23 febrero 2024

Será histórico que una mujer llegue a la presidencia de la república, si tiene una agenda a favor de las mujeres, con perspectiva de género

0

Graciela Machuca Martínez/Radio

María de la Luz Estrada Mendoza, directora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), advirtió que es grave la situación de la violencia contra las mujeres, a pesar que los gobiernos federal y estatales se han empeñado en decir que la violencia feminicida ha bajado, sin embargo, hay más de tres mil casos de mujeres asesinadas, de los cuales solo el 25 por ciento se están investigando como feminicidio.

Estrada Mendoza, quien liderea esta organización civil a nivel nacional, manifestó que es muy importante que no se engañe, de que la violencia va disminuyendo, todo lo contrario, sigue siendo grave y se tienen que seguir haciendo esfuerzos para la prevención, para la atención y para la sanción contra la violencia feminicida.

Advirtió que la violencia sexual es una antesala de la violencia más grave, que es la privación de la vida por la discriminación contra mujeres, es una de las violencias que ha aumentado significativamente, “estamos hablando de más de 15 mil denuncias de violación, o sea, no estoy hablando de todo lo que implica la violencia sexual, acoso sexual, estoy hablando del delito de violación a mujeres y que en su mayoría las víctimas son menores de edad”, dijo en entrevista la directora del Observatorio Ciudadano Nacional contra el Feminicidio.

Manifestó que hay grandes desafíos  para el Estado mexicano, porque México ha creado herramientas importantes para atender la violencia,  como son las leyes generadas, pero qué por el momento solo están en el papel, no se implementan y eso está causando mucho dolor; vemos a las víctimas, familiares de víctimas exigiendo que se atiendan sus casos, que se sancione a los agresores.

Al ser entrevistada en Cancún, a donde asistió a un foro internacional, citó por ejemplo el caso de una niña en el Estado de México, Wendy, asesinada por su pareja de 17 años de edad.

 La tristeza de la mamá es que se le dio al feminicida una sentencia de cinco años, por ser menor de edad en la fecha que cometió el delito.

Recordemos que en Felipe Carrillo Puerto se perpetró un doble feminicidio, pero como el asesino era menor de edad, ya salió libre, ¿entonces que tipo de justicia tenemos en el país para sancionar la violencia feminicida?

La directora de este colectivo, manifestó que ésta es una discusión que hay que dar, “porque son feminicidas que ya van a ser mayores de edad y cometen este crimen atroz y las familias quedan totalmente en orfandad, lo cual es una situación muy grave”.

Las familias víctimas de la violencia feminicida no entienden por qué son dejados en libertad o tienen sentencias mínimas cuando son menores de edad, porque al final de cuentas este menor de edad “es un feminicida”.

Además, ponen en riesgo a otras mujeres; en el caso de Wendy fue asesinada, violentada y fue tirada a un río, entonces, al agresor no le importa maltratar a las mujeres, hacerles daño y después desaparecerlas, tirándolas en un río o enterrarlas. 

Hay que revisar los marcos legales “que si bien son menores de edad, son estos tipos un riesgo para la comunidad y se tiene que trabajar fuertemente con los jóvenes para que tomen conciencia que las mujeres no son objetos, este es uno de los desafíos del Estado mexicano, contar realmente con una política educativa contra la discriminación hacia las mujeres, no basta un programita, se requiere una estrategia local, estatal y nacional para romper estos estereotipos, estas mentalidades machistas que consideran a las mujeres basuras, al grado que te pueden matar y desechar como basura”.

Hay que observar a esos agresores de mujeres que están involucrados en la delincuencia, porque las mujeres se encuentran en una mayor vulnerabilidad, sin saberlo, son realmente situaciones muy graves, “porque ahí la autoridad se declara incompetente para investigar estos casos porque considera, que están en riesgo los agentes del Ministerio Público, entonces esos casos quedan totalmente en impunidad”, sostuvo la activista y defensoras de los derechos de las mujeres,  María de la Luz Estrada Mendoza.

Dijo, que en México, hoy se tiene la oportunidad que hay candidatas a la presidencia de la república, “es histórico este hecho, pero va a ser histórico, sí la mujer que llegue a estar al frente del país, realmente tiene una agenda de derechos humanos con perspectiva de género, para que podamos ver que hay avances en los derechos de las mujeres y sobre todo a una vida libre de violencia”. 

Agregó que en México hay un gran problema con la desaparición de mujeres, un tema del que se habla todos los días en el país, pero “la autoridad prefiere ocultarlo, en lugar de tomar acciones contundentes, son problemas tan graves porque vemos a mamás y a papás buscando a sus hijas e hijos y al final muchos de ellos ya hasta fueron asesinadas, asesinados y no lo saben”.

La directora del Observatorio Ciudadano Nacional contra el Feminicidio, estuvo la semana pasada en Cancún participando en las mesas de trabajo de un foro internacional del conglomerado de organizaciones denominado Fos Feminista en el que participaron representantes de países como Paraguay, Perú, México, entre otros, como parte del Proyecto “Futuros Feministas Libres de Violencia”, con la finalidad de compartir buenas prácticas para atender y prevenir  la violencia basada en el género.

Graciela Machuca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *