Clic Para Compartir

Mujeres y política marzo el mes de la mentira

En la sección Mujeres3 por el 1 abril 2010 a las 1:54 pm

Premio Nacional de periodismo 2007
Editora de Las Caracolas, suplemento feminista
Mujeres en Voz Alta, radio

Los diputados federales y presidentes de los partidos PAN y PRI siguen ocupados en sus dimes y diretes, en su mar de mentiras, en sus contradicciones vergonzosas, en sus disculpas inaceptables por una ciudadanía que ya no cree en esos personajes. César Nava y Beatriz Paredes son un par de buenos actores en la tragicomedia nacional. Aderezada por la falsa izquierda que representa el PRD y las rémoras políticas de Convergencia, PT, PANAL y Verde Ecologista.
La ciudadanía, es decir, nosotras, nosotros, los que estamos delante del escenario preguntamos: ¿De qué están hechos estos personajes? Hay varias opciones: A) Del lodo de cinismo. B) De la viscosa sustancia llamada desvergüenza. C) Del líquido para destapar caños o del agua podrida que pasa por el caño. D) De  cualquiera de las otras tres. Ellos, a su vez, preguntan: ¿Cuánto resiste la ciudadanía? A) Mucho, porque están desorientados y mal informados. B) Bastante, porque se han vuelto incrédulos y piensan que este país no cambiará nunca. C) Suficiente, para seguir manteniendo a los zánganos. D) Cualquiera de las otras tres.
El panorama nacional es desalentador y el local no se escapa. En el PRI hay río revuelto. La tómbola sigue dando vueltas y las bolitas premiadas sin sorpresa alguna repiten los muy conocidos nombres y las mismas familias, una versión de reciclados o “corregidos” en mañas y aumentados en deseos de ser ricos y poderosos: Toledo, Corpus, Hernández Fraguas, Baigts, Castellanos, García, Amaro, Ricárdez, Garza, Quintana y por supuesto todos los Pérez que han de ser un montón. Nada nuevo, las mismas pandillas. Lo único que tienen en común es el fin, que por cierto no es el mismo que tiene usted, su familia ni el resto de la gente que vive en Oaxaca.
En fin, dicen que no hay mal que dure cien años y habría que decir que esa fecha llegará a Oaxaca en 2028, año en que se cumple una centuria desde que ascendió al “trono” el primer gobernador priista Francisco López Cortés.
El tiempo ha hecho su tarea, hay una sensación de valemadrismo gobernantes y en un número importante de gobernados. Actitud que podría ser la peor enfermedad que puede pasar una sociedad. Nada importa, los principios no existen, las promesas de campaña se van por el caño pestilente, el drenaje descompuesto de la ciudad de Oaxaca. José Antonio Hernández Fraguas cumple el ritual impuesto por los doce alcaldes que lo antecedieron,  donde la silla presidencial no es sino un trampolín político, 36 años de desgracia para Oaxaca de gobiernos del PRI, PAN y Convergencia. Aunque en el caso de Pepe Toño como le dicen la carrera frena y echa reversa. Le han prometido un sueldo decoroso y seguir viviendo de la ubre de la vieja vaca. Será, dicen, presidente del grupo parlamentario del PRI y si hacen mayoría pues será el presidente de la Gran Comisión pero no en San Lázaro, que sería ir hacia adelante, su impulso mediático -Oaxaca Lindo- y la realidad de esta ciudad secuestrada por las “obras públicas” apenas lo lanzaron a San Raymundo Jalpan. A veces la política es de risa.
Las mismas carcajadas que me produjeron tantas mentiras políticas pronunciadas en la primera semana de marzo que pasará a la historia como el mes de la mentira. De las patéticas mentiras no sólo entre priistas y panistas en San Lázaro, tal parece que es una epidemia, alguien debe vacunar a los políticos, la enfermedad que no es nueva atacó en serio a los locales.
La primera fue Perla Woolrich -quien “ostenta”, es decir, luce la Comisión de Equidad y Género de la LX Legislatura local- declaró a los medios el pasado 9 de marzo que “en Oaxaca nada hay nada que celebrar porque se violenta a las mujeres”. Cierto, pero olvidó incluirse entre las y los que violentan los derechos de las mujeres, como lo hizo en septiembre pasado cuando junto con otros 30 diputados y diputadas, criminalizó el aborto y eliminó el derecho de las mujeres a decidir.
