Clic Para Compartir

Libertad de prensa en México vista desde el contexto internacional y el riesgo del desplazamiento forzado de Cecilia Solís, periodista de Quintana Roo

En la sección Libertad de Expresión y Periodismo por el 22 abril 2021 a las 10:23 am

Necesariamente Incómoda

Graciela Machuca Martínez
Escuchar el nombre de México en foros internacionales en los que se debate sobre las libertades de presa y expresión, parece que se habla de otro país, de otras realidades, pero desafortunadamente, no es así, se trata de lo que las personas periodistas mexicanas viven en su propio país, en su estado, en su municipio, como es el caso de la periodista Cecilia Solís, quien el 9 de noviembre de 2020 la Policía Municipal de Cancún y del Manco Único la dejaron con un balazo en el cuerpo, solo por estar realizando su trabajo(caso inédito que marca un antes y un después en materia de Derechos Humanos en Quintana Roo, junto con otra gran aberración que fue el hecho de abrogar la “Ley de Protección de personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas”) y ahora, luego de perder su empleo, es víctima de acoso, intimidación y amenazas, pero hasta el momento, ninguna instancia gubernamental ha canalizado adecuadamente sus demandas, la principal, que le hagan justicia por la agresión que sufrió.
En los momentos que Cecilia Solís lucha por ser escuchada, desde París, Francia, la organización Reporteros sin Fronteras, al dar a conocer su Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2021, informó que México se mantuvo en el número 143 de un total de 180 países en lo que anualmente se realiza el monitores, a través de diversos instrumentos metodológicos, como es una encuesta que se realiza a diversos actores de la libertad de prensa en el país.
La Clasificación 2021 de la Libertad de Prensa de Reporteros sin Fronteras (RSF) 2021 revela un deterioro generalizado de la situación en América Latina. Con algunas raras excepciones, el entorno laboral de los periodistas, que ya era hostil y complicado antes de la crisis del coronavirus, se ha deteriorado aún más, se lee en la parte introductoria del documento dado a conocer el 19 de abril pasado.
AMLO ESTIGMATIZA A PERIODISTAS DURANTE LAS “MAÑANERAS”, AFIRMA LA ORGANIZACIÓN REPORTEROS SIN FRONTERAS
En unas de las referencias específicas sobre nuestro país se dice: “En México (143º), que sigue siendo uno de los países más mortíferos del mundo para la prensa, el presidente López Obrador sigue estigmatizando a los periodistas durante “las mañaneras” -sus conferencias de prensa matutinas-, cuando se publican informaciones contrarias a sus intereses”.
En el mismo apartado en el que se incluye a México, también se ha referencia a que en todo el continente, los periodistas prosiguen con su trabajo de información en un entorno cada vez más dañino y tóxico. La desconfianza hacia la prensa se alimenta de la retórica antimediática de la clase política latinoamericana, cuya agresividad va creciendo.
“En Brasil y El Salvador, pero especialmente en Nicaragua y Venezuela -donde la prensa independiente agoniza-, a los periodistas se les califica como “enemigos del pueblo”. Lo mismo ocurre en Cuba (171º), que permanece estancada en las profundidades de la Clasificación y donde la prensa independiente -que no tiene reconocimiento legal, ya que La Constitución prohíbe los medios privados-, solo puede existir a través de internet”.
En la referida clasificación que cada año evalúa la situación de la libertad de prensa en 180 países y territorios, muestra que el ejercicio del periodismo, principal vacuna contra el virus de la desinformación, encuentra graves impedimentos en 73 de los 180 Estados del ranking establecido por RSF, y obstáculos en otros 59, lo que en total supone el 73% de los países evaluados, entre estos se encuentra México.
El bloqueo del periodismo lo revelan los datos de la Clasificación, que miden las restricciones de acceso y los impedimentos a la cobertura de la actualidad. RSF registró un palpable deterioro del indicador que mide este factor. Por causa -o con el pretexto- de la crisis sanitaria, los periodistas se enfrentan a un «cierre de accesos» tanto a las coberturas sobre el terreno como a las fuentes de información.
El barómetro Edelman Trust 2021 revela una preocupante desconfianza de la ciudadanía hacia los periodistas: el 59% de las personas encuestadas en 28 países creen que los periodistas están tratando de engañar deliberadamente al público al difundir información que saben que es falsa. Sin embargo, el rigor y el pluralismo periodístico permiten contrarrestar la desinformación y las «infodemias», o sea, las manipulaciones y los rumores.
AMLO Y SIP REOMAN CASO DE ALFREDO JIMÉNEZ MOTA, PERIODISTA DESAPARECIDO EN SONORA EN 2005
Otro asunto que no debemos perder de vista es el que retomó durante la segunda semana de abril, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), al tomar en cuenta el compromiso público del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de solicitar información y progreso en el caso de Alfredo Jiménez Mota, desaparecido desde 2005, uno de los casos emblemáticos de periodistas desaparecidos durante el gobierno del panista Vicente Fox Quesada.
Desde Miami, la SIP mostró su «esperanza de que en ese pedido se incluyan casos de otros periodistas que permanecen impunes», como los de Héctor Félix Miranda, Víctor Manuel Oropeza, Benjamín Flores González y Francisco Ortiz Franco.
Durante su diaria conferencia de prensa, el presidente López Obrador, en respuesta a preguntas de periodistas, expresó que requerirá información a la Secretaría de Gobernación y dijo que solicitará avances en la investigación. Horas después, el titular de la Comisión de Búsquedas de personas en el estado de Sonora, José Luis González Olivarría, visitó a los padres del periodista, a quienes aseguró que el gobierno federal dará prioridad al caso.El presidente de la SIP, Jorge Canahuati, y el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, Carlos Jornet, calificaron como «positivo el compromiso del presidente mexicano para impulsar las investigaciones de un lamentable caso que sigue sin esclarecerse y enluta a la comunidad periodística».
Canahuati, CEO de Grupo Opsa, de Honduras, y Jornet, director de La Voz del Interior, Argentina, destacaron: «Como organización, seguiremos con nuestro esfuerzo para que el caso de Alfredo no sea olvidado, que su familia pueda conocer la verdad y ser reparada por el Estado de manera digna».

