El Tulum que recibió Diego Castañón

0

Necesariamente Incómoda 

Graciela Machuca Martínez 

Tulum es conocido a nivel estatal como el noveno municipio de Quintana Roo, uno de los más jóvenes, pero a nivel nacional e internacional, es considerado como un destino idóneo, no solo para vacacionar por sus bellezas naturales, para la inversión en desarrollos inmobiliarios diversos, así como en todo tipo de servicios y productos que requiere la actividad turística.

En este municipio quintanarroense se han asentado como residentes personas de al menos 80 países, por ello se ha convertido en un territorio cosmopolita, pero a la vez es un asentamiento emblemático de la cultura maya, llamado a destacar a nivel internacional, de allí el compromiso que tiene a cuestas el recién llegado a la presidencia municipal Diego Castañón.

Con estas características, se requiere ubicar a Tulum como uno de los municipios más incluyentes y diversos del país, donde las políticas públicas y acciones de gobierno se diseñen con enfoque de derechos humanos y perspectiva de género, para construir a la par del desarrollo económico, una sociedad con una cultura derechohumanista.

Hay que recordar que el próximo 27 de marzo se cumplen dos años que elementos de la Policía Municipal de Tulum, bajo las órdenes del entonces presidente municipal, Víctor Mas Tah, asesinaron a Victoria Esperanza Salazar Arriaza, originaria de El Salvador, con visa de refugiada en Quintana Roo. Hicieron uso excesivo de la fuerza al someterla luego de un incidente en una tienda de conveniencia, una de las oficiales le puso la rodilla en la nuca, por lo que le fracturó vértebras cervicales lo que le provocó la muerte.

Sin embargo, a dos años de esta violación a derechos humanos Victoria y su familia no han recibido justicia. Además. que el sistema judicial haga su parte, las autoridades y sociedad de Tulum tienen que ser empáticos con las víctimas de este abuso de autoridad y con hechos cambiar la imagen negativa que aún tiene el municipio por esa actuación policial.

El actual presidente municipal tiene grandes retos para sacar adelante el desarrollo de Tulum y seguir la ruta gubernamental del proyecto político de Marciano Dzul Caamal, para lo cual debe contar con equipo de trabajo de su confianza, porque en este momento a los grupos de poder político y económico no les importa ponerle piedras en el camino o afectar a la ciudadanía con tal de quedarse con el poder municipal, lo cual sería desastroso para el municipio a unos meses que empiece el calendario electoral 2023-2024.

El gobierno de Diego Castañón está enfrentando inercias que debe ir venciendo para empezar a gobernar en temas prioritarios en su agenda, como es reforzar la seguridad pública y la movilidad, los acontecimientos violentos que van ganando terreno durante el presente año y el frenético crecimiento de la zona urbana ameritan una atención especial.

Las autoridades municipales de Tulum, al igual que las de Playa del Carmen y Cancún tienen el compromiso de garantizar la seguridad de los turistas, particularmente para hacer frente a las alertas de viaje que emitió recientemente el gobierno de los Estados Unidos por lo hechos violentos que se generan en estos municipios y que en varias ocasiones han provocado daños físicos o patrimoniales a visitantes de nacionalidad estadounidense.

Diego Castañón ha declarado a medios de comunicación: “La iniciativa privada y los propios hoteleros están contentos por las medidas que tomamos por lo que no va a cambiar. Se seguirá cerrando a la una de la madrugada para que no haya nadie en la zona hotelera y vamos a seguir con la parte del centro”.

Sobre la movilidad en el municipio ha comentado que cuenta con un plan para hacer nuevas avenidas y un libramiento antes que el tráfico vehicular llegue a colapsar.

Ha manifestado que su equipo de trabajo y los empresarios “están colaborando con ideas para mejorar la imagen del municipio, pues vivimos del turismo por lo que tenemos que cuidarlo, empezando con la parte de la seguridad”.

La tarea a desarrollar por la autoridad municipal de Tulum para garantizar seguridad pública a la población residente y a turistas es enorme, por lo que los convenios de colaboración con los gobiernos federal y estatal deben estar diseñados en diagnósticos que reflejen la realidad de todo el municipio y no solo de la zona hotelera.

A Tulum le esperan grandes inversiones en el ramo inmobiliario y del entretenimiento, lo que repercutirá en su desarrollo económico y social, a lo que se le suman otro tipo de inversiones como la dada a conocer recientemente por la Jorna da Maya, al publicar que Tulum cuenta con todas las condiciones para albergar una base que será punta de partida para los viajes espaciales, según se lo confirmó Kemel Kharbachi, fundador y CEO de EOS-X Spaceship Company.

En entrevista exclusiva con la Jornada Maya Kharbachi dijo que será en las próximas semanas cuando se haga el anuncio oficial de esta inversión, que representa una revolución en la oferta turística del Caribe Mexicano.

El proyecto se compone de tres bases de despegue en diferentes partes del mundo: un punto entre Dubai y Abu Dhabi, en Emiratos Árabes Unidos; Sevilla, en España, y Tulum, en México. Esta obra generaría en Tulum entre 500 a mil empleos altamente calificados, entre ingenieros y expertos en marketing y turismo.

Lo que haga o deje de hacer la autoridad municipal de Tulum para garantizar que este tipo de inversiones se concreticen también depende de la observación ciudadana, así como de la contribución de los inversionistas ya instalados en el municipio. Las inversiones requieren garantías de seguridad y paz social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *