23 febrero 2024

Se visibilizó la violencia feminicida en Cancún

0

Necesariamente Incómoda

Graciela Machuca Martínez

Diversos colectivos de familiares y víctimas de violencia, así como personas defensoras de derechos humanos de Quintana Roo se reunieron este 25 de noviembre en la ciudad de Cancún para exigir a la Fiscalía General del Estado investigaciones con perspectiva de género y debida diligencia, de acuerdo a la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) número 554/2013.

Esta movilización de la sociedad civil y familiares de víctimas de la violencia feminicida en Quintana Roo se realizó con motivo del Día Internacional para Eliminar la Violencia contra la Mujer y los 16 días de activismo que concluyen el 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos.

Mujeres y hombres de diversos colectivos, entre los que se encontraban el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), Estrategia Legal, Fedham, Maya sin Fronteras A.C.,  Colectivo Verdad, Memoria y Justicia de Quintana Roo, Mujeres en Acción por México, Chila – Children Less Abuse, Grupo Plural de Mujeres, Siempre Unidas, entre otros, se manifestaron frente a la sede de la Fiscalía General de Justicia del Estado, ubicada sobre la Avenida Xcaret, para después trasladarse a las instalaciones de los juzgados federales y sede del Tribunal Superior de Justicia del estado de Quintana Roo.

Las exigencias son muy claras, investigar todas las muertes violentas de mujeres como feminicidios, así como lo establece la SCJN  desde el año 2013, y las recomendaciones de organismos internacionales defensores de los derechos de mujeres, porque las autoridades de procuración de justicia, para ocultar la violencia feminicida en la entidad, solo han reportado al Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, 13 feminicidios, mientras que la organización civil Maya sin Fronteras y otros colectivos han documentado, por medio de un monitoreo de medios, que el número de muertes violentas de mujeres durante 2023 en Quintana Roo asciendo a 61.

Para el gobierno federal, el número de feminicidios ha disminuido en Quintana Roo y en el país, pero quienes acompañamos y documentados casos, sabemos que esas cifras son falsas, porque en Cancún y Playa del Carmen se han registrado feminicidios que la Fiscalía abre las carpetas de investigación, incluso por suicidio, pero ante la presión de familiares y de la sociedad civil organizada han tenido que reclasificar el delito, pero para entonces ya se han perdido las evidencias y los responsables han huido.

¿Cómo se le puede tener confianza a una institución como la Fiscalía de Quintana Roo que inicia una investigación como suicidio cuando hay evidencias suficientes de que se trató de un feminicidio?

Uno de los casos de feminicidio que se tomó como emblema de esta fecha para conmemorar a las víctimas de la violencia feminicida en Quintana Roo fue el de Reina Corazón, quien con 27 años de edad y con siete meses de embarazo de su tercer hijo, fue víctima de feminicidio el 28 de enero de 2021 en Cancún.

El feminicida es Ariel N. es un vecino de Reina Corazón, de quien en esos días se desahogan las audiencias respectivas para sentenciarlo. 

El caso de Reina Corazón fue incluido en la campaña nacional contra la violencia feminicida en México, denominada Siluetas, que se desarrolla en la Ciudad de México y en diversas ciudades del país, incluida, Cancún.

La campaña tiene el objetivo de visibilizar la violencia feminicida en México y mostrar los obstáculos que enfrentan las víctimas y sus familiares para acceder a la justicia. Esta campaña también busca hacer un llamado a la sociedad y al Estado a respetar la dignidad e integridad de las mujeres han sido víctimas de esta violencia, así como honrar su memoria.

El símbolo de la campaña es la figura de una niña que representa a todas las mujeres, adolescentes y niñas que han sido víctimas de la violencia feminicida. Así como en Cancún, también en el Zócalo de la ciudad de México, estuvo la silueta de Reina Corazón, pero en la capital del país al lado de otras tres mil siluetas de víctimas de violencia feminicida en México que hasta la fecha esperan justicia.

Reina Corazón dejó en la orfandad a una niña y un niño, quiénes a dos años de haber perdido a su madre, viven en incertidumbre jurídica, debido a la burocracia que se vive en los juzgados familiares, donde hasta el momento no le han querido asignar la patria potestad a la abuela materna, lo cual ha provocado que no puedan ser beneficiarios de becas escolares o de algún otro apoyo gubernamental como víctimas indirectas de la violencia, de acuerdo a lo señalado por la abogada que lleva el caso, Teresa Paredes Hernández, coordinadora de la Comisión de Igualdad de Género de la Barra Mexicana de Abogados.

En este caso y en otros más, es donde vemos la falsedad de los discursos de la clase política, la cual pregona a los cuatro vientos que se respetan los derechos de las infancias y particularmente el principio del interés superior de la niñez, lo cual solo queda en demagogia.

Otro reclamo que le hicieron al titular de la Fiscalía General del Estado, Raciel López Salazar, fue por haber eliminado una mesa de trabajo para la atención de adultos mayores que tuvieran una denuncia, la cual se creó en la administración anterior. El nuevo funcionario, simplemente por no haberse creado durante su gestión canceló este servicio, sin pensar en la población en condiciones de vulnerabilidad que afectó una decisión tomada desde la comodidad de su escritorio.

Graciela Machuca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *