máximo de cuatro registros que participarán en las siguientes etapas del proceso, pudiendo ejercer la atribución a que se refiere el inciso h del artículo 46 del Estatuto. En caso que la Comisión Nacional de Elecciones apruebe un solo registro para la candidatura respectiva, se considerará como única y definitiva en términos del inciso t, del articulo 44 del Estatuto de MORENA, sin menoscabo en los dispuesto en la Base Décima de esta convocatoria”.

Base Décima: La Comisión Nacional de Elecciones, con base en sus atribuciones, ejercerá la facultad a que se refiere el apartado f. del artículo 46 del Estatuto de Morena y declarará, o en su caso ratificará la candidatura a la gubernatura del estado, a más tardar, el día 22 de febrero de 2022 respetando las etapas y calendarios del proceso electoral local conforme a la normatividad aplicable.

Con estas dos bases de la convocatoria no se descarta que de última hora, el Comité Ejecutivo Nacional de Morena se decida por una candidatura única, que podría llamarse de unidad, pero por lo pronto, ya se prepara el show, a nivel central se definirá quienes van a las encuestas, así como las reglas de las precampañas.

Deja un comentario