Clic Para Compartir

Poder político de Chepe en Bacalar se tambalea con el empoderamiento de las mujeres

En la sección Mujeres, Polí­tica por el 21 julio 2022 a las 9:59 am

Necesariamente Incómoda

**Oneyda Cuxin Irigoyen, otra mujer violentada por José Alfredo Contreras Méndez, mejor conocido como Chepe, en Bacalar.
**Ante la llegada al escenario político municipal de mujeres, su cacicazgo político está en riesgo.

Graciela Machuca Martínez

La historia de violencia contra las mujeres por parte del presidente municipal de Bacalar, José Alfredo Contreras Méndez, conocido como “Chepe”, ya forma parte de las crónicas y de la vida de ese atractivo municipio de Quintana Roo, pero ahora se van develando las prácticas que desde los grupos de poder priista, se han hecho costumbre: vulnerar los derechos de las mujeres.

Contreras Méndez, no es un improvisado en la política, ¿o será que la experiencia ha sido contraproducente para él?
Del 30 de septiembre de 2013 al 29 de septiembre de 2016 fue el primer presidente municipal constitucional de Bacalar, luego que el Congreso del Estado creó el municipio el 2 de febrero de 2011, segregando su territorio del municipio de Othón P. Blanco, a solicitud del pueblo de Bacalar desde el año 2001.

De acuerdo a la historia reciente de Bacalar y al referido decreto, el gobierno del municipio le correspondió provisionalmente al Consejo Municipal designado por el propio Congreso del Estado, mismo que entró en funciones el día 11 de abril de 2011, concluyendo el 29 de septiembre de 2013. El 23 de marzo, el Congreso eligió al Consejo Municipal y su presidente fue Francisco Flota Medrano. El primer domingo del mes de julio de 2013 fue electo como el primer presidente municipal constitucional de Bacalar, José Alfredo Contreras Méndez, quien rindió protesta el 30 de septiembre siguiente.

En el periodo 2004-2005 fue alcalde de Bacalar; como militante del PRI fue regidor en el Ayuntamiento de Otón P. Blanco; del 2011 al 2013, diputado local, también por el PRI, para luego ocupar la presidencia municipal de 2013 al 2016. Por su militancia priista y la incidencia en asuntos públicos del municipio fue nombrado candidato a la presidencia municipal de Bacalar para contender en las elecciones del 6 de junio de 2021, por lo que fue electo para el periodo 2021-2024.

Es necesario anotar que el segundo presidente municipal constitucional que tuvo Bacalar fue Manuel , Alexander Zetina Aguiluz, quien ganó la elección por el Partido Nueva Alianza (PANAL), pero vinculado a los grupos de poder político y económico del PRI en Bacalar, a tal grado que pactó su salida con Contreras Méndez, para que no hiciera ninguna acción legal para exigirle cuentas claras.

Este recuento histórico de Contreras Méndez lo hago para contextualizar el poder político que tiene, en pocas palabras, un cacique de horca y cuchillo, a quien todas y todos le deben rendir pleitesía, pero cuando alguien lo contradice, toma el asunto personal y su único argumento es la venganza, la destrucción del adversario.

Por ello, cuando una mujer como Vanessa Piña Gutiérrez, actualmente sindica municipal, lo confronta e inicia la defensa de un caso de acoso sexual y laboral en contra de una trabajadora del Ayuntamiento, siendo el acosador uno de sus asesores más queridos, Chepe, como es conocido en el mundo de la política, decide quitarse del Camino a Piña Gutiérrez, simplemente porque es mujer y él acostumbra hacerle la vida imposible a toda mujer que no está de acuerdo con sus acciones y forma de pensar.

Otra historia de la forma en que Contreras Méndez ve y trata a las mujeres, empoderadas o no, es el caso de Oneyda Cuxin Irigoyen, quien a sus 30 años, ha tenido una vida muy activa dentro de la administración pública municipal de Bacalar y dentro de las filas del Partido Revolucionario Institucional, al cual tuvo que renunciar para buscar la presidencia municipal por el Partido Movimiento Ciudadano, durante el pasado proceso electoral estatal 2020-2021, durante el cual fue contendiente del propio José Alfredo Contreras Méndez.

Oneyda fue presidenta del Comité Municipal del PRI en Bacalar, en contra de la voluntad del hoy presidente municipal, fue regidora durante el gobierno de Zetina Aguiluz, además, de trabajar en diferentes áreas administrativas municipales, como Desarrollo Social, Salud, en el Instituto de la Mujer y en Atención Ciudadana.

En entrevista, Oneyda recordó que durante el primer gobierno municipal de Chepe, ella era secretaria general del Comité municipal del PRI y se venían las elecciones para renovar la dirigencia y un grupo de mujeres la convencieron que buscara la presidencia del Comité Municipal, por lo que con miedo, por su juventud, pero con dos periodos como secretaria general, alzó la mano y manifestó públicamente su voluntad de participar en la contienda.

Pero esto no le pareció al presidente municipal, porque ya tenía a su candidato, una persona adulta políticamente, pero Oneyda empezó a recibir el apoyo de los diferentes sectores, cuyos representantes estaban de acuerdo que el secretaría general fuera para la persona propuesta por el presidente municipal. En la planilla estaba Oneyda como presidenta, lo que no le perdonó el ahora nuevamente presidente municipal.

Rememora que fueron como 15 días de miedo, “yo debo reconocer que Chepe es una persona de cuidado, en ese entonces, mandaron a pintar las bardas del campo de beisbol, ya extinto campo de beisbol, y empiezan a poner palabras textuales: Fuera Oneyda, Imposición, chamaca puta, zorra y empezaron a sacar una especie de Facebook falsos, de que yo le estaba dando las nalgas a alguien de allí, en ese entonces, el gobernador le pide al presidente municipal, a Chepe, eso fue en la tarde, que al otro día, antes de que salga el sol, ya quería todas las bardas pintadas de blanco nuevamente, sin ningún tipo de insulto, yo creo que por eso incrementó más su odio”.

Añadió que una mañana, la despertó su hermano, para decirle que saliera ver su coche, color rojo, como estaba pintado con letras blancas con palabras “como perra, puta, zorra”.

Incluso, días antes de tomar protesta como dirigente municipal del PRI, estacionaron día y noche una patrulla afuera de su casa, “mi papá salió a insultarles, a decirles que chigada madre hacen acá, a quien están cuidando, vayan a su trabajo, todo el día estaba la patrulla fuera, como dándome miedo. Sin embargo, me cobijé en ese momento de personas que me apoyaron en ese momento, fuimos a Derechos Humanos, interpuse una denuncia ante derechos humanos por violencia (…), nunca hubo seguimiento del caso, Chepe termina su periodo como presidente municipal, yo también respiro, porque Chepe me agarra odio, porque el gobernador le pide que sea él quien me tome protesta, como presidenta, entonces, me toma protesta”.

En el gobierno de Zetina Aguiluz participó como regidora (2016), “nos piden aprobar la cuenta pública, prácticamente de los nueve meses de Chepe y tres meses de Alexander y en el acta lo dijimos muy bien, que exigíamos una revisión, una auditoria a la cuenta pública de Chepe, porque había totalmente irregularidades, costos totalmente altos, partidas a los regidores por 20 millones, nada más de gastos de gestión y muchísimas cosas, fuimos en ese entonces al Congreso para pedir que le hicieran al Chepe una auditoria, nunca pasó, pensamos que con este gobierno, un gobierno de otro partido, se iba a llevar a cabo la auditoria, nada, siempre vimos total apoyo a Chepe”.

Sin embargo, la cultura patriarcal aún predomina en sectores de Bacalar y esto se denota cuando Oneyda dice: “Desafortunadamente, todos dicen que hoy es el presidente municipal, no te metas con él porque es el presidente municipal y otras personas han dicho, no te metas con él porque es vengativo, no te metas con él porque es así, pero todos sabemos que Chepe carece totalmente de la facultad, el compromiso tanto profesional como moral para estar en este puesto, desafortunadamente, a veces no tenemos memoria para llevar a determinados personajes al poder pero yo creo que Chepe hoy está peor que nunca”.
Afirma que ella vivió violencia directa de su parte, insultos, “una vez, me entrevisté con él y a las mujeres no las baja de putas, de perras y de zorras, totalmente, entonces, cuando supimos lo de Vanessa, dijimos adelante Vanessa, hay que hacerlo, yo creo que es el momento para cortar esto, que la gente piensa que es normal y se tiene que acatar porque es el presidente municipal. Le debemos recordar a Chepe que no está en 2013, cuando fue presidente y todavía en ese momento le pusieron alto, pero sin que hubiera todo este tipo de leyes, de protección que hoy tenemos y de herramientas con las que podamos decir, esto es un delito lo que está haciendo, justamente es lo que hoy queremos”.

Así como Oneyda, como Vanessa, “muchísimas mujeres han sido violentadas tanto física y verbal por parte de esa persona, yo sí creo que hoy es importante hacer un trabajo conjunto para que a Chepe ya se le ponga un alto y quien llegue no se sienta protegido, que no piense que esto es normal y que el señor es intocable y que no le va a pasar nada, lo que hoy le hicieron a Vanessa es totalmente, si bien la ley lo registra, pero obviamente hay una cadena de herramientas, hay todo un proceso, no es que el señor se levante y que diga hoy quiero destituir a Vanessa de apoderada legal, no es así, pero desafortunadamente esta administración de Chepe así es y te lo dice su propia gente, hoy dice, quiero limpiar un patio y se va a limpiar el patio, hoy quiero hacer una banqueta y el mismo la hace de albañil, cuando sabemos que así no se gobierna. Es lo que hoy estamos buscando, que se haga una justicia real, que se dejen de una justicia ficticia, de que ya cité a Chepe, ya lo callé, no, que sea conforme a la ley y lo que él está violentando, está tipificado y eso queremos, que se llegue hasta donde se tenga que llegar para que el señor ya entienda que no es el mandamás de Bacalar”.

Oneyda reconoce que el PRI, “ahora es un partido que no apoya a las mujeres, nunca ha apoyado a las mujeres. En ese momento debo reconocer que sí me apoyó, no directamente el Comité Estatal, pero si me apoyó el entonces gobernador, Roberto Borge, estuve arropada también por mujeres priistas, Roberto Borge era el que le ponía un alto en ese momento a Chepe, sino, no sé qué hubiera pasado conmigo, si no hubiera tenido el apoyo del entonces gobernador, porque todo sabemos a lo que se atreve Chepe”.

Durante la entrevista hace mención: “Todas hemos sufrido algún desaire violento del señor, no solamente mujeres que estamos en política, que allí estamos organizándonos un grupo de mujeres que Vanessa sabe que tiene nuestro apoyo moral, pero también, el saber que hay empresarias, hay empresarios, académicas, que hay sido violentadas por él. te sientas con un empresario y te dice que Chepe lo ha agredido, que Chepe lo ha amenazado, desafortunadamente el piensa que todavía está en el año 2013 cuando había toda esa cadena del PRI, todavía había el de amedrentar, el de presionar, pero sabemos que ahora los tiempos totalmente ya cambiaron”.

En el proyecto político de Oneyda está trabajar por Bacalar, “hacer un trabajo en conjunto con las mujeres, lo que hoy estamos buscando es trabajar, hacer un frente con las mujeres y demostrar que hay mujeres en Bacalar que estamos ya cansadas que sean los mismos de siempre, uno y; dos que piensen que no tenemos la capacidad de gobernar un municipio, quien sea, pero que sea una mujer, la que gobierne Bacalar”.

Deja un comentario