Jiménez Mota, reportero de El Imparcial, tenía 25 años cuando desapareció el 2 de abril de 2005, en la ciudad de Hermosillo, Sonora. Desde entonces su familia desconoce su paradero. La SIP tomó el caso como uno de los más emblemáticos de México. Lo investigó y lo presentó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en 2009. Actualmente, junto con la organización Robert F. Kennedy Human Rights, a través de la CIDH, se busca alcanzar un acuerdo con el gobierno de México por el que se logre justicia, reparaciones y medidas de no repetición.
LA PERIODISTA CECILIA SOLÍS EN RIESGO DE DESPLAZAMIENTO FORZADO ANTE FALTA DE JUSTICIA EN QUINTANA ROO
En la página web de Cambio 22 se lee una vez más la indignante situación de la periodista quintanarroense Cecilia Solís, cuya historia será necesario que se conozca en el Comité de Derechos Humanos de la ONU, en la Relatoría de la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, o por la patronal Sociedad Interamericana de Prensa, ya que en Quintana Roo le han cerrado las puertas.
“Intimidación, amenazas laboral, profesional y personal, es lo que está generando que me vea en la necesidad de abandonar Cancún y buscar otro lugar para irme a vivir con mi familia. Estoy cansada del golpeteo mediático y amenazas en mi contra”, señaló la periodista Cecilia Solís, víctima de la represión policiaca del 9 de noviembre del año pasado en Cancún, en donde resultó herida con un disparo de arma de fuego en una pierna, a manos de policías del Mando Único.
La periodista señala, de acuerdo a la nota publicada en Cambio 22, que después de haber acudido a la “La Mañanera” del presidente Andrés Manuel López Obrador, en busca de justicia para ella y el resto de las víctimas, ha sido revictimizada con una serie de ataques, amenazas y violencia, no solo laboral, sino emocional; por lo que se encuentra analizando desplazarse junto con su familia a otro punto del país, para evitar ser blanco de estos ataques.
Desde luego que las autoridades prefieren el desplazamiento forzado de las personas periodistas, que tener que dar una atención integral al asunto. No podemos esperar que Cecilia sufra una nueva agresión. Se le debe atender de inmediato.

Deja un comentario