23 febrero 2024

Crisis por el dengue en Felipe Carrillo Puerto, mientras la presidenta municipal prefiere pagar lujos y diversiones con dinero del pueblo 

0

Necesariamente Incómoda

Graciela Machuca Martínez 

Municipios como Felipe Carrillo Puerto en Quintana Roo están representando un verdadero riesgo para toda la población porque el número de contagios y las defunciones siguen a la alza, sin embargo, la Dirección de Salud y la regiduría respectiva salvo apersonarse a dar un pésame siempre con el toque de protagonismo electorero, no han hecho nada para contener la crisis, porque en ese gobierno municipal solo se hace lo que la presidenta municipal, Maricarmen Hernández Solís ordena, y regidores y directores no arriesgan sus privilegios que les da el estar pegados al presupuesto municipal.

Pero el tema de la prevención del dengue y ahora su combate frontal no ha sido una prioridad en su apretada agenda de este primer nivel de gobierno, en la que solo prioriza sus fiestas privadas pagadas con dinero de la tesorería municipal, como aquel gusto que se dio el pasado 15 de septiembre, de traer a la youtuber Wendy a la que le pagó 400 mil pesos para que amenizará la ceremonia del grito, pero su objetivo principal fue traerla a Felipe Carrillo Puerto para que la divirtiera a ella y a su pareja Johana Acosta, líder de Morena en la entidad, como se evidencia con el video que circula en redes sociales

Es indudable que la transmisión del dengue en Felipe Carrillo Puerto ya se le salió de control a las autoridades de salud del municipio, y esta muriendo la gente pero ni por ello, la presidenta municipal y sus colaboradores han puesto en marcha un programa urgente de fumigaciones y descacharrización, quienes integran este gobierno municipal están ocupados en trabajar para que Hernández Solís garantice la reelección, a pesar de sus pésimos resultados.

Al hacer un recorrido por la ciudad de Felipe Carrillo Puerto nos percatamos que en la vía pública hay basura acumulada por donde quiera, las calles están llenas de baches que acumulan agua, un perfecto ambiente para que el mosquito transmisor del dengue se reproduzca.

Las acciones de descacharrización en meses pasados solo han servido para que la munícipe se tome fotografías y selfies; en parques, plazas públicas y lo que queda de jardines públicos, así como en aceras y esquinas la hierba crece a todo lo que da, no han tenido tiempo de organizar brigadas con el apoyo ciudadano para limpiar, desmontar.

Además, no realiza las gestiones pertinentes para incrementar el número de brigadas de trabajadores de vectores, si bien es cierto que hay brigadas fumigando, pero estas son insuficientes ya que están comisionadas para todas las comunidades del municipio, pero la presidenta municipal prefiere comprarse vestidos de 70 mil pesos y pagar cientos de litros de gasolina de la hacienda municipal para su camioneta y vehículos de su familia, que aportar ese combustible y vehículos del municipio en apoyo de las brigadas de fumigadores, cuyos trabajadores  están trabajando horas extras para poder atender la contingencias, pero autoridades municipales como las de Felipe Carrillo Puerto y José María Morelos se hacen las desentendidas, cuando como gobierno municipal tienen facultades muy bien definidas en el mismo artículo 115 Constitucional y en las leyes secundarias como es la Ley General de Salud.

Las víctimas de esa negligencia institucional tienen nombre y apellido, a siete personas no se les garantizó su derecho a la salud, a más de tres mil se les puso en riesgo de perder la vida o de quedar con secuelas por el contagio del dengue, una enfermedad que hoy en día se controla su transmisión, con acciones eficaces de prevención.

Este tipo de acciones y omisiones llevaron que una mujer que siempre aportó a la comunidad desde sus tareas sindicales y educativas haya tenido que morir de dengue, porque las autoridades sanitarias municipales no hicieron su tarea. Se trata de la profesora Lariza Canul, hija del profesor Sebastián Canul y de la profesora Luz Arévalo QEPD, los tres muy queridos en Felipe Carrillo Puerto.

Desde este espacio le envío un solidario abrazo a la familia de la estimada Lariza, una amiga en toda la extensión de la palabra una líder congruente en el SITEQROO Mis condolencias y solidaridad en estos momentos tan difíciles. Lariza, que tu camino esté lleno de luz.

Hace un mes Felipe Carrillo Puerto inició otra etapa de dolor al conocerse que un estudiante  falleció a consecuencia de complicaciones de dengue en un hospital de la ciudad de Cancún. Para ese entonces, ya sumaban cuatro personas fallecidas por complicaciones en su salud por dicho padecimiento solo durante el mes de septiembre.

El joven fallecido fue identificado como Daniel Adolfo Itza Mis, de 17 años de edad. La primer defunción por dengue en Felipe Carrillo Puerto durante el mes de septiembre fue la de un adolescente de 14 años de edad. Posteriormente, se documentó la muerte de dos menores de 7 y 9 años de edad, en la comunidad Maya de Tepich.

Mientras las autoridades municipales de Felipe Carrillo Puerto brillan por su ausencia en la agenda de salud del municipio. La Secretaría de Salud del Estado reportó que tan solo en el mes de octubre se han registrado 106 casos confirmados de dengue, y en todo el año se lleva una cifra de 304 casos, lo que ubica a Felipe Carrillo Puerto en el cuarto lugar a nivel estatal, después de Solidaridad, Othón P. Blanco y Benito Juárez, desde luego que los tres tienen mayor densidad poblacional.

Ya es momento que la sociedad carrilloportense exija cuentas a la presidenta municipal Maricarmen Hernández Solís, porque no podemos dejar en sus manos la salud de nuestras familias y que las siga matando sus excesos criminales.

Graciela Machuca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *