Clic Para Compartir

Periodistas de Quintana Roo bajo balas y amenazas

En la sección Libertad de Expresión y Periodismo por el 14 junio 2021 a las 2:23 pm

Necesariamente Incómoda

Graciela Machuca Martínez
El pasado 11 de junio, como todos los años –desde hace 32–, un grupo de periodistas de Quintana Roo nos reunimos para conmemorar el Día de la Libertad de Expresión de una manera alternativa, fuera del calendario de las felicitaciones de las instancias políticas y gubernamentales, con el propósito de que seamos las personas periodistas de la entidad las que nos festejemos por lo hecho bien y cuestionemos la función que nos tocó realizar para beneficio de la sociedad.
El festejo fue sin discursos y de traje, porque llegaron los mixiotes, las carnitas y el mole, también las servilletas, el hielo y los enlatados; el carbón las carnes asadas llegaron junto a las tortillas y las salsas. Y las bebidas al gusto llegaron en forma generosa.
En esta ocasión el encuentro sirvió de marco para recodar a tres compañeros que perdieron la vida durante el último año: Rubén Vizcaíno, Alberto Aguilar Noble y Marcos Murillo, a cuyas familias extendemos nuestra solidaridad. Además, este encuentro fue el termómetro para darnos cuenta qué tan infiltrado está el gremio periodístico por emisarios de diversos grupos de poder formales y de facto, quienes siguen espiando a periodistas, e incluso, se sienten ofendidos porque hay colegas en la entidad que mantienen con firmeza, a pesar de las adversidades, su tarea de investigar, opinar y publicar, sin responder a intereses de esos grupos.
Hay quienes han convertido en su proyecto de vida alquilarse como “orejas”, “soplones” y “halcones” y utilizar los medios de comunicación o las redes sociales para tener pretexto para acercarse e infiltrarse en el gremio periodístico. Y ahí con este tipo de personas, del anti periodismo radica el riesgo para los verdaderos periodistas, los que asesoran, organizan pero sobre todo mal informan y se divierten con eventos oficiales intimidatorios al gremio, como el caso de la fiesta de fin de año de diciembre de 2018, donde un narco asalto con la presencia del gobernador fue el mensaje principal de la reunión. Después vendrían las balas oficiales intimidatorias, disparadas el 22 de marzo de 2019 en el domicilio de Rubén Vizcaíno en Chetumal, o como el 9 de noviembre donde balas oficiales dispararon contra compañeros periodistas que cubrían su trabajo en Cancún, entre otras muchas violaciones a Derechos Humanos a Periodistas en el presente sexenio.
Este encuentro alternativo de periodistas nos volvió a dar la oportunidad para reflexionar sobre la importancia de que las filas de los trabajadores de medios de comunicación se profesionalicen tanto en la técnica de investigar, verificar y escribir, como en la adopción de principios éticos para ejercer el periodismo. Si bien es cierto que en su mayoría los medios de comunicación convencionales han ido perdiendo su credibilidad debido a que en su agenda informativa privilegian intereses políticos y económicos, la apertura de medios digitales no ha sido la mejor opción informativa para la sociedad, porque se confunde la militancia, la propaganda, las ocurrencias, la extorsión, con el digno quehacer del periodismo.
Vemos que esos “orejas” de los políticos no han entendido bien su labor, porque asumen los intereses de sus patrones como propios y en función de ello sienten y actúan. Allá ellos, quienes de alguna manera tendrán que desquitar lo que les pagan por sus servicios.

LA LEY DE PROTECCION PARA PERSONAS DEFENSORAS DE DERECHOS HUMANOS Y PERIODISTAS, TENDRÁ QUE ESPERAR QUE LLEGUE LA SIGUENTE LEGISLATURA

Desde luego que en Quintana Roo hay muchos más temas que deben ser tomados en cuenta por la unidad del gremio periodístico, como es la Ley de Protección para las Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas que fue abrogada por la XV Legislatura, acción retrógrada en materia de derechos humanos avalada por otro grupo de periodistas y la organización Artículo 19, la cual se rasga las vestiduras cuando habla de libertad de expresión y protección para periodistas, pero se olvida que fueron sus actuales dirigentes quienes avalaron que periodistas y personas defensoras de derechos humanos de Quintana Roo nos quedáramos sin la protección de la referida ley que obligaba al gobierno estatal a realizar acciones concretas.
En la XVI legislatura, con fuerte presencia de representantes de Morena, ha tenido la oportunidad de aprobar la nueva iniciativa de ley que volvimos a construir, pero se ha negado a subirla al pleno, simplemente porque no tienen luz verde de quien o quienes mandan en la entidad. Esperemos que quienes integrarán la siguiente Legislatura hagan realidad sus promesas de campaña y se dediquen a legislar en bien de la sociedad quintanarroense, porque legislar a favor de periodistas y personas defensoras de derechos humanos es establecer instrumentos normativos que allanen el ejercicio del resto de los derechos humanos. El derecho a la información y el derecho a defender los derechos humanos son premisas de toda sociedad democrática.
En Quintana Roo, además de seguir trabajando porque se actualice y apruebe la ley abrogada, hay que seguir trabajando por la unidad periodística, por nuestra capacitación y actualización, por los derechos laborales del gremio, pero también por los derechos de las audiencias, porque a ellas nos debemos. Lo que sucede en Quintana Roo, donde el periodismo es rehén de gobiernos, grupos políticos, económicos y delincuencia, también ocurre en otras entidades, pero no debemos resignarnos porque también sea un mal de otros.
Si al Congreso del estado no le interesa legislar para la capacitación de trabajadores de medios de comunicación –con lo que se coadyuvaría en gran medida a garantizar el derecho a la información, el cual debe garantizarlo el Estado–, las universidades, las organizaciones civiles, la iniciativa privada y las y los periodistas debemos desarrollar proyectos para lograr este fin, siempre en beneficio de los quintanarroenses. En el estado tenemos pendientes como que se concluyan las investigaciones sobre los homicidios de periodistas durante los últimos cuatro años, porque los asesinaron, los enterraron y las investigaciones siguen detenidas. La falta de justicia y la impunidad provocan que el gremio periodístico siga vulnerable, porque las instituciones que deben garantizar el Derecho a la Información son las mismas que se encargan de fortalecer la impunidad con sus discursos y con sus omisiones.

CNDH RECONOCE VIOLENCIA CONTRA PERIODISTAS DURANTE PROCESO ELECTORAL; IMPUNIDAD Y OMISIONES CARACTERIZAN A LAS INSTITUCIONES

Un día antes de los comicios del 6 de junio, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió medidas cautelares dirigidas a autoridades de los tres órdenes de gobierno para que garantizaran la seguridad de periodistas y defensores de derechos humanos “y faciliten su labor durante el presente proceso electoral”. Pero tal parece que a ese organismo ya nadie le hace caso, ya que ha perdido la autonomía técnica que tenía. Le solicitó a la gobernadora y gobernadores de los 31 estados de la República, a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, así como a la Secretaría de la Defensa Nacional, Secretaría de Marina, Fiscalía General de la República y Fiscalías estatales, Secretarías de Seguridad y Protección Ciudadana; a la Subsecretaría de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación; Congreso de la Unión y Congresos locales, al Poder Judicial de la Federación, Organismos Protectores de Derechos Humanos, alcaldesas, alcaldes y presidentes municipales, generar las condiciones para que los representantes de los medios de comunicación y defensores de derechos humanos puedan ejercer libremente su labor, otorgando especial atención a las mujeres que desempeñan dicha actividad, a fin de prevenir agravios en su contra.
La misma CNDH reiteró la importancia de que servidores públicos, partidos políticos y la sociedad en general reconozcan la labor realizada por periodistas y defensores civiles para consolidar el Estado de Derecho y la democracia, prevenir violaciones a derechos humanos y mejorar, con su actividad, las condiciones sociales, políticas y económicas de la población, particularmente, de las personas que viven en condición de vulnerabilidad. “En lo que va del proceso electoral 2021, la CNDH ha advertido que las y los periodistas han sido víctimas de amenazas, intimidación, hostigamiento y ataques físicos; mientras que, según el informe de la #Red Rompe el Miedo elecciones 2018, los derechos a la libertad de expresión, prensa y acceso a la información también han sido afectados por allanamientos, homicidios, ataques a bienes materiales, a redes de comunicación digital y sistemas informáticos; bloqueos, alteración o remoción de información; desaparición, desplazamiento forzado, además de intervención o vigilancia ilegal de comunicaciones, cometidas, en algunos casos por agentes estatales”.
Aún falta un reporte de la violencia ejercida por los diferentes actores políticos en contra de periodistas a lo largo del proceso electoral, pero tal parece que esa violencia ya se ha normalizado, porque muchas personas periodistas consideran que son los gajes del oficio, pero en una democracia la violencia contra la prensa constituye acciones delictivas que tienen consecuencias penales.
Los nombres: Periodista: José Guadalupe Chan Dzib. Asesinado en Felipe Carrillo Puerto el 29 de junio de 2018. Periodista: Rubén Pat Cauich, asesinado el 24 de julio 2018 en Playa del Carmen. Periodista: Javier Rodríguez Valladares, asesinado en Cancún el 29 de agosto de 2018. Activista: Dimas Calderón Flores, asesinado en Chetumal el 27 de octubre de 2018 ACTIVISTA Y DEFENSOR DE DERECHOS HUMANOS Periodista: Francisco Romero Ñaca Ñaca asesinado en Playa del Carmen el 16 de mayo de 2019.
DE LA SUBSISTENCIA DE LOS HUERFANOS Y LAS VIUDAS NADIE DICE NADA. El 9 de noviembre de 2021 fueron heridos de bala en Cancún Roberto Becerril, Cecilia Solís. Los periodistas Selene Huidrobo y Santiago Rodas, golpeado en la cobertura de una manifestación feminista en el palacio municipal de Cancún. http://cgc.qroo.gob.mx/en-quintana-roo-se-llevan-a-cabo-medidas-para-la-proteccion-de-defensores-de-derechos-humanos-y-periodistas/ EL INFORME OFICIAL: En Quintana Roo se llevan a cabo medidas para la protección de defensores de derechos humanos y periodistas. Informó que existen 46 expedientes: 39 de periodistas y 7 de defensores de derechos humanos que derivado de su labor han recibido algún tipo de agresión o se encuentran en algún estado de riesgo, por lo que han sido beneficiados por parte del mecanismo de protección. http://cgc.qroo.gob.mx/en-quintana-roo-se-llevan-a-cabo-medidas-para-la-proteccion-de-defensores-de-derechos-humanos-y-periodistas/ Desplazados, hoy se encuentran por lo menos 2 verdaderos periodistas. Agraviados, son decenas los que han presentado su solicitud al mecanismo Beneficiaron del Mecanismo Federal, 27 compañeros periodistas.
Se les extrañará por siempre, compañeros Rubén Vizcaíno, Alberto Aguilar Noble y Marcos Murillo, y se honrará siempre su llamado a la unidad del gremio y al festejo anual de “Periodistas a periodistas”.

Deja un comentario