Clic Para Compartir

Al quedar Morena como la primera fuerza política en Quintana Roo, el PAN, PRI y PRD enfrentarán desbandada de líderes

En la sección Política por el 10 junio 2021 a las 4:35 pm

Necesariamente Incómoda

Graciela Machuca Martínez
Lo que pasó electoralmente el día 6 de junio, ya es parte de la historia. Los triunfos y las derrotas están definidas, hay casos que reúnen los requisitos exigidos por ley para poder llegar a tribunales, pero la mayoría de los resultados ya están firmes, aunque los tiempos legales aún no transcurren. En el caso de Quintana Roo serán pocos los casos que se lleguen a judicializar porque en la mayoría la diferencia de votos entre quienes ganaron y quienes están en segundo lugar es muy marcada.
Quienes hayan ganado seguirán sus festejos, a pesar de no tener la respectiva constancia de mayoría en las manos, las personas que no les queda otra más que aceptar la derrota, irán saliendo despacito de la escena pública para que no se note su ausencia, en lo que curan sus heridas y se preparan para la batalla que viene, la elección para gobernadora o gobernador en la entidad.
Al ubicarse Morena como la primera fuerza política en Quintana Roo, con la insignificante ayuda del PT y del PVEM, los partidos Acción Nacional, Revolucionario Institucional, de la Revolución Democrática y Confianza por Quintana Roo, deberán de redefinir sus estrategias si quieren ser competitivos para las elecciones del 2022, para no perder presencia, por lo menos, en el Congreso del Estado.
Los propósitos de Va por México, a nivel nacional, se cumplieron en el ámbito federal, al evitar que Morena y aliados, consiguieran la mayoría calificada para poder reformar la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, aunque fracasaron al no poder quedarse con la mayoría absoluta y así bloquear los cambios de leyes que tiene planeado el Poder Ejecutivo Federal.
Los líderes de estos tres partidos a nivel nacional, ratificaron públicamente su compromiso de mantener la coalición rumbo al 2024, pero si no cambian de estrategias le dejarán el camino libre al proyecto de nación de López Obrador, que incluye la continuidad, ya no con él, pero si una persona que escuche los dictados que salgan desde el rancho que lleva por nombre ese lugar a donde ningún mexicana o mexicano quiere ir.
Si Va por México tiene el reto de seguir viva para el 2024, tiene que trabajar en unidad para los comicios estatales de 2022 y 2023, entre los que se encuentra la elección para la gubernatura de Quintana Roo.
Los resultados electorales de este 6 de junio es el punto de partida para la elección de 2022 en Quintana Roo y en otras entidades como Hidalgo, Coahuila, Oaxaca o Aguascalientes.

LOS TRIUNFOS DE MORENA, EN LA MAYORÍA DE LOS MUNICIPIOS ABRE LA POSIBILIDAD QUE SIGA CRECIENDO RUMBO AL 2022.

En Quintana Roo, Morena tendrá varias ventajas, como el uso del presupuesto federal y el municipal en donde obtuvo el triunfo, entre los que están los más poblados del estado, como Benito Juárez y Othón P. Blanco y por ende reciben jugosos presupuestos tanto del gobierno federal como del estatal, más los ingresos propios como el impuesto predial y una serie de derechos.
Durante el próximo año se irán viendo los avances del Tren Maya, pero también los impactos que la sola construcción de una obra de esa magnitud tiene entre la población.
La tendencia que se desprende de las elecciones del 6 de junio, como de otras anteriores es que Morena gobernaría a finales de este año en 16 entidades, efecto que se puede tener en los seis estados que tendrán elecciones a la gubernatura el próximo año.
Tan solo en Quintana Roo y Oaxaca, Morena ya es la primera fuerza política y con las ventajas que tiene sobre su oposición, esa tendencia podría seguir. Desde luego que en política todo es zozobra, pero tanto el PAN, PRI y el PRD tienen en su contra haber tenido en sus manos el gobierno estatal de Quintana Roo y los municipios.
Por ejemplo, el PRD gobernó en el municipio de Benito Juárez, en donde ahora, nadie quiere saber de este partido y la muestra está es que con trabajo mantendrá el 3 por ciento de votación que exige la ley para no perder el registro.
Como lo hicieron el PRI o el PAN en su momento, Morena sigue utilizando el presupuesto para programas asistencialistas y esa forma de gobernar genera votos. La apuesta del gobierno federal, es ganar las gubernaturas que se renovarán de aquí al 2024, con ello ir ganando más espacios en el calendario electoral, para llegar con fuerza a la renovación del Congreso de la Unión y desde luego no perder la presidencia de la república.

LAS GRANDES BATALLAS POR LA GUBERNATURA SE DARÁN AL INTERIOR DE MORENA, CON LOS QUE YA ESTÁN Y LOS QUE LLEGUEN

Tanto en Quintana Roo para el 2022 y a nivel nacional para el 2024, las batallas al interior de Morena para ganar candidaturas serán encarnizadas entre quienes ahora se sienten con el derecho divino de merecerse un puesto de elección popular, pero estas pugnas se agudizarán cuando el partido que fundó López Obrador le habrá las puertas a los que ya no se sientan cómodos jugando desde la cancha de Va por México, porque consideran válido estar con el bando que va ganando.
En el país siguen existiendo esos caciques de la política y del dinero, que no están ni con Dios ni con el Diablo, sino con los dos, a veces con uno y a veces con el otro, mejor dicho, se van con el que gane y eso pasará en Quintana Roo, quienes estén perdiendo poder político con la debacle del PAN, PRI y PRD, llevarán sus negocios y a sus candidatos a Morena, así podrán conservar un lugar en donde se toman las decisiones y se ejerce el poder.
Morena esta conformado con muchos de estos personajes que ya no necesitan aparecer en la escena pública, porque negocian directamente con los gobernantes en turno e inciden en sus decisiones, para ello le apuestan a todos, con todos invierten en las campañas, para después solo recoger ganancias.
La persona que obtenga la candidatura al gobierno del Quintana Roo por parte de Morena tendrá que pasar el filtro presidencial, así como el de los líderes a nivel nacional y estatal, además, del de esos personajes que no solo tienen voz, sino también voto a la hora de decidir lo que se hace o deja de hacer al interior de un partido político.
Si Va por Quintana Roo quiere jugar en serio por la gubernatura tendría que provocar un milagro con el cambio de sus estrategias para convencer al electorado de que son la opción, pero el tiempo juega en su contra, porque el proceso electoral de 2022 iniciará en unos meses más, tienen muy poco tiempo para asimilar su caída, y salir con una propuesta basada en la creatividad, en el reconocimiento de errores propios y evitar subirse en los de Morena, porque esta herramienta no les sirvió de mucho en estas elecciones, más que en la Ciudad de México y reitero, para evitar que la coalición de López Obrador alcanzara la mayoría calificada, pero no les alcanzó para quitarles la mayoría absoluta, como era la meta.

LOPEZ OBRADOR OFRECE A DIPUTADOS DEL PRI HACER MAYORÍA CALIFICADA EN LA CÁMARA DE DIPUTADOS FEDERAL

Pero López Obrador ya le tiró el azuelo al PRI ofreciéndole a sus diputados lograr acuerdos para hacer mayoría calificada, lo que no es imposible de lograr, porque la mayoría de diputados del PRI que lleguen a San Lázaro serán plurinominales, y esa lista se conformó, en su mayoría, por políticos que sobreviven en la política gracias a su cinismo para negociar con quien sea, sin importarles que sus acuerdos de cúpula dañen al país.
No dudo que muchos de esas personas que lleguen a la Cámara de Diputados por las siglas del PRI y por el esfuerzo de la militancia de los otros partidos que integran Va por México, de la noche a la mañana se pasen a la fracción parlamentaria de Morena o negocien su voto en lo individual con los cabilderos de la Presidencia de la República.
Luego del mensaje de López Obrador sobre la posibilidad de hacer mayoría calificada con diputados del PRI, salió a responder el dirigente nacional del Revolucionario Institucional, Alejandro Moreno Cárdenas, a decir que su partido se mantendrá en la coalición para evitar que Morena tenga la referida mayoría, pero hay que recordar que muchos de los priistas que se irán como plurinominales, fueron incluidos en los primeros lugares en las listas de las circunscripciones, en contra de la voluntad del líder nacional.
Mientras la clase política de Quintana Roo define sus estrategias para contender por la gubernatura en la entidad, hay que recordar que el Congreso tiene pendiente definir si la próxima gobernatura es de dos años, para homologar la próxima elección estatal con la federal del 2024. En este tema, el tiempo también apremia.

Deja un comentario