23 febrero 2024

Violencia en Quintana Roo, asunto de seguridad nacional; los resultados de la Fiscalía consolidan la impunidad

0

Necesariamente Incómoda

Graciela Machuca Martínez

El fiscal General del Estado de Quintana Roo, Raciel López Salazar, debe estar de brazos cruzados mientras recibe el presupuesto de 2024 para operar la estructura de la Fiscalía que se le ocurrió, porque los cientos de miles de carpetas de investigación siguen en el rezago, las investigaciones no avanzan, los delincuentes siguen disfrutando de la libertad y cometiendo más crímenes, con lo que la impunidad se consolida en la entidad.

Mientras la Fiscalía siga sin priorizar los intereses de la sociedad quintanarroense y no demuestre capacidad para trabajar de manera coordinada con instituciones de los tres niveles de gobierno, la delincuencia seguirá apoderándose de la vida de la población, incluso, sacando ganancias de la actividad turística, por medios de las extorsiones y los asesinatos, más las inversiones que puedan hacer en este sector, qué por lo visto, no tiene protección por parte de las autoridades.

La violencia en Quintana Roo ya es un asunto de seguridad nacional, a pesar que el Ejército Mexicano, la Guardia Nacional, la Marina, ya tienen en sus manos la Seguridad Pública, hasta el momento, no hay poder político, militar o policial con la capacidad de hacer valer el Estado de Derecho con enfoque de Derechos Humanos.

Hace unos tres años advertimos, desde este espacio, que si las autoridades no tomaban cartas en el asunto, la delincuencia destruiría a la economía quintanarroense como lo estaba haciendo en Guerrero, pero a nadie le interesó la advertencia y ahora ya estamos enfrentando las consecuencias, que se quieren cubrir con la obra del gobierno federal, la cual no es suficiente para desvirtuar la realidad en el estado, donde todos los días hay asesinatos, agresiones físicas, desaparición de personas, extorsiones.

Los movimientos políticos que se dan a nivel nacional, donde unos se van a donde dijeron que no irían, pero el poder les llama, porque su vida es el negocio, más que la política, impactarán drásticamente en Quintana Roo, porque estas decisiones vienen a enturbiar las aguas electorales, contaminadas con la incidencia delictiva.

Considero que el tema de la violencia generalizada en Quintana Roo es un asunto de seguridad nacional, porque es esta entidad es la ventana por donde entra la mayor parte del turismo al país, flujo que atrae inversiones multimillonarias del extranjero, por lo que si no se toman con seriedad estas circunstancias en poco tiempo estará muerta la gallina de los huevos de oro. Veamos cómo está Acapulco. A Cancún y a los demás centros turísticos de Quintana Roo también le pegan los huracanes.

Decir que en Quintana Roo nos enfrentamos a una violencia generalizada, no es irreal. Aquí algunos de los hechos.

El 15 de diciembre, por la mañana, fue asesinada una mujer custodia del Centro de Readaptación Social (CERESO) de Cancún, en las cercanías de ese penal; más tarde, en el fraccionamiento Villas Otoch, en la región 247, en el cruce de las calles Ébano y Ciruelo, fue asesinado un hombre; ese mismo día, también en Cancún se registró el asesinato de otra persona del sexo masculino en el Fraccionamiento Paseos del mar. 

La imagen es la de un hombre tirado en la banqueta con varios impactos de arma de fuego, una postal cotidiana en Quintana Roo.

Los mismos datos de la fiscalía dan cuenta del grado de violencia en la entidad. El 18 de diciembre, el fiscal de Quintana Roo informó en Bacalar que del 10 al 16 de diciembre de 2023, la dependencia abrió 951 carpetas de investigación, además de que obtuvo 29 vinculaciones a proceso y cumplimentó 23 órdenes de aprehensión.  951 carpetas de investigación se abrieron solo en una semana, de las cuáles, cinco fueron por homicidio, mismas que se sumarán al rezago que caracteriza a esta Fiscalía.

En un rancho ubicado en Chetumal, el domingo 17 de diciembre fue asesinado un trabajador por dos hombres armados que ingresaron al rancho, luego de someter por la fuerza a los dos trabajadores que se encontraban en el lugar, a uno de ellos lo amarraron a un poste y a otro, se lo llevaron a los linderos del predio, donde lo asesinaron.

Durante la madrugada de ese mismo domingo, se registró una balacera en un bar ubicado en la esquina de Avenida Cobá y 4 Oriente, en las inmediaciones del Fraccionamiento Villas Tulum, en el municipio del mismo nombre, con resultado de tres personas asesinadas y cuatro lesionadas.

Pero el fiscal, ya “emitió su veredicto” y sentenció que los asesinos solo iban por “El Pava” y  “El Goku”, por lo que las otras cinco víctimas fueron colaterales, así que la investigación, ya no es necesaria, el ya investigó y “sentenció”. Si la versión del fiscal es verídica, eso quiere decir que tiene a muy buenos informantes, que su grupo de inteligencia funciona al cien, pero es incapaz de prevenir y evitar estas masacres, para ello tendría que contribuir a desarticular la impunidad haciendo su trabajo de Ministerio Público.

La violencia se acrecentó el domingo 17 de diciembre en Tulum. Alrededor de las 23 horas, se reportó el asesinato de dos hombres en la colonia 2 de Octubre.

De acuerdo a testigos, un grupo de hombres armados dispararon contra tres personas y al menos dos perdieron la vida. Los hechos se en la calle Centauro Sur, con calle Mercurio. Los tres lesionados fueron llevados a un hospital en automóviles particulares, minutos después de informó que dos de ellos perdieron la vida.

El 18 de diciembre, por la noche, fue asesinado a balazos un hombre en la región 227 en la entrada de un minisúper.

Durante la mañana del martes 19 de septiembre se registró una movilización policiaca en el Fraccionamiento Aldea Tulum, donde en uno de los departamentos se encontró el cuerpo decapitado de un hombre, además, de evidentes huellas de tortura y amordazado.

El hecho que marcó el fin de semana violento en Tulum, se registró la noche del jueves 14 de diciembre, cuando un grupo de hombres armados ingresaron a un domicilio, ubicado en el Fraccionamiento Tulum, donde balearon a cuatro personas quienes resultaron heridas, una de ellas falleció en el Hospital del IMSS en Playa del Carmen, durante la mañana del viernes 15.

El 18 de diciembre, en la colonia La Morena, de Cancún, fueron asesinados un hombre y una mujer, por individuos que ingresaron a su domicilio y que después huyeron en una motocicleta. A la hora que llegó la policía, en la escena del crimen estaba una bebé de un año de edad, quien sobrevivió al ataque.

Este martes 19 de diciembre, en el Fraccionamiento Vista Real de Cancún fue encontrado dentro de una bolsa el cuerpo de un hombre, en avanzado estado de descomposición, según los peritos, fue asesinado hace unas tres semanas. El cadáver presente diferentes huellas de violencia.

¿En el gobierno federal, alguien estará pendiente de lo que sucede en Quintana Roo, ante la indiferencia de la Fiscalía estatal y de la Fiscalía General de la República (FGR)?

Graciela Machuca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *