Clic Para Compartir

Soledad Jarquín Edgar y su viaje a Europa en busca de justicia por feminicidio de su hija María del Sol en Oaxaca

En la sección Mujeres por el 21 junio 2022 a las 3:15 pm

Necesariamente Incómoda

**La violencia contra mujeres en Oaxaca y en otros estados de México es invisibilizada por la impunidad, tráfico de influencia y negligencia gubernamental.

Graciela Machuca Martínez

Soledad Jarquín Edgar luchó durante cuatro años en Oaxaca y en la Ciudad de México para que las instituciones de procuración y administración de Justicia le hicieran justicia a su hija María del Sol Cruz Jarquín, víctima de feminicidio el 2 de junio de 2018 en la ciudad de Juchitán de Zaragoza, ubicada en la región del Istmo de Tehuantepec, pero al ver impunidad, complicidad, negligencia y falta de interés para investigar y aplicar la ley ha iniciado una nueva etapa en su lucha, ir a tocar puertas a organismos internacionales de los que México forma parte y está obligado a cumplir los tratados internacionales en materia de derechos humanos como lo establece a partir del 10 de junio de 2011 el Artículo Primero de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Como madre, periodista y activista de los derechos de las mujeres, Soledad se entrevistó con el gobernador del estado de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojoza, con los fiscales Rubén Vasconcelos Méndez, Arturo Peimbert Calvo, con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, con la entonces secretaria de Gobernación, la ministra y senadora Olga Sánchez Cordero, con integrantes del Senado de la República, de la Cámara de Diputados Federal, con personas legisladoras de Oaxaca, además de cumplir en tiempo y forma los requerimientos del proceso judicial que se lleva en Oaxaca, pero solo escuchó promesas y más promesas y al final vinieron las amenazas de muerte, mientras la justicia para María del Sol se aleja.

Con el apoyo de la organización civil Consorcio Oaxaca y otras mexicanas y de países europeos inicio un nuevo camino en busca de que la comunidad internacional conozca su caso y se tiendas las redes necesarias para que el Estado mexicano actúe en consecuencia e investigue con enfoque de derechos humanos y perspectiva de género, porque solo de esta manera, el feminicidio de María del Sol no quedará impune.

Soledad Jarquín Edgar lleva en su corazón solidaridad, empatía y sororidad de mieles de mujeres familiares de víctimas de feminicidios que todos los días actúan para exigir justicia en un país donde la palabra justicia solo es utilizada por la clase política para conseguir votos y gastarse el presupuesto de los tres niveles de gobierno.

Consorcio Oaxaca difundió este lunes que Jarquín Edgar denunció que a cuatro años del feminicidio de su hija María del Sol Cruz Jarquín “persiste la impunidad”.

En su intervención en el 50º periodo de sesiones del Consejo de Derechos Humanos, en el Debate Interactivo con la Relatora Especial de la ONU sobre Violencia contra las Mujeres, sus causas y consecuencias, Reem Alsalem, y el Presidente del Consejo de Derechos Humanos, Federico Villegas Beltrán, Jarquín Edgar señaló que el feminicidio de su hija, ocurrido el 2 de junio de 2018, refleja las diversas violencias que enfrentan las mujeres en su país, en particular en contextos indígenas como Juchitán, municipio en Oaxaca, México, donde Sol Cruz fue asesinada, de acuerdo a un comunicado de la organización.

En ese sentido contextualizó y apuntó que, en el municipio de Juchitán, se han registrado 26 agresiones contra mujeres y 11 feminicidios en lo que va del 2022.

En la sala del Consejo de Derechos de Derechos Humanos donde se presentó el Informe sobre Violencia contra Mujeres y Niñas Indígenas de la Relatora Alsalem, se dieron más de setenta intervenciones de representantes de países miembros y organismos observadores, entre ellos ONU Mujeres, Organización de Estados Americanos, Unión Europea, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), entre otras.

Participó también México, cuya embajadora ante la ONU, Francisca Méndez, afirmó que el Gobierno Mexicano es consciente de la situación de discriminación y violencia que enfrentan las mujeres y niñas indígenas, sin embargo, se retiró sin escuchar la intervención de Jarquín Edgar.

Soledad Jarquín apuntó que tal como lo ha constatado la Relatora Especial en su informe, los casos de violencia de género, particularmente en contextos indígenas, enfrentan importantes obstáculos para acceder a la justicia debido a la discriminación, los prejuicios y la revictimización.

Hizo hincapié al apuntar, que como lo señala la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), el feminicidio y el no acceso a la justicia deben ser considerados como una forma de tortura contra las víctimas.

“Abordar la violencia feminicida como una forma de tortura, resulta fundamental a fin de que los Estados tipifiquen e investiguen la violencia contra las mujeres en el ámbito nacional, proporcionen reparación a las víctimas y tomen medidas preventivas, abordando las causas profundas de la violencia de género”, recalcó.

CONTINUAN FEMINICIDIOS EN OAXACA ANTE INDOLENCIA DE AUTORIDADES

Este lunes 20 de junio de 2022 se dio a conocer que en Oaxaca, cuatro mujeres, entre ellas dos niñas. fueron asesinadas a balazos en la región Costa.

Con estas muertes violentas suman 19 los asesinatos de mujeres en la zona, colocándola como la segunda región con más feminicidios en Oaxaca, después del Istmo de Tehuantepec.

Una madre y su hija fueron ejecutadas en las primeras horas de este lunes en Rancho El Gallo, en las inmediaciones de la Laguna de Manialtepec.

La policía reportó que durante la madrugada de este lunes el agresor E. S. M de 50 años llegó a su casa en estado de ebriedad y accionó un arma de fuego sobre su esposa de 43 años y su hija de 11 años.

Ambos asesinatos se sumaron a los cometidos el sábado pasado, en la carretera de San Juan Cacahuatepec, también en la región de la Costa, cuando una familia fue atacada a balazos mientras viajaba en su vehículo.

Esta agresión se registró a las 10 de la noche del sábado y tres de las víctimas eran familiares, mientras que el cuarto trabajaba con ellos como chófer.

Se trata de Dámaso M., de 55 años de edad; su esposa Gudelia S.,, también de 55 años, y su nieta, Briana M., de aproximadamente 11 años de edad., quienes eran originarios de la agencia de Chicapilla, en San Juan Bautista Cacahuatepec. Mientras que el empleado fue identificado como Gabriel Q., de 35 años de edad.

LA IMPUNIDAD SIGUE DEJANDO HUELA POR LA VIOLENCIA CONTRA MUJERES SIN QUE SE ATIENDA A LAS VICTIMAS

También este lunes 20 de junio, para reclamar la inacción y posible tráfico de influencias en la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora, Erika Sosa se manifestó frente a las instalaciones de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Hermosillo Sonora.

Explicó que la razón es que interpuso una denuncia a nombre de su pequeña hija por abuso sexual, misma que está paralizada, incluso en este momento no cuenta con un Ministerio Público a cargo.

Acompañada de su abogada y otras activistas exhibió demandas alusivas, mientras se manifestaba después de presentar una queja en la CEDH.

Deja un comentario