Clic Para Compartir

Resultado de un estado fallido la violencia contra mujeres

En la sección Autoayuda, Mujeres3 por el 7 enero 2010 a las 9:29 pm

Cifras escalofriantes, incrementos superiores al 50% en delitos contra mujeres

La cifra es estremecedora. Es una estadística que resulta fría, pero la realidad es política: la violencia contra las mujeres no un hecho ajeno al Estado, es su responsabilidad.
La cifra: 595 mujeres asesinadas en 11 años en Oaxaca. 53 de ellas en este 2009, como indica el recuento de las organizaciones de la sociedad civil y del Colectivo Huaxyacac. Este lunes, conocimos el último caso: Violan y estrangulan a una mujer en Cozoaltepec. Su nombre era Clara Mateo Martínez, tenía 79 años. (El Imparcial/Pág. 4G/23 de Noviembre de 2009)
Los datos porcentuales son escalofriantes. Informes comparativos entre enero y junio de los dos últimos años hablan de un incremento del 58.3 por ciento en asesinatos de mujeres, 60 por ciento en casos de violencia sexual y 66.6 por ciento más de suicidios de mujeres.
En entrevista, la feminista española Celia Amorós señala que este tipo de violencia contra las mujeres está relacionado con el imaginario libertino del Marqués de Sade, que piensa que las mujeres deben ser meramente usufructo de los hombres e inmediatamente sacrificadas a un padre despótico, porque en un estado fallido, en cierto modo, no hay contrato social y por tanto no hay contrato sexual, entonces las mujeres son pasto y usufructo de todos.
Marcela Lagarde, feminista mexicana, hace un recuento de las muchas violencias que marcan la vida de las mujeres y apunta que han desechado los conceptos misóginos no científicos como el de crimen pasional, ese que todavía sostienen las autoridades judiciales de Oaxaca.
Feminista Mexicana Hoy la violencia –en definiciones científicas y jurídicas- comprende la violencia sexual, la violación, el estupro, el incesto, el acoso, la violencia conyugal y familiar, la callejera y otras formas de violencia de género que abarca todos los ámbitos: laboral, patrimonial, psicológica, intelectual, simbólica, lingüística, económica, jurídica y política.
Si 647 vidas, en once años no dicen nada a la sociedad; si las últimas 53 vidas terminadas de forma violenta en estos once meses de 2009 son invisibles para una mayoría expectante;  si la vida de Clara de Cozoaltepec nos es indiferente, nada podremos decir más adelante. Guardaremos silencio frente a todos los crímenes por las razones o sinrazones por las cuales se cometan y entonces, como asegura Celia Amorós confirmaremos nuestra estancia en el estado fallido.
El contexto social
En el documento Feminicidio en Oaxaca, impunidad y crimen de Estado contra las mujeres, Informe Ciudadano 2008-2009, las organizaciones civiles y el Colectivo Huaxyacac, destacan el tejido social en el cual las mujeres viven la violencia: hay incremento de grupos delictivos, crisis económica y mayor desempleo, corrupción e impunidad del sistema de justicia, lo que plantean un contexto de alto riesgo para la vida de las mujeres. Algunos datos son:
14 mil 200 personas fueron asesinadas por el crimen organizado entre 2007 y noviembre de 2009.
En 2007, hubo 197 millones de   actos de corrupción en el sistema público mexicano.
La corrupción representó en el año 2007, cerca de 27,000 millones de pesos (2,045 millones de dólares) en “mordidas” o sobornos.  (Fuente: Transparencia Mexicana).
Solo el 10% de la personas denuncia los delitos.
1% de los delitos denunciados termina en sentencia condenatoria
98 y 99% de los crímenes quedan en la impunidad.
Hay más de 400,000 órdenes de arresto pendientes. (Fuente CNDH)

Las cifras oficiales ¿no mienten?
Pero hay más cifras, la interminable cuenta de lo que no queremos percibir. Estas no son cifras de la sociedad civil organizada cuyas voces son descalificadas por la autoridad  que siente que la sociedad no debe tener voz, menos aún cuando sus palabras sirven para hacer señalamientos sobre la falta de capacitación y pasividad frente a un número cada vez más creciente de mujeres violentadas en todas sus formas. Sin embargo, aún las cuentas oficiales de la Fiscalía de Delitos contra la Mujer y de la Agencia del Ministerio Público de Menores dicen lo contrario a lo que quisieran oír:
288 denuncias por violencia familiar.
515 por violencia familiar con lesiones.
46 de este mismo tipo, sólo que con amenazas.
9 más con lesiones y amenazas
10 por desaparición de persona
130 por abuso sexual.
20 de hostigamiento sexual.
36 de abuso sexual agravado
27 por estupro
19 tentativas de violación
109 violaciones
25 equiparados a la violación
3 violaciones tumultuarias
7 violaciones entre cónyuges
1 violación agravada
Continuará…

Tags:

Deja un comentario