Clic Para Compartir

Se va Rogelio Jiménez Pons de FONATUR sin rendir cuentas sobre la multimillonaria inversión en el Tren Maya

En la sección Medio Ambiente, Turismo sin Fronteras por el 12 enero 2022 a las 10:35 am

Necesariamente Incómoda

**Javier May Rodrí­guez, senador con licencia por el estado de Tabasco, ahora exsecretario de Bienestar y con estudios máximos de nivel medio superior será el responsable del proyecto emblemático de la 4T, el cual hasta el momento ha incrementado su presupuesto a 230 mil millones de pesos, lo que representa el 47 por ciento de lo proyectado.

Graciela Machuca Martí­nez

Ya pasaron los tiempos en que la sociedad mexicana solo escuchaba y obedecí­a los dictados desde la Presidencia de la República y ahora, a pesar de que las facultades todo poderosas del titular del Poder Ejecutivo en turno se han incrementado en comparación a los periodos panistas y priistas, los diferentes sectores sociales se han ido involucrando en la cultura de la rendición de cuentas y la transparencia, a pesar del desprecio del gobierno federal para cumplir con sus obligaciones constitucionales en la materia.

Los principios de la rendición de cuentas y de la transparencia indican que cada acción de gobierno no solo debe ser informada a la sociedad, sino también se debe informar las causas fundadas y motivos de tal o cual determinación, por lo que es necesario y urgente que la Presidencia de la República informe a detalle las razones por las que se hicieron cambios en el gabinete legal y en el ampliado.

A toda la población mexicana, pero en particular a la de los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, le interesa saber las causas por las que fue removido el director General del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Rogelio Jiménez Pons a la Subsecretarí­a de Transporte de la Secretarí­a de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT), en sustitución de Carlos Morán Moguel, quien fue nombrado el nuevo director General del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

A nombre del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, el Secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, dio posesión como nuevo director de FONATUR a su paisano Javier May Rodrí­guez, quien a partir de ahora se hará cargo del Proyecto del Tren Maya, la obra de infraestructura con la mayor inversión pública de este sexenio, por lo que un cambio de titulares no puede ser sólo un trámite, sino que se deben informar los motivos, así­ como realizar las auditorias tanto internas como externas correspondientes, porque el dinero de la hacienda pública mexicana invertido en el Tren Maya es de tal magnitud que se debe auditar su ejercicio y no es posible que, de la noche a la maí±ana, Jiménez Pons se vaya sin rendir cuentas.

López Obrador lo manda a la SICT ”a poner orden», porque muchos procesos administrativos sobre el Tren Maya, del Aeropuerto de Santa Lucí­a y del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, tarda mucho en liberarse, porque en esa secretarí­a aducen que la normatividad jurí­dica, técnica y administrativa, así­ se los exige, pues los responsables, no están dispuestos a saltarse la normatividad, porque están en riesgo de incurrir en alguna irregularidad por lo que el órgano interno de control los puede sancionar.

Jiménez Pons dejó FONATUR con la promesa que durante 2022, el Tren Maya tendrá un avance del 50 por ciento.
De acuerdo a la Presidencia de la República, Javier May Rodrí­guez, es originario de Comalcalco, Tabasco, asumió como secretario de Bienestar el 2 de septiembre de 2020; anteriormente fue subsecretario de Planeación, Evaluación y Desarrollo Regional en la misma dependencia, donde estuvo a cargo del programa Sembrando Vida.
Ha desempeí±ado distintos cargos de elección popular. En septiembre de 2018, en la LXIV Legislatura, fue Senador de la República por su estado natal, cargo al que pidió licencia para incorporarse a la Secretarí­a de Bienestar.
En 2001 fue elegido diputado a la LVII Legislatura del Congreso del Estado de Tabasco, donde presidió la Comisión de Asuntos Electorales.

Asimismo, fue presidente municipal de Comalcalco, Tabasco, en dos ocasiones, la primera de 2007 a 2009 y la segunda de 2016 a 2018.

Desde hace más de 30 aí±os, Javier May Rodrí­guez ha participado en el movimiento por la transformación de México, según el mismo comunicado de la Presidencia de la República.