Lo otro que se debe repetir hasta el cansancio es el oportunismo con el que actúa la legisladora en su pretensión por aparecer en los medios locales que le compran la nota, sobre todo ahora que busca reacomodarse en el juego político. Lo que confirma que ya nadie quiere vivir de un trabajo honrado.
Es patética la forma en que los políticos siguen menospreciando la condición de ciudadanas de las mujeres, que conmemoran el Día Internacional de la Mujer como una fecha para reivindicar sus derechos. Los políticos reducen la conmemoración a palabras vacías y hasta sin sentido, ejemplo: “La mujer es el corazón de la transformación de nuestro estado: URO”.
Tiene toda la razón, las mujeres contribuimos a transformar el mundo en que vivimos y lo hacemos ganando 30 por ciento menos que los hombres; hostigadas y acosadas en los trabajos; despedidas por embarazos, con una mínima participación en los puestos públicos y en los cargos de representación popular, incluso hasta sin su derecho a decidir, perseguidas y encarceladas por abortar, en el abismo de la impunidad que protege a funcionarios que golpean a sus esposas o las engañan. La misma impunidad con que no se persigue, detiene, enjuicia y encarcela a quienes asesinan a las mujeres.
La nota color de rosa y el mundo que relató Ulises Ruiz Ortiz en su información el 9 de marzo es sin duda un cuento de hadas, construido por una ficticia equidad de género que profesan de dientes para afuera. Valdría la pena decir que el nunca hubo un incendio en una fábrica donde murieron mujeres, como dice el boletín de prensa URO.
La verborrea siguió. Consejo de la Juventud no se quedó atrás, emitió un boletín de prensa, para que su titular apareciera en los medios (tiempos electorales) y aunque se trataba del Día Internacional de la Mujer quien hace y dice es Moisés Molina, que a decir del  boletín “estuvo acompañado de…” dos jóvenes premios nacionales: Nidia Soledad Martínez Esteva y Judith Elizabeth Vázquez Pérez, que aparecieron en el párrafo número siete.
Todos sucumbieron ante la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, parecía  maratón de palabras, aunque dicen que el pez por la boca muere. Herminio Cuevas, presiente de la Gran Comisión de la Legislatura local, de manera sutil emplea su aparato de comunicación para decir que en la Legislatura están adecuando y modernizando el marco normativo de Oaxaca conforme el artículo sexto transitorio de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de Género, vigente desde el 23 de marzo del 2009. Un año después, las mujeres seguimos esperanzadas en que alguna vez terminarán y que no lo harán a modo ni en componendas políticas como sucedió con la criminalización del aborto.
Los panistas, en la voz de Gerardo García Henestroza, tampoco desaprovecharon la ocasión. No sé qué pensar cuando señala que las mujeres “con aplomo, fuerza y constancia dan sentido a la vida” o cuando Mario Arturo Mendoza de Convergencia sostiene que sin la participación de las mujeres no será posible alcanzar la democracia. Entre las palabras  y los hechos hay mucho trecho ¿cuántas mujeres serán candidatas? Pregunto para ver si pueden ratificar sus dichos o nos quedaremos como siempre en las mentiras.
Todavía como presidente del PRI, Jorge Toledo, también se aventó su perorata y dijo que su partido fue el primero que hizo que los cargos de elección popular fueran repartidos para mujeres y hombres en igualdad de condiciones. Si fuera cierto aquello de que por decir mentiras sale sangre, el ahora colaborador de Uviel o sea Eviel Pérez Magaña precandidato del PRI, tendría llagas en la boca y sus compañeras de partido lo podrían desmentir en un tris. Pero claro las compañeras de partido no dirán nada, hechas dentro del patriarcado se alinearán y se quedarán calladas.
Lo anterior, sólo para recordar que marzo es el mes de las mentiras.

Soledad Jarquín Edgar

Tags:

Deja un comentario