A pesar que una obra como el Tren Maya se desarrolla por la inercia institucional y la bendición del presidente de la República, tendrá que padecer la curva de aprendizaje de Javier May Rodrí­guez y de su equipo, pues sus tareas en la Secretarí­a de Bienestar tení­an otros fines y otras dinámicas.

Tendrá que aprender a enfrentar y resolver las inconformidades de los empresarios, de los ejidatarios y presidentes municipales de las zonas por donde pasa el trazo del Tren Maya, una tarea que dejó sumamente desgastado a Jiménez Pons.

Debe ponerse al tanto del acuerdo suscrito por la Secretarí­a de Gobernación, a través de la Subsecretarí­a de Desarrollo Democrático, Participación Social y Asuntos Religiosos, y el Fonatur, para integrar a 13 municipios de la ruta del Tren Maya en el programa Promoción de la Cultura de Paz y la Reconstrucción del Tejido Social, para reforzar los acuerdos del proceso de la consulta indí­gena del proyecto, un asunto que dejó muy mal parado al gobierno federal, pues hay evidencias que la llamada consulta indí­gena fue un fiasco.

Los municipios que se integran a este programa son:
Quintana Roo: Isla Mujeres, Benito Juárez, Solidaridad, Tulum y Felipe Carrillo Puerto; Tabasco: Tenosique y Balancán; Campeche: Candelaria y Escárcega; Yucatán: Mérida, Maxcanú y Valladolid; y Palenque, Chiapas.
El programa de Promoción de la Cultura de Paz y la Reconstrucción del Tejido Social busca la promover acciones entre las comunidades locales, municipios, y el Gobierno de México para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) 2030, especí­ficamente los que se refieren a la reducción de las desigualdades; generación de espacios para la igualdad y erradicar la violencia de género, así­ como garantizar la paz, seguridad y justicia a las comunidades.

El acuerdo entre la Secretarí­a de Gobernación y Fonatur es un reconocimiento que el Tren Maya está alineado a los ODS, y que el proyecto de desarrollo tiene el propósito de impulsar acciones que permitan mejorar la calidad de vida de las personas en el sureste de México.

La agencia de noticias APRO difundió el martes 11 de enero un cable en el que cuestiona el cambio de Jiménez Pons por May Rodrí­guez, quien carece de experiencia técnica para dirigir un proyecto de esta naturaleza.
”La llegada de Javier May Rodrí­guez, hasta ahora secretario de Bienestar, al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), marca una ruptura en la dependencia a cargo del Tren Maya, la obra emblemática del sexenio de Andrés Manuel López Obrador, que ha sufrido retrasos importantes y múltiples cambios de trazo que ponen en riesgo la instrucción presidencial de arrancar a más tardar a finales de 2023.

”Con el sorpresivo anuncio que realizó la Presidencia de la República hoy, May sustituyó a Milardy Douglas Rogelio Jiménez Pons al frente del Fonatur, a pesar de su completa ausencia de conocimientos técnicos en materia ferroviaria o de transportes; ahí­, el operador polí­tico tendrá el reto de terminar el Tren Maya antes de que concluya el sexenio. Apenas el pasado 5 de enero, López Obrador seí±aló que su megaproyecto tiene «el tiempo encima».

El referido medio de comunicación advierte: ”Por su complejidad técnica —mil 500 kilómetros de ví­a férrea divididos en ocho tramos adjudicados a diversos consorcios– y su deficiente planeación, el Tren Maya acumula hasta el momento un retraso de más de cinco meses, con un costo que ya se disparó en un 47% –de 156 mil millones de pesos a 230 mil millones de pesos–, y enfrenta nuevas complicaciones en el tramo que unirá Cancún a Tulum».

Javier May Rodrí­guez es senador de Tabasco con licencia, puesto de elección popular que casi no ha desempeí±ado, pues desde el 29 de noviembre de 2018 solicitó licencia para integrarse al gobierno de López Obrador.

En múltiples ocasiones se le ha cuestionado porque su grado máximo de estudios es el nivel medio superior.

Deja un comentario